Holanda

De EcuRed
(Redirigido desde Países Bajos)
Holanda
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: Países Bajos
Nederland'

Bandera

Escudo

Mapa o ubicación de Holanda
Gobierno
Forma de gobierno:Monarquía constitucional
Capital:Ámsterdam
Idioma oficial:Holandés
Rey
Primer ministro
Guillermo Alejandro de los Países Bajos
Mark Rutte
Características Generales
Superficie:41.526 km²
Población16.785.088 (2008) hab
hab/km²
Moneda:Euro
Gentilicio:Neerlandés, neerlandesa, holandés/a
Miembro de: Unión Europea, ONU

Países Bajos (en neerlandés: Nederland). Es un país europeo que de conjunto con las Antillas Neerlandesas y Aruba, forma parte del Reino de los Países Bajos.

Como su nombre indica, el territorio del país está formado por tierras bajas de las que, aproximadamente, una tercera parte está situada al nivel del mar o por debajo de éste.[1]. Con frecuencia es conocido por Metonimia con el nombre de su región histórica más influyente o relevante, Holanda, situada en la parte occidental del país. Su idioma también es conocido tradicionalmente, por extensión, como holandés, aun cuando su nombre oficial es neerlandés.

Contenido

Holanda

El topónimo Holanda se utiliza en referencia a una región histórica de los Países Bajos, que desde 1840 está dividida en dos provincias, Holanda Septentrional y Holanda Meridional.

Holland puede venir de Holt-land, una región (probablemente) cerca de Leiden. En neerlandés antiguo Holt-land quiere decir aproximadamente 'tierra de madera' o 'tierra arbolada'. Otra acepción, con más base, se refiere al hecho de que Hol en neerlandés significa 'Bajo, hoyo, hondura', dando cuenta de la condición de la provincia, por lo tanto Hol-Land, significaría en español: 'tierra honda' o simplemente 'tierra baja'.

En el pasado, Holanda fue miembro principal de las Provincias Unidas (1581-1795). Debido a su importancia histórica en la región, el término Holanda se ha venido usando equivocadamente como el nombre del país, siendo Países Bajos la denominación oficial. Sin embargo, durante el reinado de Lodewijk I (Luis Bonaparte) entre 1806 y 1810, el estado llevó el nombre de Reino de Holanda.

Historia

Prehistoria

Uno de los dólmenes de Drente
Uno de los dólmenes de Drente
Los Países Bajos han sido habitados desde la última Glaciación; los vestigios más antiguos hallados tienen una antigüedad de 100.000 años, cuando el país poseía un clima de tundra con muy escasa vegetación. Sus primeros pobladores fueron cazadores-recolectores.[2] Al finalizar la Edad de hielo, el área fue habitada por varios grupos paleolíticos. Uno de ellos fabricaba incluso canoas (Pesse, hacia 6500 a.n.e.) y después de eso, alrededor de 8000 a.n.e., una tribu mesolítica residió cerca de Bergumermeer (Frisia).

La Agricultura llegó hacia el año 5000 a.n.e., a través de la Cultura de Alfarería linear (probablemente proveniente de las granjas de Europa central), pero sólo fue practicada en las llanuras del extremo sur del país (Limburgo del Sur).

Los primeros restos notables de la Prehistoria fueron los dólmenes, que han sido encontrados en la provincia de Drente, y fueron probablemente construidos por gente de la cultura granjera de Funnelbeaker entre 4100 y 3200 a.n.e.[3]

La Edad del Bronce probablemente comenzó alrededor del 2000 a.n.e., como en la tumba de "El herrero de Wageningen". Después de este descubrimiento, más objetos de la edad de bronce aparecieron, como en Epe, en Drouwen y sobre todo en Drenthe que debido a la cantidad de objetos encontrados como cuentas de estaño en un collar nos indican que era centro de comercio de la época. La riqueza de los Países Bajos en la Edad de hierro puede ser vista en la "Tumba del rey en Oss" (sobre el 500 a.n.e.), allí un verdadero rey fue enterrado con algunos objetos como una espada de hierro con un grabado de oro y coral en el mayor túmulo funerario de Europa Occidental, que tenía 52 m de ancho.

En la época de la llegada de los romanos, los Países Bajos se hallaban habitados por varias tribus germánicas, quienes se habían asentado aquí alrededor del 600 a.n.e., como los tubanti, los canninefates o los frisios.[2] Tribus celtas se asentaron en el sur, entre ellas los eburones, menapios y texuandri. Diversos germanos se asentaron en el delta del Rin al comienzo de la ocupación romana, y formaron la tribu de los batavos.[4]

Época romana

En el siglo I a.n.e., los romanos conquistaron la parte sur del país, donde crearon la provincia romana de Germania Inferior.[2] Los romanos fueron los primeros en construir ciudades en el país, como Utrecht, Nimega y Maastricht.[5] La parte norte, que estaba fuera del Imperio romano y que era el lugar donde los frisios vivían, fue fuertemente influenciada por su poderoso vecino del sur.[2]

La relación con los habitantes del país fue buena en general; muchos batavios sirvieron en la caballería romana. La cultura batavia fue influenciada por la romana, resultando, entre otras cosas, en templos de tipo romano como el de Elst, dedicado a los dioses locales. Sin embargo, esto no impidió la rebelión de los batavos en el año 69, bajo el liderazgo del líder batavio Julio Civilis, un oficial de las tropas auxiliares.

Después de Roma

Los recién llegados se unieron a los habitantes originales para crear tres pueblos: los frisios a lo largo de la costa, los sajones en el este y los francos en el sur.[2] Los francos se convirtieron al Cristianismo después de que su rey Clodoveo I lo hiciera en el año 496 y así el cristianismo fue introducido en el norte gracias a la conquista de Frisia por los francos.

Los Países Bajos pertenecían al imperio franco de Carlomagno, cuyo núcleo se encontraba en lo que hoy es Bélgica y el norte de Francia, y que se extendía además por el resto de Francia, Alemania, norte de Italia y otros territorios de Europa occidental. En 843, con el Tratado de Verdún, el Imperio quedó dividido en tres partes: Francia Occidental, Francia Oriental y Lotaringia. Posteriormente, este imperio central se dividió; la mayor parte de los territorios de habla neerlandesa se integraron en Alemania y Francia intentó incorporar a Flandes sin exito.

Entre los años 800 y 1000, los Países Bajos padecieron los saqueos de los Vikingos, sus ataques eran muy violentos, como en la destrucción de la ciudad de Dorestad. Pero la supremacía vikinga terminó en 920, cuando el rey Enrique I de Alemania liberó Utrecht. Los reyes y emperadores alemanes dominaron los Países Bajos durante los siglos X y XI. Alemania recibió la denominación de Sacro Imperio Romano[6] tras la coronación de Otón I el Grande como emperador.

Borgoña

En 1433 buena parte del territorio de los Países Bajos y Bélgica fue unificada por el duque Felipe III de Borgoña. Antes de la unión borgoñona, los neerlandeses se identificaban con su ciudad, su condado o ducado local o como súbditos del Sacro Imperio Romano. Fue durante esta etapa borgoñona cuando comenzó a surgir entre los neerlandeses una conciencia de nación. Los principales nobles de Holanda invitaron al duque a conquistar este país, a pesar de que él no tenía ninguna pretensión histórica sobre Holanda. Ámsterdam creció y en el Siglo XV se convirtió en el principal puerto comercial europeo para el grano procedente de la región báltica.

Países Bajos de los Habsburgo

Por herencia y conquista el país llegó a estar bajo posesión de la dinastía de los Habsburgo bajo Carlos V en el Siglo XVI, quien los unificó en un solo estado.21 El este de Holanda sólo fue ocupado unas décadas antes de la lucha de los holandeses por su independencia. Sin embargo, en 1548, ocho años antes de su abdicación del trono, el Emperador Carlos V garantizó el estatus de las Diecisiete Provincias de Holanda como una entidad separada tanto del Imperio como de Francia. Esta Pragmática Sanción de 1549 no fue de independencia plena, pero permitió una autonomía significativa.

Losgo, los de Felipe II de España de reforzar la persecución religiosa de los protestantes y sus esfuerzos por centralizar el gobierno, la justicia y los impuestos le hicieron impopular y le condujeron a una revuelta. Los holandeses lucharon por su independencia de España, lo que originó la Guerra de los Ochenta Años (1568-1648). Siete provincias rebeldes se unieron en la Unión de Utrecht en 1579 y formaron la República de los Siete Países Bajos Unidos.

República Neerlandesa (1581-1795)

Guillermo I de Orange, el fundador de la familia real holandesa, lideró a los holandeses durante la primera parte de la guerra. Los primeros años fueron un éxito para las tropas españolas. Sin embargo, los asedios siguientes en Holanda fueron contrarrestados. El rey de España perdió el control de los Países Bajos después de que soldados de las tropas de Felipe II amotinados saqueasen Amberes y matasen a un número considerable de sus habitantes.

Si bien finalmente la mayor parte del territorio en los Países Bajos se sustraería al dominio de la rama española de los Habsburgo, no sucedió lo mismo en Flandes, teniendo como resultado la separación histórica entre los Países Bajos y Flandes). Muchos flamencos huyeron a Holanda, entre ellos, la mitad de la población de Amberes, 3/4 de Brujas y Gante y toda la población de Nieuwpoort, Dunkerque y el campo.

La guerra continuó ininterrumpidamente durante 60 años más, pero el enfrentamiento principal había terminado. La Paz de Westfalia, firmada el 30 de enero de 1648, confirmó la independencia de las Provincias Unidas de España y Alemania.

Los barcos holandeses cazaban ballenas en la costa de Svalbard, comerciaban con especias en la India e Indonesia y fundaron colonias en Nueva Ámsterdam (hoy Nueva York), Sudáfrica y las Indias Orientales Neerlandesas. El mayor asentamiento neerlandés en el extranjero fue la Colonia del Cabo. Se estableció por Jan van Riebeeck, en nombre de la Compañía Holandesa de las Indias Orientales, en Ciudad del Cabo en 1652. El Príncipe de Orange adquirió el control de la Colonia del Cabo en 1788.

Reino de los Países Bajos

El territorio de los Países Bajos fue incorporado al Primer Imperio francés bajo el mando de Napoleón I desde 1810 hasta 1814. Después se formó un Reino de los Países Bajos que incluía a las actuales Bélgica y Luxemburgo. El Congreso de Viena ocasionó dos importantes cambios: el control colonial sobre Indonesia fue perdido y el norte y sur de los Países Bajos se unificaron.

Las tensiones entre el norte y el sur entre otras causas por la diferencia religiosa, provocaron que en 1830 los belgas se declararan independientes y aunque el rey Guillermo I envío un año más tarde las tropas, la movilización de las tropas francesas en favor de la causa belga, lo hizo desistir de cualquier enfrentamiento. Sólo ocho años más tarde, en 1839, se reconoció oficialmente la independencia de Bélgica.

La ascensión de la reina Guillermina al trono en 1890 significó la separación de estos y Luxemburgo, debido a que el título de Gran Duque no puede ser heredado por una mujer.[7] Durante el Siglo XIX el país tardó en industrializarse en comparación con Alemania o Francia.

Guerras mundiales

La ciudad de Rotterdam tras un bombardeo nazi
La ciudad de Rotterdam tras un bombardeo nazi

A pesar de que los Países Bajos movilizaron sus tropas en agosto de 1914, permanecieron neutrales durante la Primera Guerra Mundial.[8] La invasión alemana de Bélgica aquel mismo año condujo a muchos refugiados belgas (en torno a un millón) a buscar cobijo en el país. Dado que los neerlandeses se encontraban rodeados por países en guerra y el Mar del Norte no era seguro para la navegación civil, los alimentos escasearon y se hizo necesario recurrir al racionamiento. Con el final del conflicto en 1918, la situación regresó a la normalidad.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial en 1939, declararon su neutralidad una vez más. No obstante, el 10 de mayo de 1940 los alemanes lanzaron un ataque contra los Países Bajos y Bélgica y conquistaron la mayor parte del país en poco tiempo. Las mal equipadas tropas neerlandesas pudieron hacer muy poco; el 14 de mayo ya sólo quedaban unas pocas bolsas de resistencia. Sin embargo, aquel día la Luftwaffe (fuerza aérea alemana) bombardeó Róterdam, la segunda ciudad más importante del país, matando a 800 personas y destruyendo buena parte de la ciudad, lo que dejó sin hogar a 78.000 personas.

Tras este bombardeo y las amenazas alemanas de realizar uno similar en Utrecht, los Países Bajos capitularon el 15 de mayo (excepto la provincia de Zelanda). La familia real y algunas tropas huyeron al Reino Unido. Algunos miembros de la familia real vivieron en Ottawa (Canadá) hasta la liberación aliada.

Historia reciente

Después de la guerra, la economía neerlandesa prosperó y el país fue miembro fundador de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA) en 1951 la cual desembocó finalmente en 1957 en la fundación de la Comunidad Económica Europea.

En 1953 el país sufrió una de las catástrofes naturales más grandes de su historia. En la noche del 2 de febrero se rompieron múltiples diques en el sur-oeste del país inundando grandes zonas de la provincia de Zelanda, causando la muerte a cerca de 1.800 personas y perdidas millonarias.[9] A partir de entonces, se inició el Plan Delta que proyectó la construcción de grandes diques y obras civiles para la retención de los embates de las aguas del Mar del Norte. Pero las obras que deberían proteger la provincia de Zelanda no se terminaron hasta casi el final del Siglo XX.

Forma de gobierno y política

Los Países Bajos forman una monarquía constitucional y sus políticas liberales han llamado la atención mundial particularmente en el área de Consumo de drogas, Prostitución y Eutanasia.[10] Según la legislación, solo basta que el enfermo mencione dos o tres veces que tiene deseos de morirse, para que se considere legal iniciarle los trámites y practicarle la eutanasia.

Dentro de su conformación política, la Reina desempeña el poder ejecutivo y ratifica la libre elección del Primer Ministro por el pueblo. El poder legislativo está representado por lo que hasta hoy día se denominan Estados Generales (Parlamento), las cuales consisten en dos cámaras de representación legislativa, equivalentes por tanto a las Cortes Generales en España. El poder judicial es representado por las Asambleas Provisionales, las cuales también son elegidas por sufragio directo.

La sede del gobierno se encuentra en La Haya.

Geografía

Mapa de los Países Bajos.
Mapa de los Países Bajos.
El nombre del país, Nederlanden («Tierras bajas»), se debe a que una parte del norte y oeste del territorio del país se encuentra por debajo del nivel del mar. Al sureste del país se extienden los llamados Países altos superiores, que se elevan un poco por encima del nivel del mar.

Un complejo sistema de drenaje de agua, cuya construcción se inició en la época medieval, ha permitido incrementar la superficie del país en más de un 20%. Sin un drenaje constante la mitad de los Países Bajos sería inundado por el mar y por los numerosos ríos que cruzan su territorio, como es el caso del Rin que desemboca en Róterdam, lo que ha hecho de esta ciudad el puerto de mayor tráfico de Europa. Junto con el Rin hay otros dos ríos más que dividen al país en dos partes, estos son el río Mosa y el Waal. El punto más alto del país se encuentra en Vaalserberg, en la provincia de Limburgo y tiene una altitud de 321 metros sobre el nivel del mar.

Plan Delta

El más largo de los trece diques del Plan Delta.
El más largo de los trece diques del Plan Delta.
Durante la inundación del mar del Norte de 1953, la brecha en un dique causó la muerte a 1.835 personas, forzando la evacuación de otras 70.000, además de ser destruidas 4.500 edificaciones. Para evitar que una catástrofe así se repitiera, un ambicioso proyecto fue puesto en marcha, el Plan Delta que unió las desembocaduras del Rin y el Mosa.

La obra más destacada del complejo es la Oosterscheldekering que está considerada una de la Siete maravillas del mundo moderno según la Sociedad americana de ingenieros civiles.

Además, los Países Bajos son uno de los países que más sufren el cambio climático. No sólo son un problema las inundaciones producidas por el mar, ya que un desbordamiento de los ríos también podría ser muy peligroso.

Economía

Los Países Bajos son una de las mayores y más desarrolladas economías del mundo. En el año 2005 su PIB (producto interior bruto) creció un 1,5%. El 79% de la fuerza laboral trabaja en el sector servicios, un 17% trabaja en la industria, y tan sólo el 2% de la fuerza laboral trabaja en el sector de agricultura. En el año 2005 la tasa de desempleo se situó en el 6,6%, a la vez que la pobreza alcanzó al 0,5% de la población.

La economía destaca por su alto grado de competitividad, situándose en el octavo puesto de la tabla mundial. El comercio representa más del 80% de su PIB y si se suman sus importaciones y exportaciones, a pesar de que su población tiene un peso relativo del 0,22% en la población mundial, su comercio equivale al 4% del total. En 2006, el puerto de Róterdam era el séptimo contenedor más grande en términos de TEU. En el norte, cerca de Slochteren, está situado uno de los campos de gas natural más grandes del mundo. Hasta ahora la explotación de este campo dio un ingreso total de 159 mil millones de euros desde mediados de los años 1970.

Demografía

El idioma oficial es el neerlandés y la esperanza de vida es de 79,1 años. El 99% de la población está alfabetizada y presentan una de las densidades de población más altas del mundo, con 399.494 hab/km2.[11] De 1950 a 2000, la población se incrementó de 10 a 15.9 millones de habitantes, pero la población decreció en comparación con los anteriores 50 años. La estimación del crecimiento actual es del 0.412%, con un promedio de hijos por mujer de 1,66.

Educación

En Holanda 3,5 millones de estudiantes van a clases cada día a más de 8.700 escuelas. La educación se imparte en su mayoría en holandés; pero hay varios colegios que imparten clases en inglés.

Una de las cualidades más importantes de la educación en los Países Bajos es la libertad. Esto significa que los colegios pueden decidir qué cursos impartir y cómo hacerlo. Por supesto, el gobierno marca algunas pautas, tales como el número de horas que los niños deben estar en clase por año, las metas a alcanzar en los exámenes, etc.

Educación obligatoria

La educación es obligatoria en Holanda. Los niños deben asistir al colegio a tiempo completo desde los 5 hasta los 17 años, o al menos hasta el final del curso del año en el que cumplan 16. Luego de este período, se les exige que vayan a clase al menos una vez por semana hasta el final del curso en el que cumplan 17 años.

La educación en los Países Bajos es regulada por el Ministerio de Educación, Cultura y Ciencia (Ministerie van Onderwijs, Cultuur en Wetenschap). El ministerio tiene un sitio web en el que puedes encontrar información en inglés sobre el sistema educativo

Estudios universitarios

Las universidades holandesas tienen la reputación de estar al frente en lo que respecta a desarrollo e introducción de métodos educativos. La educación holandesa funciona de modo eficiente y con orientación internacional.

Cultura

Rembrandt, el más grande representante de las artes plásticas de los Países Bajos
Rembrandt, el más grande representante de las artes plásticas de los Países Bajos

Durante el periodo gótico y renacentista los Países bajos comenzaron a experimentar un desarrollo artístico notable, sobre todo en pintura. En el plano intelectual, Erasmo de Rotterdam, nacido en los Países Bajos tuvo gran influencia en la vida cultural de su país y de Europa durante el siglo XVI.

Posteriormente y en su honor se otorga desde 1958 el Premio Erasmus en el campo de las humanidades, ciencias sociales y las artes.

En el Siglo XVII, durante el periodo que se conoce como la «Edad de Oro neerlandesa», la influencia cultural del país tuvo su cúspide. Entre las figuras neerlandesas más notorias de esa época estaban Christiaan Huygens y Baruch Spinoza. Además, había extranjeros que vivían en el país gracias a su ambiente de tolerancia, como el francés René Descartes o el inglés John Locke. El país es conocido popularmente por sus molinos de viento, zapatos de madera, tulipanes, bicicletas y tolerancia social.

Pintura

La pintura barroca holandesa es burguesa, dominando los temas de paisaje, retratos y vida cotidiana, con la figura de Rembrandt como su mejor exponente. En esta «Edad de Oro neerlandesa» del siglo XVII también destacaron Johannes Vermeer, Frans Hals y anteriormente Hieronymus Bosch. En siglos más recientes, el país ha producido pintores notables como Vincent van Gogh o Piet Mondrian.

Referencias

Fuentes

  • Wilson, Charles (1968). Los países Bajos y la cultura europea en el siglo XVII, Guadarrama edición (en español).
  • Kossmann, E. H. (1987). The Low Countries: History of the Northern and Southern Netherlands (en inglés).
  • (1994) Guía de viajes. Holanda (Países Bajos) (en español). Plaza & Janés.
  • Israel, Jonathan (1995). The Dutch Republic: Its Rise, Greatness, and Fall 1477-1806 (en inglés).
  • (1998) History of the Low Countries (en inglés). J. C. H. Blom and E. Lamberts, eds..
  • Echevarria, Miguel Angel (1998). Flandes y la monarquia hispánica, 1500-1713 (en español). Silex. ISBN 978-84-77-37068-0.
  • Queipo de Llano, Gonzalo; Alcala-Zamora, Jose (2001). España, Flandes y el mar del Norte (1618-1939) (en español). Centro de estudios constitucionales. ISBN 978-84-25-91144-6.
  • Herrero Sánchez, Manuel; Crespo Solana, Ana (2002). España y las 17 provincias de los Países Bajos: una revisión historiográfica (XVI-XVIII) (en español). Universidad de Córdoba. ISBN 84-7801-661-9.
  • Arblaster, Paul (2006). A History of the Low Countries (en inglés). Palgrave Essential Histories Series New York: Palgrave Macmillan. ISBN 1-4039-4828-3.
  • Gray, Jeremy (2008). Ámsterdam (en español). Lonely Planet. ISBN 978-84-08-07727-5.
  • Justlanded