Siria

De EcuRed
Siria
Información   sobre la plantilla
Nombre oficial: República Árabe Siria

Bandera

Escudo

Mapa o ubicación de Siria
Gobierno
Forma de gobierno:República presidencialista
Capital:
 • Población:
Damasco
2,228,000 hab.
Idioma oficial:Árabe(idioma oficial), kurdo, armenio, arameo, circasiano; francés
Presidente
Primer Ministro
Bashar al-Assad
Wael Nader al Halqi
Características Generales
Superficie:185,180 km²
Población23,695,000 hab (2010) hab
hab/km²
Moneda:Libra siria(SYP)
Gentilicio:Sirio, -a
Horario:UTC+2 verano UTC+3
Miembro de: ONU, NOAL, G-77

Siria. Oficialmente "República Árabe Siria". País del Oriente Medio que limita al sur con Israel y Jordania, al oeste con el Líbano y el Mediterráneo, al norte con Turquía y al este con Irak. Su capital es Damasco. La mayor parte de la población profesa el islam, siendo el sunnismo el grupo musulmán mayoritario.

Siria se estableció como estado moderno después de la Primera Guerra Mundial bajo dominio francés, obteniendo la independencia en abril de 1946, tras la cual se sucedieron varios golpes militares hasta 1971. En ese año llega a la presidencia Hafez al-Assad, militante del Partido Baaz. A la muerte de este en el año 2000 asume la presidencia su hijo Bashar al-Assad.

A partir del 15 de marzo de 2011 todo el país se vio involucrado en una ola de protestas por una parte de la población que exigía una reforma política, reformas que fueron aprobadas por el presidente Bashar Al Assad. A pesar de todo las protestas - con el apoyo de algunos países árabes cercanos a EE.UU- continuaron generando una ola de violencia que provocó la muerte de centenares de civiles y militares.

Contenido

El nombre

El nombre Siria proviene de varios nombres en griego antiguo, que los griegos aplicaban indistintamente a los asirios. Aunque existen varias teorías, el descubrimiento de la inscripción Çineköy en el año 2000 parece apoyar la teoría de que el plazo de Siria se deriva de Asiria.

Historia

Antigüedad

Excavaciones hechas en la ciudad de Ebla, al norte de Siria, han permitido demostrar que la civilización en Siria es una de las más antiguas sobre la Tierra. Aproximadamente 10 000 años a.n.e la región vio como la ganadería y la agricultura aparecía por primera vez en el mundo, seguidos por la cerámica y las herramientas de obsidiana que evidenciaban el comienzo de las relaciones comerciales. Ciudades como Haoukar y Emar jugaron un papel importante durante el Neolítico tardío y la Edad del Bronce.

Excavaciones en Ebla
Excavaciones en Ebla

Las excavaciones en Ebla por parte de los arqueólogos italianos dirigidos por el profesor Paolo Matthiae descubrieron un gran imperio que se extendía desde el Mar Rojo hasta el norte de Anatolia y el este de Iraq.[1] La ciudad parece haber sido fundada en el 3000 a.n.e y el imperio se extendió poco a poco a través del comercio con las ciudades de Sumer y Akkad, así como con otros pueblos al noroeste. El hallazgo de regalos hechos por los faraones confirmaron las relaciones de Ebla con Egipto.

La civilización Ebla fue probablemente conquistada por Sargón de Acad alrededor del año 2260 a.n.e.; la ciudad fue restaurada como la nación de los amoritas unos siglos después y floreció a principios del segundo milenio a.n.e hasta que fue conquistada por los hititas.

Invasiones

Siria fue sucesivamente ocupada en el siglo II a.n.e por los cananeos, fenicios y arameos, hasta que finalmente los persas dominaron la región. Entre las realizaciones de los cananeos se cuenta la invención del alfabeto con el primer sistema de escritura lineal o «proto-alfabeto» cananeo, que data del 1 600 a.n.e y fue hallado en Ugarit, en la costa mediterránea de la actual Siria, en 1928, y cuenta con 30 signos. También construyeron embarcaciones adecuadas para mar abierto, fabricaron cerámicas y tejidos, ampliaron y sistematizaron los conocimientos geográficos y realizaron la primera circunnavegación de Africa.

Posteriormente Alejandro Magno tomó el control que pasó más tarde a los griegos, romanos y bizantinos. Durante la dominación romana la ciudad de Antioquia era la tercera ciudad más grande del imperio después de Roma y Alejandría.

Cerca del año 640 Siria fue conquistada por el ejército dirigido por Khalid Ibn al-Walid, formando parte del Imperio Islámico. En la segunda mitad del siglo VII la dinastía de los Omeyas, entonces gobernantes del imperio, colocó la capital en Damasco., dividiendo el país en cuatro distritos: Damasco, Homs, Palestina y Jordania. El país luego fue conquistado por Egipto e incluso partes de las costas sirias estuvieron bajo el poder de los señores francos durante las cruzadas del sigo XII.

Destruida por los mongoles, Siria fue parte del Imperio Otomano desde el siglo XVI hasta el siglo XX, encontrándose apartada de los asuntos mundiales. Durante ese período la economía se vio estancada mientras el país era extremadamente pobre y veía como su población disminuía en casi un 30%.

Con el fin de la Primera Guerra Mundial y la derrota del Imperio Otomano como un aliado de Alemania, los planes de la potencias de la Triple Entente se pusieron en marcha para disolver el territorio otomano. El secreto Acuerdo Sykes-Picot de 1916, que establecía la división del Oriente Medio entre Francia y Gran Bretaña permitió a la primera ocupar los territorios de la actual Siria y su zona costera que se convertiría en el Líbano.[2] Los descubrimientos iniciales de petróleo en la región de Mosul justo antes del final de la guerra condujo a una nueva negociación en 1918 y Francia debió ceder parte del territorio ocupado a la "Zona B", o zona de influencia británica.

Ocupación francesa

En 1920 y durante unos pocos meses, Faisal I de Hachemita, quien más tarde se convertiría en rey de Iraq, dominó algunas regiones de Siria. Este dominio se extinguió muy pronto, tras la Batalla de Maysalun entre las fuerzas árabes sirias y las tropas regulares francesas. Las tropas francesas ocuparon Siria y más tarde en la Conferencia de San Remo, se ratificaron y legalizaron los repartos territoriales previamente acordados entre Francia y el Reino Unido en el anterior Tratado de Versalles firmado en 1919. De esta forma Siria y el Líbano quedaban bajo mandato francés, a la vez que eran separados uno del otro.[3]

En 1925 el Sultán al-Atrash encabezó una revuelta que abarcó a Siria y partes del Líbano. El 23 de agosto de 1925 el sultán declaró oficialmente la revolución contra Francia, en lo que es considerado la rebelión más importante contra el mandato francés, ya que abarcó el conjunto de Siria y fue testigo de feroces batallas entre tropas rebeldes y el francesas. Pronto comenzaron los enfrentamientos en Damasco, Homs y Hama. Al-Atrash ganó varias batallas contra los franceses en el comienzo de la revolución, sobre todo la batalla de Al-Kabir el 21 de julio de 1925, la batalla de Al-Mazra'a el 2 de agosto de 1925, y las batallas de Salkhad, y Almsifarh Suwayda.

Como respuesta Francia envió a miles de soldados con armas modernas a luchar contra los mal armados sublevados, lo que alteró dramáticamente los resultados y permitió a los franceses recuperar muchas ciudades, aunque la resistencia se prolongó hasta la primavera de 1927. En 1928 se organizan elecciones en las que obtiene la mayoría en la Asamblea Nacional, el Bloque Nacional, conformado por nacionalistas arabes-sirios.[4] En ese mismo año se elabora una Constitución de carácter nacionalista, inspirada en la Constitución iraquí de 1925, que establecía una república parlamentaria con dualidad de órganos ejecutivos. El alto Comisariado francés vetó algunos artículos, por considerar que se cuestionaba el papel de Francia como metrópoli, y en 1930 la República francesa presenta una Constitución para el Estado sirio similar a la presentada por los nacionalistas en 1928, que estaría vigente hasta el final del mandato francés. En 1936 el gobierno francés encabezado por el Frente Popular, decide negociar con los nacionalistas sirios y en septiembre de ese año se firma un tratado que fija un plazo de tres años para el fin del control francés y una alianza de 25 años entre ambas naciones.[4]

En 1936 se celebran elecciones y el antiguo primer ministro bajo el reinado del rey Faisal, Hashim al-Atassi, resulta electo como primer presidente bajo la nueva constitución. A pesar de esto, el tratado firmado en ese año nunca llegó a entrar en vigor, ya que la parte francesa no lo ratificó y Siria estuvo bajo el control de la Francia de Vichy hasta que los británicos y franceses libres ocuparon el país en la campaña de Siria y el Líbano, en julio de 1941.[4]

Siria proclamó su independencia en 1941, pero no fue hasta el 1 de enero de 1944 que fue reconocida como una república independiente. La continua presión de los grupos nacionalistas de Siria y la presión británica, obligó a los franceses a evacuar a sus tropas en abril de 1946, dejando al país en manos de un gobierno republicano que se habían formado durante la ocupación.

Golpes de estado y conflictos internacionales

En un período de apenas diez años (1946-1956) Siria tuvo 20 gabinetes diferentes y cuatro constituciones redactadas por separado. En 1948 el país se involucró en la guerra árabe-israelí, uniéndose a otros estados árabes que intentaban impedir la ocupación de una parte de Palestina por Israel.[5] El ejército sufrió una humillante derrota, uno de los principales factores del golpe de Estado dado por el coronel Hosni al-Zaim, el primero de una serie de tres, durante el mismo año. Unos meses después del primer golpe de estado, al-Zaim es derrocado por el general Sami Hinnawi, quien a su vez es depuesto el 19 de diciembre de 1949 por el coronel Adib Shicakli. El nuevo gobierno prohibe el multipartidismo y disuelve la Asamblea.

Entre 1958 y 1961 Siria y Egipto firman una alianza política, anunciada el 1 de febrero de 1958 por el presidente sirio Shukri al-Quwatli y el egipcio Gamal Abdel Nasser, fucionando los dos estados y creando la República Árabe Unida.[6] El 28 de septiembre de 1961 se lleva a cabo un golpe militar dirigido por Abd al-Karim al-Nahlawi y el nuevo gobierno disuelve la unión con Egipto y restaura la República Árabe Siria. Luego de un año y medio de inestabilidad un grupo de funcionarios civiles y militares asumen el poder mediante un nuevo golpe de estado, el 8 de marzo de 1963.[4] El golpe fue dirigido por miembros del Partido Baaz y al frente del mismo estaban Michel Aflaq y Salah al-Din al-Bitar.

En abril de 1964 se promulga una Constitución provisional que establecía una República soberana, democrática, popular y socialista. El 23 de febrero de 1966 un grupo de oficiales del ejército encarcelan al presidente Hafiz, disolviendo el gabinete y derogando la Constitución provisional, dejando el poder en manos de la facción radical, que gobernaría hasta 1970. [[Archivo:Mapa de Guerra de los Seis Días.jpg|thumb|200px|Resultado de la Guerra de los Seis Días En abril de 1967 las tensiones entre Israel y Siria estallaron, teniendo como consecuencia una importante batalla aérea en la que seis aviones sirios fueron derribados.[5] A finales de 1948 se había creado una zona desmilitarizada entre Siria e Israel, así como el establecimiento de una comisión mixta de armisticio entre ambas naciones. En 1967 el gobierno israelí se valió de una serie de provocaciones para finalmente lanzar una invasión, la llamada Guerra de los Seis Días, contra todos sus países vecinos. El resultado de este conflicto fue la ilegal ocupación de, Cisjordania, Jerusalén Este, la Península del Sinaí y los Altos del Golán, esta última región, perteneciente a Siria.

Durante una entrevista en 1976 el general sionista Moshe Dayan reconoció que todos los enfrentamientos habían sido provocados por Israel.[7]

En noviembre de 1970, Hafez al-Assad se alzó con el poder mediante el Movimiento Correctivo, creando una infraestructura de organización de su gobierno para consolidar el control.

Gobierno de Hafez al-Assad

[[Archivo:Hafez_al_Assad.jpg|thumb|Hafez al-Assad]] En 1971 el Partido Baaz de al-Assad obtiene 87 asientos en el llamado Consejo del Pueblo y en marzo de ese año se confirma a al-Assad como presidente, a través de un referéndum nacional. Dos años más tarde entra en vigor una nueva constitución en la que se declara oficialmente a Siria como un estado socialista secular reconociendo al Islam como religión mayoritaria.

En abril de 1973, los gobiernos de Siria y Egipto, de común acuerdo, deciden atacar Israel, teniendo como motivo principal, que este último no había acatado la resolución 242 en la que se conminaba al Estado de Israel al regreso a las fronteras anteriores de la Guerra de los Seis Días.[8] Se eligió como inicio de la ofensiva el día del Yom Kippur, fiesta judía celebrada el 6 de octubre.[3]

Al final del primer día de combates, las tropas sirias habían alcanzado uno de sus objetivos fundamentales, el monte Hermon, mientras la mayoría de los blindados israelíes se retiraban.

El 8 de octubre unidades blindadas israelíes iniciaron una contraofensiva para detener el avance sobre Galilea en el frente norte y penetraron finalmente en territorio sirio, más allá de las fronteras de 1967, manteniendo el control de los Altos del Golán.

A principios de 1976 Siria, a petición del gobierno libanes, envía a sus fuerzas armadas a ese país, en primera instancia para defender a los cristianos maronitas. El ejercito sirio se mantuvo en el país durante los siguientes 15 años intentando expulsar a las tropas israelíes que ocupaban el sur de ese país. No es hasta el 26 de abril de 2005 que la mayor parte de las fuerzas sirias se retiran del Líbano.[3]

En 1982, miembros de la religión sunní, se levantaron en armas contra el gobierno de Hafez al-Assad en la ciudad de Hama. Los sunníes, que representaban el 68% de la población, en no pocas veces habían recurrido a acciones terroristas con el fin de desestabilizar al gobierno. La rebelión se llevó a cabo por grupos islámicos, entre ellos los Hermanos Musulmanes y la ciudad fue escenario de violentos enfrentamientos.

La rebelión fue violentamente reprimida con un enorme número de bajas civiles.[3]

Durante la Guerra del Golfo en 1990, Siria apoyó al gobierno de Estados Unidos en su campaña contra Saddam Hussein.

Gobierno de Bashar al-Assad

El presidente sirio, Bashar Al-Assad, actual líder de Ba'ath o Baaz
El presidente sirio, Bashar Al-Assad, actual líder de Ba'ath o Baaz

Al fallecer el presidente Hafez al-Assad en junio de 2000, el Parlamento sirio modificó la Constitución reduciendo la edad mínima obligatoria para ser presidente de 40, a 34 años. Bashar al-Assad, hijo del fallecido mandatario, fue ascendido a General del Estado Mayor y Jefe Supremo de las Fuerzas Armadas. Como su hermano Basil al-Assad, futuro heredero de la presidencia del país había fallecido en un accidente automovilístico, Bashar al-Assad fue nombrado candidato único por el Partido Árabe Socialista Baaz para la Presidencia de la República y elegido mediante referéndum el 10 de julio de 2000 por un período de siete años.

Poco después de tomar posición el nuevo presidente sirio, la aviación israelí atacó en abril de 2001 un puesto de radar sirio en Líbano con el resultado de tres soldados muertos, como continuidad de la intensión del gobierno de Israel de ocupar totalmente el Líbano.

En los meses inmediatamente posteriores al 11-S la inteligencia siria facilitó a Estados Unidos información valiosa sobre un plan de Al Qaeda de atentar contra un buque de la Quinta Flota fondeada en Bahrein. A pesar de la esta cooperación, en 2002 el subsecretario de Estado John Bolton, incluyó a Siria en una lista en la que Cuba formaba parte injustamente, ambos como países susceptibles de acompañar a Libia, Irán, Iraq y Corea del Norte en lo que el gobierno estadounidense denominaba el “Eje del Mal”. Esta lista de supuestos patrocinadores del terrorismo, cuyo nombre fuera creado por George W. Bush, tenía como propósito crear un ambiente favorable ante la comunidad internacional, para la posterior invasión a algunos de estos países.

En el caso de Siria, según los gobiernos de Estados Unidos e Israel, este país fabricaba armas químicas y apoyaba a grupos terroristas.[9]

Luego de la invasión a Iraq por parte de los Estados Unidos en 2003, el gobierno de este último continuó acusando a Siria y amenazando con “represalias” por según ellos, continuar apoyando a organizaciones terroristas como Hezbolah y permitir la entrada en Iraq de combatientes dispuestos a combatir a los invasores extranjeros.

Siria es un Estado terrorista, alberga terroristas y por ello está en la lista de naciones terroristas del Departamento de Estado".[10]
Ari Fleischer, vocero de la Casa Blanca

Siria negó las acusaciones y la vocera de la cancillería, Buthaina Shaaban, indicó:

"Le decimos a él (Bush) que Siria no tiene armas químicas y que las únicas armas químicas, biológicas y nucleares que hay en la región son de Israel, que está amenazando a sus vecinos y ocupando sus territorios.[10]

Como respuesta, Israel bombardeó el 5 de octubre de 2003 un campamento de refugiados en Ein Es Saheb, a unos 24 km al noroeste de Damasco, pretextando que el lugar era una base de la Jihad Islámica.

El gobierno sirio solicitó entonces una reunión urgente el Consejo de Seguridad de la ONU para aprobar una resolución de condena a lo que había sido una "violación del derecho internacional" y una "agresión militar flagrante”. La resolución no fue aprobada, ya que los Estados Unidos, tradicional aliado de Israel y uno de los miembros permanentes con poder al veto, la rechazó alegando que su aliado tenía todo el "derecho a defenderse".

Desde el estallido de la segunda Intifada, en septiembre de 2000 el gobierno israelí declaró públicamente la puesta en práctica de una política de asesinatos selectivos a líderes palestinos. En septiembre de 2004, a modo de nueva provocación, Izz el Din Sheij Jalil, uno de los líderes fundadores de Hamas fue asesinado en un atentado con bomba en el barrio de Al Zahaar, en las afueras de Damasco.[11] Tras el atentado el gobierno sionista confirmó a la prensa local que la operación había sido organizada por Israel.

En 2001 el gobierno sirio había retirado a unos 6 000 soldados del Líbano, entregando el control al ejército libanés. El 14 de febrero de 2005 el exprimer ministro libanés Rafiq Hariri fue asesinado en Beirut en un atentado dinamitero que costó la vida a otras 22 personas. Los gobiernos de Estados Unidos y Francia acusaron inmediatamente a Siria como responsable de la masacre y en el Líbano se desató una protesta antisiria exigiendo la salida del resto de las tropas que Siria mantenía a pedido del gobierno en territorio libanés.

El gobierno estadounidense presionó para adoptar sanciones en el Consejo de Seguridad de la ONU llegándose a hablar incluso de un posible ataque al Líbano, contra las tropas sirias. El 24 de febrero el gobierno sirio anunciaba la retirada escalonada de unos 14 000 efectivos y el 26 de abril de 2005 las tropas sirias abandonan por completo el territorio libanés.

El 26 de febrero de 2012 el 89,4 por ciento de los sirios aprobó la nueva Constitución, piedra angular para legitimar las reformas integrales que impulsa el gobierno del presidente Bashar al-Assad.[12]

Revueltas

En 2008 el príncipe saudí Bandar Bin Sultan, conocido por sus estrechos vínculos con la CIA y el Mossad israelí, diseñó un plan respaldado por 2 mil millones de dólares para derrocar al gobierno de Bashar al-Assad. El plan estaba destinado a establecer cinco tipos de redes:

  • Red de jóvenes graduados de universidades a quienes se les suministraría pequeñas sumas de dinero, vehículos alquilados, teléfonos móviles y una conexión a Internet.
  • Red compuesta por delincuentes y criminales, sobre todo, no sirios, quienes recibirían entrenamiento para promover actos de violencia y vandalismo.
  • Red de jóvenes menores de 22 años a quienes se movilizaría a través de una campaña destinada a exacerbar sentimientos hostiles hacia el Presidente sirio presentándole como una amenaza a sus sectas y a su existencia.
  • Red de banqueros y comerciantes sirios estará vinculada con algunas Embajadas europeas con el pretexto de mantener relaciones comerciales con dichos países.
Manifestación de apoyo al gobierno
Manifestación de apoyo al gobierno

El portal WikiLeaks reveló un cable del Departamento de Estado de Estados Unidos que indicaba que Washington financió en secreto a grupos de la oposición en Siria, así como a una emisora opositora al Gobierno del presidente sirio, Bashar Al-Assad.

En la provincia siria de Daraa, un grupo de mercenarios pagados por Israel, Qatar y Arabia Saudita asesinaron a varios habitantes de la región y se atrincheraron en una mezquita donde las autoridades les hicieron frente. Otros mercenarios se fueron infiltrando en las manifestaciones que tuvieron lugar Daraa y Homz en demanda de una reforma política y la derogación de la ley de emergencia, vigente desde 1963.

Posteriormente se produjeron manifestaciones en algunas ciudades sirias ante el llamado de predicadores sauditas y egipcios a través de Al-Jazzera solicitando la instauración de un régimen islámico.[13] Varios manifestantes de la corriente sectaria del sunnismo exigían la dimisión del presidente al-Assad, por pertenecer a la minoría alauita, por lo que el repudio era por causas religiosas y no políticas. El presidente prohibió a las fuerzas de seguridad, a la policía y el ejército, el uso de armas de fuego en cualquier circunstancia en la que existiese la más mínima posibilidad de herir a civiles.[13]

El 8 de julio de 2011 los embajadores de Estados Unidos y Francia en Siria, entraron en la ciudad de Hama para apoyar las manifestaciones antigubernamentales. Como respuesta una multitud enardecida entró a la Embajada de Estados Unidos rompiendo ventanas y colocando una bandera siria en la fachada del edificio. Lo propio sucedió en la Embajada de Francia que sufrió dos ataques.

Siria convocó a los embajadores de esos países acusándolos de una "injerencia clara en los asuntos internos sirios y una confirmación de la existencia de un apoyo extranjero que quiere desestabilizar la seguridad y la estabilidad del país en un momento en el que comienza el diálogo nacional destinado a construir el futuro de Siria".

Desde el 31 de julio la ciudad había sido prácticamente tomada por grupos de extremistas armados acompañados de turbas violentas. Los disturbios duraron hasta el 8 de agosto y provocaron saqueos, destrozos materiales y crímenes como el descuartizamiento de los cuerpos de 17 policías muertos. Posteriormente continuaron ocurriendo esporádicos ataques nocturnos contra patrullas policiales y puestos militares de control.

Luego de las supuestas violaciones continuadas a los derechos humanos en Siria, la Liga Árabe pidió el envío de una fuerza de interposición de la ONU a ese país. [14] Siria rechazó la propuesta alegando que es una violación de su soberanía que proporciona a las potencias occidentales la oportunidad de buscar una respuesta militar al tema, lo que va en franca contradicción con el doble veto ruso y chino el 4 de febrero de 2012.

Coincidiendo con la retirada de mercenarios que servían como instructores al llamado Ejército “Sirio” Libre, a la cabeza de este último fue visto el libio Abdelhakim Belhaj número 2 de Al Qaeda, lo que coincide con las declaraciones del egipcio Ayman al-Zawahari, número 1 de Al-Qaeda desde la muerte oficial de Osama bin Laden.[14] El periódico “Arab Times”, publicado en Kuwait, publicó el 13 de febrero de 2012 un titular en primera plana afirmando que la Liga Árabe y Al-Qaeda quieren ayuda para los rebeldes.[14]

Luego de que los medios occidentales a favor de la guerra publicaran el 4 de febrero de 2012, que los bombardeos en Homs habían provocado más de 200 muertos entre la población civil y violaciones constantes a los derechos humanos, la Asamblea General de la ONU aprobó el 17 de febrero un borrador de resolución sobre Siria propuesto por Egipto que responsabiliza sólo al Gobierno sirio por la crisis en ese país y sus consecuencias.[15]

En realidad los 160 observadores de los 22 países miembros de la Liga Árabe comprobaron la diferencia existente entre la versión de los hechos que defienden los occidentales y la realidad en el lugar de los hechos. [16] Al desestimar la Liga el informe de sus propios observadores, ll Ministro argelino de Estado y Secretario General del Frente de Liberación Nacional (FLN), Abedelaziz Belkhadem, criticó la actitud asumida por esta organización y estimó que la misma debe ser profundamente revisada.[17]

El 4 de febrero Rusia y China vetaron en el Consejo de Seguridad de la ONU, una nueva resolución sobre el conflicto que solo condenaba al gobierno sirio y no mencionaba la violencia terrorista. Anteriormente ya otra resolución había sido vetada por ambos países.

Rusia y China, en su condición de miembros con derecho al veto, vetaron dicha resolución, por considerarla desbalanceada. La subsiguiente reacción occidental fue catalogada por Sergey Lavrov, canciller ruso, como "histérica", mientras Hillary Clinton anunciaba que EE.UU. buscaría la forma de obrar fuera de la ONU, lo cual deja demostrado que EE.UU. solo busca derrocar a Al Assad.

Incluso el ex secretario de Estado de Estados Unidos Henry Kissinger, ha reconocido el respaldo de la mayoría del pueblo sirio a su presidente, Bashar Al Assad, calificándolo como impresionante.

A pesar el apoyo mayoritario de la población al gobierno, el Pentágono elaboró planes para una intervención militar en Siria, que sería coordinada con Turquía, los Estados del Golfo y las potencias de la OTAN.[18]

El 24 de febrero se nombró al ex secretario general de la ONU Kofi Annan como enviado especial de Naciones Unidas y la Liga Árabe para Siria, en un intento por buscar una solución pacífica al conflicto.[19] Annan trató de lograr un compromiso de paz entre los contendientes, pero ante la imposibilidad de lograrlo renunció a su misión en agosto de 2012[20].

El 26 de febrero de 2012 el 89,4 por ciento de los sirios aprobó la nueva Constitución, piedra angular para legitimar las reformas integrales que impulsa el gobierno del presidente Bashar al-Assad.[21]

Durante la noche del 11 de marzo individuos armados allanaron viviendas de familias pobres alauitas, en la barriada Karm al-Zaytoun en la ciudad de Homs y las mataron a mansalva.[22] El Centro Consultivo Sirio de Estudios sobre Derechos Humanos denunció que los crímenes fueron perpetrados como parte de un sangriento plan dirigido por servicios de inteligencia extranjeros y bajo la cobertura y guía de medios externos.

El 5 de junio del 2012 el Ministerio de Relaciones Exteriores de Siria y en base al principio de reciprocidad, “personas non gratas” a embajadores y funcionarios de varias embajadas europeas, de Turquía y Estados Unidos. Se trató de una respuesta del gobierno sirio a la expulsión de los diplomáticos sirios por parte de los gobiernos de estos países[23]

El 19 de julio Rusia y China ejercieron por tercera vez su poder de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU para frenar una resolución sobre Siria. El representante permanente ruso ante la ONU Vitali Churkin, declaró:

La votación que se celebró no tenía que haberse realizado. Los impulsores de esta resolución tenían que darse cuenta de que Rusia no la aprobaría. Los miembros occidentales podrían hacer por lo menos algo para el arreglo de la cuestión siria en vez de incitar a los grupos terroristas.[24]

EE.UU. reaccionó con dureza al veto de Rusia y China al proyecto de resolución del Consejo de Seguridad que incluía amenazas de sanciones a Siria si Damasco no detiene el uso de armamento pesado. Luego de que la embajadora de EE.UU. ante la ONU, Susan Rice, argumentara que el Consejo de Seguridad había fracazado en su búsqueda de una solución al conflicto sirio, el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Patrick Ventrell, declaró que los Estados Unidos pueden actuar al margen de la ONU:

"(Rusia y China) han bloqueado tres veces la resolución. Queríamos que cambiaran su postura pero no lo han hecho. Si hubiera posibilidad de nuevas perspectivas seguiríamos trabajando en la ONU. Pero tenemos una estrategia más amplia y no dejaremos de hacer lo que hacemos solo porque no haya resolución".[25]

Ante la renuncia de Kofi Annan y la imposibilidad de poner de acuerdo las partes contendientes el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas decidió el 16 de agosto poner fin a su Misión de Observación en Siria[26].

A lo largo del año 2013 el conflicto se ha recrudecido, y para junio, las potencias occidentales y las petromonarquías del mundo árabe como Catar y Arabia Saudita, han manifestado abiertamente que darán armas a los rebeldes, algo que secretamente se venía haciendo. En el terreno, el Ejército Árabe Sirio, con la colaboración del Hizbollah lbanés, ha logrado la toma de Qusair, estratégica localidad en la frontera con el Líbano, que corta una vía de suministros importantes a las fuerzas opositoras. Tras esa victoria, el EAS ha comenzado la operación "Tormenta del Norte", destinada a liberar la ciudad de Alepo. Hizbollah explicó este apoyo por el histórico soporte que ha constituido para su lucha contra Israel el apoyo del estado sirio y el peligro de que los grupos extremistas takfiries incrementaran su violencia en el Líbano, donde a medida que se ha recrudecido el conflicto en Siria, han aflorado las tensiones entre los opositores a Bashar el Assad y quiénes lo apoyan, llegando a enfrentamientos armados en la ciudad de Trípoli.

Es significativo que según la propia OTAN, en junio del 2013, Bashar el Assad tiene un respaldo popular de un 70 %, y cita como causa que la mayoría del pueblo sirio, ve con temor una victoria del extremismo islámico, que es la rama que predomina dentro de los denominados rebeldes. [27]

Ante tal situación, las pérdidas rebeldes en el terreno, los países que sustentan a los grupos terroristas han intentado justificar sus acciones más recientes bajo el argumento de que el Ejército Sirio, ha utilizado armas químicas, algo que no ha podido ser probado. [28]

El canciller ruso, Sergey Lavrov, manifestó que eso recordaba las mentiras dichas por Colin Powell en el 2003, antes de la invasión a Iraq.

Son habituales las noticias de los desmanes de las fuerzas opositoras, integradas fundamentalmente por el Frente Al - Nusra, que declaron públicamente su adhesión a Al-Qaeda. Coches bombas, suicidas, matanzas, son las acciones habituales de Al Nusra, quién reclama la autoría de los hechos. [29] Las fuerzas opositoras están integradas,además, por cantidades significativas de mercenarios provenientes de otros países árabes e incluso de Europa.

También es significativa la guerra mediática que se ejerce contra el gobierno de Damasco y sus aliados por parte de la gran prensa capitalista internacional.

La firme postura de Rusia y China, especialmente de la primera, convocando a celebrar una conferencia internacional sobre Siria, donde participen las partes beligerantes, sin pre-condiciones, ha incidido en que EE.UU. y Gran Bretaña no hayan podido materializar hasta el momento sus planes de derrocar a Bashar el Assad. Sin embargo, EE.UU. en junio del 2013 ha enviado baterías de Patriots, aviones F-16 y cerca de 1000 soldados a Jordania, con el pretexto de maniobras militares.

El conflicto también ha causado serios daños al inmenso patrimonio arqueológico sirio. [30].

Hasta el momento, se calcula en más de 90 000 muertos los resultados del conflicto. La economía siria, entretanto, afronta graves problemas por las sanciones de la Unión Europea, y Estados Unidos, aunque ha recibido apoyo financiero y materia de su estrecho aliado Irán, a lo que se suma los daños a la infraestructura provocados por la guerra y el saqueo de los grupos armados, quiénes solo en la ciudad de Alepo, desmontaron según denuncia más de 1000 fábricas y las trasladaron a Turquía.

El conflicto amenaza con regionalizarse, antes las tensiones sectarias.

Geografía

En el país se distinguen, de oeste a este, tres regiones: en el oeste se encuentra una llanura litoral, separada del interior por el Yabal Ansariyya, una doble cordillera en cuyo interior se abren diversos valles; el centro del país está formado por una accidentada meseta con varios picos volcánicos que está recorrida de noreste a suroeste por una cordillera en la que se distinguen diversas formaciones: Yabal Abd al-Aziz, Yabal Visir, Yabal Buwayda, Yabal Saar, Yabal al Sarqi y Yabal Garbi; la región del este está constituida por el valle del Éufrates, aquí se encuentra el principal río, (del mismo nombre del valle) que surca el país, que penetra por el norte y toma dirección sureste; también es importante su afluente Jabur y el Orontes en el oeste. En el extremo noreste la frontera con Turquía la forma el curso del Tigris. En la parte oeste del país el clima es mediterráneo, pero conforme se avanza hacia el este se vuelve más seco y caluroso. De sur a norte, en el tercio oeste del país, fluye el río Orontes.

La población se concentra en los territorios situados en el oeste; la tasa de crecimiento vegetativo es muy alta. En cuanto a la economía, el país está en vías de desarrollo, aunque desde 1973, y debido a problemas políticos que le han hecho destinar parte de su presupuesto a gastos militares, la inflación ha frenado ese progreso.


Ecología

Los biomas presentes en Siria son, de noroeste a sureste, el bosque mediterráneo, la pradera y el desierto. El bosque mediterráneo está representado, según WWF, por dos ecorregiones, en función de la altitud: el bosque del Mediterráneo oriental en las tierras bajas, y el bosque montano de Anatolia meridional en las zonas montañosas; mientras que la pradera y el desierto corresponden respectivamente a las ecorregiones denominadas estepa de Oriente Próximo y desierto arbustivo de Mesopotamia.

Demografía

La población siria es en su mayoría de origen árabe (90,3%), si bien al norte del país conviven las minorías kurda, armenia, asiria y turca, cada una con su propia lengua. Además, miles de palestinos están diseminados por todo el territorio sirio.

La población se concentra en tres zonas geográficas: la franja litoral y sus relieves próximos, a lo largo del curso del río Eufrates y en la frontera norte con Turquía. El 51,8% de los sirios vive en núcleos urbanos. El crecimiento del sector industrial y el éxodo rural han comportado un rápido desarrollo de las ciudades.

La más poblada es la capital Damasco, situada en la vertiente oriental de las montañas del Antilíbano. Le siguen en importancia Alepo, en el noroeste del país; Homs y Harna, a orillas del río Orontes; y Latakia, en la costa mediterránea.

Aunque se ha moderado, la pirámide poblacional siria aun evidencia una estructura joven: el 38,6% de los habitantes es menor de 15 años. Este fenómeno se debe a una fecundidad de 3,32 hijos por mujer, que sitúa el crecimiento anual de la población sobre el 2,4%. Si este comportamiento demográfico persiste, Siria duplicará el número total de sus habitantes en menos de treinta años.

Organización político-administrativa

Siria posee 14 provincias, o gobernaciones muhafazat (en singular: muhafazah), divididas en 60 distritos, manatiq (sing. mintaqah), que a su vez se subdividen en subdistritos, or nawahi (sing. nahia). Los nawahi se componen de villas o ciudades, que son las unidades administrativas más pequeñas: Damasco (en árabe: دمشق), Rif Dimashq ( ریف دمشق), Al Qunaytirah (مُحافظة القنيطرة), Dar'a ( مُحافظة درعا), As Suwayda o Sweida مُحافظة السويداء), Homs (مُحافظة حمص), Tartus (en árabe: مُحافظة طرطوس), Al Ladhiqiyah o Latakia (مُحافظة اللاذقية), Hamah (مُحافظة حماه), *Idlib (مُحافظة ادلب), Halab o Aleppo (مُحافظة حلب), Ar Raqqah (مُحافظة الرقة), Dayr az Zawr (مُحافظة دير الزور), Al-Hasakah (مُحافظة الحسكة, en kurdo: حسكة)

Gobierno y política

Siria es una república desde 1963. En 1973 se aprobó en referéndum la vigente Constitución que define a Siria como República Democrática, Popular y Socialista, basada, entre otros, en los principios de igualdad ante la ley, libertad religiosa y propiedad privada. Cada siete años se elige a un presidente, que debe ser musulmán. Y cada cuatro, una Asamblea del Pueblo y un Consejo de Ministros. Según la Constitución, el presidente tiene poderes para nombrar y destituir a los vicepresidentes, al primer ministro y a los ministros. Es también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, secretario general del Partido Árabe Socialista Baaz y presidente del Frente Nacional Progresista.

Los órganos legislativos son la Asamblea del Pueblo y los Consejos de Administración Local. Los tres poderes del Estado sirio son controlados por el Baaz, que tiene asegurada la participación decisiva en los poderes del Estado gracias a la Constitución del país. Está permitida la participación de otros seis partidos políticos menores que junto al mayoritario Baaz integran el llamado, Frente Nacional Progresista (FNP), esos partidos son los únicos autorizados a expresar las ideas políticas de los ciudadanos sirios.

Igualmente es el Partido Baaz el que domina el mencionado Frente, dichos partidos integran el Parlamento que es controlado directamente por el Presidente de la República, ya que el poder Ejecutivo se reserva la mayoría de las potestades legislativas y de revisión de las actividades del Legislativo.

La Constitución de Siria inviste al Partido Baaz, de las funciones de liderazgo del gobierno del Estado y de la vida de la sociedad siria. El Presidente, que posee grandes facultades para ejecutar el gobierno, es elegido por 7 años para cumplir sus funciones, además de ello es a su vez el Presidente del Partido Baaz y el líder del Frente nacional progresista.

El presidente de Siria además posee las facultades de designar a los ministros, declarar la guerra, proponer las leyes al poder Legislativo, y dirigir las fuerzas armadas. En el referéndum para la elección del Presidente en 2007, fue reelegido con el 97% de los votos Bashar al-Assad Los sirios ratifican a Bashar Al Assad como presidente en un 97%], Terra Actualidad, 29 de mayo de 2007.

Desarrollo económico

La economía de Siria está basada en la extracción de petróleo, por lo tanto, está sujeta a las fluctuaciones del precio internacional de éste; además suele recurrir a Irán como suministrador, debido a que la producción interna es deficitaria. Las principales refinerías se hallan en Homs y Baniyas. También posee reservas de gas natural, sal gema y fosfatos. La agricultura (trigo y algodón) genera el 27% del PIB y la ganadería, principalmente caprina y ovina va dirigida a la exportación de lana. Las industrias textil, alimentaria, metalúrgica y cementera suponen el 22% del PIB. Los derechos del paso de petróleo foráneo por sus oleoductos generan grandes ingresos.

En mayo de 2009 se reporta en el área de los servicios que los precios de bienes raíces comerciales en Damasco van en subida y la infraestructura reporta que el Banco Islámico presta a Siria €100M para ampliar la central eléctrica Deir Ali.

Transporte

Siria posee varios aeropuertos internacionales entre los que se destacan los de Damasco, Aleppo y Latakia. También posee una amplia red de autobuses que conecta todo el país, tanto pueblos como ciudades. Por otra parte, las principales ciudades están conectadas por la red de ferrocarril.

Desarrollo social

Religión

La religión islámica es predominante: los musulmanes obedecen principalmente a la ortodoxia sunnita (74%), aunque también hay drusos, alawitas, chiítas e ismailitas. El cristianismo (10%) en sus diferentes confesiones (ortodoxos, maronitas, católicos de rito armenio, siríacos, etc.) se circunscribe a las provincias periféricas y a algunos barrios urbanos.

Cultura

Las realizaciones artísticas y culturales de Siria antigua son numerosas. Los arqueólogos han descubierto que la cultura siria rivalizó con la de Mesopotamia y la de Egipto, sobre todo alrededor de Ebla. Además, muchos artistas sirios han contribuido en el pensamiento y la cultura helenística romana. Cicerón fue un alumno de Antíoco de Ascalón en Atenas. También los libros de Posidonio influenciaron mucho a Tito Livio y Plutarco.

Los sirios también han contribuido en la literatura y en la música árabe y tienen un gran tradición de poesía oral y escrita. Los intelectuales sirios emigrados a Egipto, jugaron un papel fundamental dentro de la Al-Nahda, o renacimiento cultural y literario de los árabes en el siglo XIV. Los autores sirios más célebres son Adonis, Haidar Haidar, Ghada al-Samman, Nizar Kabbani , Zakariyya Tamer y Saadallah Wannous.

Arte

Dada la influencia de los diferentes pueblos establecidos en territorio sirio más o menos con cierta estabilidad, el arte en esta nación presenta diferentes corrientes, a veces contrapuestas, que le conceden una gran originalidad. Desde el Neolítico aparecen dos tendencias, la primera de carácter autóctono con escultura en madera y el altorrelieve. La segunda está más asociada a civilizaciones vecinas, como la escultura zoomorfa, hierática.

Calle en Damasco vieja Patrimonio Mundial de la Humanidad
Calle en Damasco vieja Patrimonio Mundial de la Humanidad

Son Patrimonio Mundial de la Unesco:

  • 1979- Ciudad vieja de Damasco
  • 1980- Sitio de Palmira
  • 1980- Ciudad vieja de Bosra
  • 1986- Ciudad vieja de Alepo

Uno de los escritores y dramaturgos más importantes en Siria es Saadallah Wannous (1941 - 1997), el cual nació en un pueblo cerca de Lbahr Hsain de Tartous. Fue educado en las escuelas de Latakia. Estudió periodismo en El Cairo (Egipto) y se desempeñó como editor de las páginas culturales de los periódicos Alsafir en el Líbano y Althawra en Siria. Igualmente trabajó como director de la autoridad pública para el teatro y la música en Siria. En los años sesenta viajó a París para estudiar Arte del Teatro. Murió el 15 de mayo de 1997 después de una larga lucha con el cáncer que duró cinco años.

Referencias

Fuente