Saltar a: navegación, buscar

Anexo:Bailarines cubanos

Error al crear miniatura: Parámetros del thumbnail no válidos
Cuba ha tenido excelentes bailarinas y bailarines que integran las más famosas compañías nacionales y de prácticamente todos los países del mundo.

Bailarines cubanos. Relación de nombres de bailarinas y bailarines cubanos de todos los tiempos, los grandes de ayer y de hoy. Aquí están incluidos además, los que sin ser aún grandes, merecen este espacio por haber sido vistos bailar por el gran público en los grandes teatros del país, en espectáculos de variedades, en el cine y la televisión.

El baile en Cuba visto como la danza clásica, folclórica, contemporáneo, popular entre otras constituye para el mundo entero una manifestación artística de referencia internacional. En cualquiera de sus manifestaciones Cuba ha tenido excelentes bailarinas y bailarines que integran las más famosas compañías nacionales y de prácticamente todos los países del mundo.

Probablemente no exista oficio más tortuoso, esclavista y dramático que el del bailarín. Una vida plagada de obsesiones: el peso, los músculos, el entrenamiento, las zapatillas, el escenario. El amor a esa profesión hace que la niñez se arroje a favor de un ideal, de esculpir el cuerpo perfecto y entrenar los sentidos como para desafiar a los dioses, a las leyes de la física y la naturaleza. Tal es la exigencia del ballet, un arte desarrollado en la corte francesa del siglo XVII que no ha dejado de evolucionar con el tiempo.

La carrera de bailarín es una carrera corta. En particular la del clásico: A los cuarenta años es muy probable que haya terminado. Se comienza muy temprano, cuando apenas se ha vivido ocho o nueve años. Marca toda la infancia, la adolescencia, la juventud. Exige una entrega casi absoluta, sacrificios todos los días. Y así y todo, son muchos los niños que se aventuran en ese mundo. Cada año, las escuelas de ballet cubanas reciben a cientos de aspirantes. Tras las rigurosas pruebas de admisión, quedan unas pocas decenas que reúnen las condiciones para seguir estudios. Empezar a estudiar en el nivel elemental no significa un aval para terminar la carrera. Los años en adelante son decisivos: los niños deberá enfrentar un método que propicia siempre el progreso constante. No todos lo resisten, solo quedan los mejores.

Después de que terminan todos los niveles todavía deben competir para ser seleccionados por las compañías profesionales. El Ballet Nacional de Cuba, la principal agrupación del país, es el sueño acariciado, a la cual entran apenas una decena cada año.

En la página irán apareciendo nuevos hipervínculos para elevar el conocimiento y la cultura sobre el tema y sobre la vida de los jóvenes y menos jóvenes bailarines y bailarinas; así podremos conocer cual ha sido la formación y el historial artístico de cada uno de ellos. Aquí nos encontraremos con carreras impresionantes de muchos grandes de ayer, grandes de hoy como la gran Alicia Alonso, símbolo de la danza mundial y de jóvenes y noveles con historias menos ricas pero que son la semilla, la garantía del hoy excepcional potencial danzario cubano reconocido por todo el mundo latinoamericano y de otras latitudes.

Relación de balarines cubanos

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J

K

L

M

N

O

P

R

S

T

V

W

Y

Z

Galería de bailarnes

Fuentes