Saltar a: navegación, buscar

Guaguas en La Habana

(Redirigido desde «Guaguas de La Habana»)
Guaguas de La Habana
Información sobre la plantilla
Plano de rutas de guaguas de La Habana.jpg
Concepto:Historia del surgimiento y desarrollo del transporte de ómnibus en La Habana
Guaguas de La Habana. Las guaguas aparecieron en la Habana a mediados de los años 20 del pasado siglo XX y ya desde antes de la década del 40, existían varias empresas organizadas que se dedicaban al transporte de pasajeros empleando ese medio. En 1952 el transporte urbano en la capital, ya muy consolidado, se lo disputaban dos grandes compañías: La Cooperativa de Omnibus Aliados (COA) y los Autobuses Modernos S.A. (AMSA), hasta que en 1961, luego de ser nacionalizado el transporte en marzo de 1959, todas las rutas con su parque automotor pasaron a formar la empresa estatal Omnibus Urbanos de la Habana. En 1994 surge la empresa Metrobus, operando con remolques hasta 2005 que recibe sus primeros omnibus y en 2007, se reorganiza y consolida pasando a operar un total de 17 rutas, la mayoría de ellas con omnibus articulados. En el 2000 Omnibus Urbanos pasa a ser Omnibus Metroplitanos y queda como un servicio complementario de la empresa Metrobus en 2007.

Historia

El transporte de pasajeros en la Habana comenzó a mediados del siglo XIX período en el que se utilizaron todo tipo de carretones movidos por tracción animal. Por esa época también se emplearon trenes con locomotoras de vapor que enlazaban el centro con los barrios periféricos de la ciudad. Para fines de ese siglo, aparecieron los primeros tranvías tirados por caballos, los que en el inicio del siglo XX dieron paso a los tranvias eléctricos. Fue en 1913 que la compañía canadiense Havana Electric Railway Co. inaugura el servicio de tranvías en La Habana, el cual prestó servicios hasta la década del 50, en que fue desactivado:

"A las 12:08 a.m. del martes 29 de abril de 1952 hacía su entrada para siempre en el Paradero del Príncipe, el tranvía P-2 con el número 388, último que circuló por las barriadas habaneras en su postrer viaje de regreso a su lugar de origen. Había salido a las 11:22 horas de la noche anterior, o sea, el lunes 28 de abril (confronta) para cumplir su itinerario habitual, que a la postre devino en hecho histórico"[1]

Desde bien temprano y hasta su desaparición, los tranvías, convivieron con las llamadas guaguas, que eran omnibus con motor de combustión interna, que se cree, llegaron al país entre 1920 y 1930 y las que por su mayor movilidad terminaron por imponerse a los tranvías.

Precisamente los tranvías dieron paso en 1950 a la compañía Autobuses Modernos S.A. AMSA, la que paulatinamente se encargó de asumir con omnibus, las diferentes rutas del tranvia. Los carros de esta compañía fueron conocidos popularmente como enfermeras, debido a que estaban pintados de color blanco con una pequeña lista azul. Por otro lado, hacia 1933 las diferentes compañías de transporte que desde hacia algunos años empleaban omnibus, inicialmente de madera, fundaron la que posteriormente sería la mas importante empresa de transporte por omnibus del país: La Cooperativa de Omnibus Aliados COA: esta junto a la AMSA y algunas otras pequeñas compañías, regentearon durante toda la década del 50, la transportación de pasajeros en la capital. en marzo de 1959, el recién constituido gobierno Revolucionario, nacionaliza la COA y la AMSA y en 1962, asume al resto de las restantes empresas transportistas para fundar la empresa de omnibus Urbano de la Habana, la que funcionó ininterrumpidamente hasta 1994.

En la década del 90, y por problemas económicos, Omnibus de la Habana se ve muy disminuida en cuanto a parque y recursos, lo que conduce a la búsqueda de nuevas alternativas de transportación masiva más económicas, por lo que en 1994 se crea la empresa estatal Metrobus, diseñada como un metro de superficie y con la misión de transportar el mayor por ciento de pasajeros en la capital. Para ello se le dotó de un parque de rastras cuyos remolques eran similares a las cabinas de los omnibus pero con mayor capacidad. En el 2007, el Metrobus fue reorganizado y ampliado, siendo sustituidas las rastras por modernos omnibus articulados. Omnibus Urbanos, convertida en la empresa Omnibus Metropolitanos queda como un complemento del transporte de la capital a partir del 2007.

Se afirma que la mejor época del transporte en la capital fue en los años finales del 50, cosa que no es totalmente cierta si se tiene en cuenta que la mayoría de las líneas de autobuses de la OMSA no eran ni limpios, ni puntuales, cuestión aplicable también a algunas rutas de la COA y a casi todas las restantes pequeñas compañías de omnibus de LA Habana . Después de 1960, a pesar de las continuas crisis en el sector, causadas fundamentalmente por efectos del bloqueo, hubo períodos con buen servicio, sobretodo en los años en que se adquieron omnibus nuevos, lo que permitía reforzar el servicio existente, como sucedió a mediados de las décadas del 60, del 80 y en el 2007.

La numeración

Desde sus inicios cada compañía de transporte utilizó su propio sistema de identificación para las diferentes líneas que operaban. Las rutas pertenecientes a la COA utilizaban los números del 1 al 81, aunque no todas eran urbanas, ni operaban en la Capital. Las rutas urbanas iban del 1 al 30, después saltaba al 32, 43, 57, 58, 71, 78 y 79. Las rutas 31, 50 , 62 y 76, aunque pertenecían a la capital, eran consideradas interurbanas. También operaban hasta la Habana, aunque como rutas intermunicipales la 33, 36, 38, 39, 44, 48, 49, 51, 70 y 75 y como interprovinciales la 34, 35 y 80. Los autobuses de la AMSA, primero y de la OMSA, después, en su identificación incluían una letra según el paradero desde donde iniciaban su recorrido, además de un dígito que casi siempre indicaba el destino. Por ejemplo el C-1 indicaba, la C de Cerro y el 1 Avenida del Puerto. Unas 30 rutas conformaban este sistema. Las restantes pequeñas empresas, no sobrepasaban la decena, tenían diferentes tipos de identificación. Por ejemplo la verde de Marianao, contaba de la ruta 1 y la 2.

En 1961, la recién creada empresa de Omnibus Urbanos de la Habana, agrupó a todas las rutas de las compañías de omnibus existente y adoptó como sistema de identificación único el numérico de la COA, por lo que las rutas que pertenecían a esta compañía mantuvieron su número original, asignándose los números vacantes al resto de las líneas que se incorporaron. De esta forma la denominación de autobuses se dejó de utilizar en lo adelante.

A la Empresa de Omnibus Urbanos le tocó desde sus inicios emprender un largo proceso de reorganización que se tradujo en la creación de nuevas rutas, supresión de otras y modificación de algunos recorridos. Como consecuencia de esto en 1990 llegaron a existir 162 rutas de omnibus en activo; en 1992 la cantidad bajó a 114 y en 2008 el total fue de 102.

A partir de 1963, aun sin cubrir los primeros 100 números, se empiezan a asignar números altos a las rutas de nueva creación. De las primeras fue la ruta 100 (actual P10), inicialmente 123, que unió a Playa, el Hospital Nacional y la Víbora, utilizando la recién concluida calle 100 que conectaba a Marianao con la doblevía de Boyeros. Poco después aparecen las rutas 101, 102, 103 y 104, con recorridos circulares por la perifería de la Habana Vieja, con lo cual se eliminó la entrada de las rutas que tradicionalmente lo hacían por esa barriada. Fue un intento por agilizar el transporte en la parte más antigua de la ciudad, utilizando solo las calles Zulueta y Egido y la Avenida del Puerto, pero que en la práctica provocaba una incomodidad al pasajero que debía transbordar de ruta para entrar o salir a esa parte de la ciudad. Este sistema no duró ni un año y el servicio anterior fue restablecido, aunque solo para algunas rutas, como la 1, 15, 16, 18,19, 27, 57 y 82 . Las circulación por las avenidas periféricas se mantuvo, aunque se permitió la entrada de algunas guaguas por las calles Tte rey y Acosta y la salida por la calle Luz, pero por poco tiempo. Estas últimas vías de acceso fueron definitivamente eliminadas para los omnibus en 1967.

También en 1963, circularon las primeras rutas expresos en la Capital, la 132 y la 133, las cuales tenían paradas limitadas, lo que reducía casi en un 40% el tiempo del viaje. La 133 Lisa-Estación de Trenes, partía del paradero de la Lisa, ave 51, calle 124, ave.35, calle 114, ave 31, ave 41, calle 28, calle 23, Zapata, Carlos III, Reina, Cienfuegos y Terminal. Los ómnibus eran rusos marca Zil, de 35 asientos y con cabina independiente para el chofer. Esta ruta desapareció casi enseguida. En cambio, la ruta 132 Playa- Estación Trenes, convivió durante casi 30 años con su similar la ruta 32, con la cual compartió carros y paradero desde su creación. En 1988, surge la 232, San Agustín- Playa -Rampa, expreso, que en 1992 absorvió los recorridos de la 32 y la 132 al desaparecer éstas y que finalmente , muy limitada en su recorrido (San Agustín-Miramar) y con solo uno o dos carros, desapareció también en el 2007.

En 1966 la nueva ruta 114, Fontanar-Cerro, afrontó parte del recorrido de la ruta 60, la que desde 1962, con paradero en el Cerro, había extendido su recorrido desde Habana del Este hasta el Wajay. Por esa fecha sale por primera vez la ruta 141, línea interurbana desde el Parque de la Fraternidad, donde tenía el paradero, hasta San José de Las Lajas, siendo reubicada poco después también en el paradero del Cerro, desde donde iniciaba su recorrido. De ese paradero salió también en 1971, la ruta 185, expreso que unía el parque Manila con Güira de Melena a través de la avenida 51 y la autopista a San Antonio. La 200, Lisa - Víbora, fue otro servicio expreso que por esos años, atravesando calle 100, Ave. de Boyeros y calle Camagüey, unía en solo 25 minutos esas dos barriadas, lo que significaba un ahorro de casi la mitad del tiempo antes empleado.

A estas rutas con números altos se unieron nuevas rutas creadas a mediados de la década del 80, donde se realizó una reorganización de los números de acuerdo con la distancia a recorrer y los municipios que atravesaban. Los expresos quedaron con los números 200, los interurbanos con el 400, y para las interprovinciles quedaron los 500 y 600. Así surgieron la 265, en el camino Cerro - Cojímar; la 295 entre Guanabacoa y Vedado; la 400 y 462, para la antigua Estrella de Guanabo; la 464 para Campo Florido, y la 635 Artemisa- Lido, Güines (ahora 433), Jaruco, con la 470 y una que no duró mucho, la 285, entre el Cerro (Parque de Manila) y San Antonio de los Baños, siguiendo la Autopista, frente a lo que es hoy la Universidad de las Ciencias Informáticas.

Equipamiento

En la historia de los buses de La Habana se destacan algunas marcas de vehículos, que hicieron tanta historia como las rutas propiamente dichas. De ellas, las más conocidas fueron las General Motors, fabricadas en EEUU, siempre con las guaguas y los Leyland, procedentes de Inglaterra, con los autobuses. De éstas últimas circularon 3 modelos en el país: Las Leyland Tiger, que fueron las que sustituyeron a los tranvias; posteriormente, en 1959, llegó el modelo Leyland Olimpic y entre los años 1964 y 1965 unas 1350 unidades del modelo Olympic EL44.5. Dicen los especialistas que fueron estos los vehículos mejor adaptados a las duras condiciones del trópico. La Leyland Motors fue finalmente adquirida por capitales norteamericanos y debido al bloqueo se vio obligada a cerrar sus relaciones con Cuba.

Las General Motors, que eran los vehículos de la COA, tuvieron también no menos de 3 modelos, que entraron al país en distintas fechas. Las más antiguas datan de mucho antes de 1950 y estaban pintadas de color rojo, las puertas eran fijas, el motor estaba ubicado al frente, a la derecha del chofer y los cambios eran mecánicos. Luego vino una versión similar, pero con las puertas mecánicas y ya iban del color amarillo y verde que identificaba a esta empresa. Este modelo se empleó en 12 de las 40 rutas que prestaron servicios durante toda la década del 50 y hasta 1962 aproximadamente, en que muchos de esos carros fueron transferidos a rutas cortas del interior del país, en donde funcionaron hasta pasados los años 80. A mediados del 50, entró una versión más moderna de GM, con cambios automáticos, 36 asientos, puerta delantera frente al chofer y la trasera casi al medio de la carrocería, motor ubicado al fondo e incluso, amortiguadores con suspensión telescópica, una joya tecnológica para la época. Un modelo de mayor tamaño y capacidad -40 asientos y un amplio pasillo entre las dos puertas que facilitaba el movimiento del pasaje dentro del carro, llegó al país a fines del 58, los cuales fueron adquiridos por las rutas 10, 43 y 50. Estos ómnibus en sus últimas dos versiones, a pesar de que no recibían piezas de repuestos desde el año 1960, prestaron servicios en la capital hasta bien entrada la década del 70, en mas de una docena de rutas de las terminales Guanabo, Diezmero, Cotorro y Palatino.

A partir de 1961, se trajeron del campo socialista varios marcas de omnibus los cuales no daban resultados por su inadaptabilidad al clima y por el alto consumo de combustible; de las primeras fueron las pequeñas guaguas Paz 672 y las ZIL Liaz 158, ambas rusas, las Ikarus modelo 620, húngaras, casi siempre pintadas de verde y blanco y las Skodas modelo RTO Karoosa, checas, que fueron las que mas duraron gracias a las adaptaciones hechas por los mecánicos cubanos.

Leyland Olympic fabricado en 1959, reconstruido. Ruta 699 (Lido-Bauta) en el 2012.

También se compraron en 1967, 120 omnibus Pegasos españolas, que fueron asignadas a las rutas 43, 61 y a otras 9 rutas urbanas e intermunicipales que operaban desde la terminal Santiago de las Vegas. En 1971, con las Hinos japonesas, muy confortables, llegaron también un poco después los chasis que dieron paso a los ensamblajes cubanos para ómnibus grandes, naciendo las Girón XI. En el 80, volvieron a entrar Ikarus, la serie 300, más resistentes que las primeras y más modernas, con cambios automáticos y carrocerías articuladas, que permitían transportar mayor cantidad de pasajeros y de las cuales se adquirieron más chasis para ensamblar en el país las Girón XIII, XIV, XV y XVI, que fueron las que alcanzaron el período especial a inicios de los 90.

Durante el denominado período especial se adquirieron o se recibieron por donación ómnibus de segunda mano de varios países europeos y de Canadá, que fueron puesto en servicio pero con una baja explotación debido a las dificultades con la piezas y el combustible. A inicios del 2000 se adquirió un lote de ómnibus Renault, franceses que fueron reemplazados en poco tiempo por Mercedes Benz, modelo Busscar, brasileños, cuya versión de 44 asientos fueron ensamblados también en el país. En el 2004 fueron adquiridos en Corea, un pequeño lote de carros Daewood, de segunda mano, los cuales fueron asignados a las rutas de la terminal de de Bahía.

Finalmente, en el 2007, se compraron en China 450 ómnibus articulados y 200 rígidos marca Yutong, mas un centenar de carros MAZ en Bielorrusia y unos 200 articulados Liaz, de Rusia, con lo cual se implantó un sistema de rescate del transporte en la capital, que pretendía restablecer en un período de 5 años, el 85% del nivel de transportación con que se contaba en el año 1988, momento en el que se daban 30 000 viajes y se transportaban a casi 4 millones de pasajeros diarios, la mas alta de la historia en la capital.

En el 2012, nuevos problemas con las piezas y roturas a causa del maltrato de los vehículos por parte de empleados y del público, ha llevado a una nueva crisis en la que casi la mitad del parque está fuera de servicio (un 30% según cifras del Mitrans) y la transportación de pasajeros ha descendido a menos del medio millón diario.

El pasaje, las transferencias y el conductor

El pasaje, de forma general, en sus inicios era de 6 cts, pero luego a las rutas que cruzaban el puente del río Almendares, la aumentaron a 8 cts, precio que finalmente se quedó para todas las rutas, excepto la ruta 7 que, según el trayecto, costaba 8 o 16 cts, al igual que la 31, 76 y 50; esta última tenía un pasaje adicional de 24 cts desde el poblado de Rincón hasta Marianao. Estas rutas con precios diferenciados según el trayecto no daban ni aceptaban transferencias.

En los años 50, el control del cobro del pasaje se realiza por medio de un reloj que el conductor accionaba cuando el pasajero le pagaba su pasaje. Lo inocente de este control obligó a los dueños de las empresas a implantar un sistema de boletines, que además evitaba la evasión del pago por parte del pasajero ya que dicho ticket debía portarse mientras se permanecía en el omnibus, so pena de ser sorprendido por inspectores que en cualquier parada subían y exigían la tenencia del mismo, lo que implicaba, de no tenerlo, que el pasajero debía volver a abonar el pasaje. El número del ticket además debía coincidir con el consecutivo que usaba el conductor en ese viaje.


El conductor además de cobrar, era el empleado auxiliar del chofer; le avisaba a éste, por medio de un cordón o timbre, donde y cuando debía parar o arrancar el ómnibus y que puerta abrir o cerrar. En ocasiones avisaba o anunciaba los nombres de las paradas más importantes. El conductor estaba, además, encargado de dar el trasbordo para otro carro de la misma ruta en el caso de que ocurriera alguna avería en su carro que no permitiese continuar viaje.

También estaba encargado de vender por dos centavos extras las denominadas transferencias, que era un boletín que permitía continuar viaje en otra ruta de la misma empresa, en una determinada intersección. La transferencia era posible solo en la parada que antecedía al lugar en donde dos rutas que circulando por la misma vía se separaban en ese punto para tomar destinos diferentes. Algunas guaguas daban transferencia incluso para la Lanchita de Regla, un servicio marítimo de pasajeros, todavía existente, que evita dar la vuelta a la Bahía de La Habana.

Las plazas de conductores fueron eliminadas en agosto de 1967, y algunos de estos empleados fueron reubicados como choferes en la misma empresa y la mayoría, en fábricas de tabacos como operarios, sin afectación salarial. Desde entonces el pago del pasaje se efectuaría, casi en forma voluntaria, por medio de una alcancía y el precio del mismo se fijó en 5 cts para todas las rutas de la ciudad, con lo que también se suprimió la transferencia. Con esta medida se instauró que la entrada al ómnibus se haría por la puerta delantera y la bajada por la trasera. Esos 5 cts le daban derecho al pasajero hacer viaje de ida y vuelta en el ómnibus, siempre que no abandonase el mismo, cosa que fue también eliminada en 1970, momento a partir del cual todos los pasajeros debían abandonar el carro en la cabecera y hacer cola o fila, para abordar de nuevo el omnibus según el orden de llegada y por supuesto depositar otros 5 cts en la alcancía.

Los altos precios de los combustibles y accesorios obligaron al Gobierno, a subir el precio del pasaje en varias oportunidades; a mediados de los años 80 subió a 10 cts; a inicios del 90 a 20 cts y después a 40 cts (unos 2 cts de dollar), que es precio que se mantiene en el 2012. Sólo los Metrobus, mientras operó con rastras, mantuvo un precio fijo de 20 cts, hasta la sustitución de éstas por articulados en 2007.

A mediados del 90, con el Metrobus, resurgió la plaza de cobrador, esta vez ocupada preferentemente por féminas, pero por indisciplina de los empleados en el trasiego de los tickets, pérdida de parte de la recaudación y las quejas de la población, fueron de nuevo eliminados en el 2008 y restablecidas las alcancías.

Recorridos y terminales

Tras la nacionalización en 1961, se procedió a desactivar algunos paraderos pequeños y a incorporar las rutas procedentes de éstos a terminales mas grandes y de mejores condiciones, lo que implicó muchos cambios de recorridos de las rutas existentes. En 1967 se desactivaron los paraderos de la 30 y el de la 9 y 28, pasando esas 3 rutas para el paradero de Playa, que además de la ruta 32, había incorporado varias rutas más que rendían viaje en esa localidad. También en la Víbora se concentró otro grupo de rutas, como la 15, que tenía su paradero en Santos Suárez. En el 80 con el desarrollo de nuevos barrios, se construyeron nuevas terminales de mayor tamaño y con mejores prestaciones que algunas de las existentes. Así se inauguraron en esos años las terminales de Alamar, San Agustín, Santa Fe, CUJAE, Santa Amalia, Reparto Eléctrico, Alberro y Mulgoba. A algunas de estas terminales se les dotó de omnibus nuevos y se le incorporaron rutas de nueva creación y también algunas que circulaban por las cercanías. En la década del 90 se desactiva el paradero de Mantilla, en Arroyo Naranjo, donde radicaban las rutas 4 y 68, esta última se desplazó hacia el paradero del Reparto Eléctrico hasta su desaparición en 1991. En la década del 2000 igualmente se desactivan otros paraderos menores, como el paradero de Párraga, en Arroyo Naranjo, donde cumplían recorrido las rutas 2 y 85, el paradero de la CUJAE, donde se encontraban la 1 (se desplaza a la Fortuna, en Boyeros), la 52, la 190, la 201 (se desplaza a Palatino, en el Cerro) y la 213 (se desplaza a Palatino, en el Cerro, hasta su desaparición) y el paradero de La Víbora, en Diez de Octubre, donde culminaba la 100.

Igualmente en esta década llegan a Cuba los nuevos ómnibus articulados marca Yutong (China), LIAZ (Rusia) y MAZ (Bielorrusia). Para ellos se sustituyen los antiguos "camellos" por estas nuevas líneas, así como rutas de alta demanda. Se decide eliminar el paradero de Santa Amalia, donde solo quedaba activa la ruta 88 (esta se mueve para Lawton), con la decisión de incorporar a este paradero los nuevos ómnibus MAZ que cubrirían la ruta actual del P9 y P10 (antiguamente 100). El paradero del Reparto Eléctrico albergó al P6 (sustituto del M6, antiguamente 68), el P8 y el PC, utilizando ómnibus LIAZ. El paradero de Santiago de Las Vegas albergó al P12 (sustituto del M2, antiguamente 76), el P13 (antiguamente 31) y el P16. La terminal de Alberro alojó las rutas P1, P2 y P7 (sustituto del M7, antiguamente 7), utilizando ómnibus Yutong. La terminal de San Agustín alojó a las rutas P4 (antiguamente 64), P5 (antiguamente 98) y P14 (sustituto del M4, antiguamente 61), utilizando ómnibus Yutong. Por último, el paradero de Alamar albergó al P3, sustituto del M3, al P11, sustituto del M1, y al P15, utilizando una flota de ómnibus LIAZ.

Las paradas

Al inicio todas las rutas paraban en todas las esquinas, siempre que existieran pasajeros para recoger o dejar. En las paradas los pasajeros debían hacer una señal con la mano para que el chofer parara el ómnibus y otro tanto debían hacer los pasajeros en el ómnibus para que el conductor le ordenase al chofer detener el vehículo para dejar el pasaje.

Algunas paradas estaban señalizadas con una P dentro de un circulo pintado en las paredes de los edificios o en las columnas de los portales. En los años 60 se estableció un sistema de señalización por toda la ciudad que indicaba el lugar de parada del omnibus y el número de la ruta que estaba obligada a parar en ese lugar. Al mismo tiempo se construyeron magníficos apeaderos en los lugares donde se habían establecido paradas lejos de alguna construcción que sirviera para tales efectos. En esos momentos las distancias entre paradas se estableció entre 250 y 300 ms. En 1985 las distancias entre paradas se aumentaron a entre 400 o 500 ms, que es la distancia vigente en la actualidad, aunque algunas rutas tienen establecidas distancias de 700 o 1000 ms entre paradas.

Aspirinas, Ruteros, Camellos, Rutas "A" y "P"

A finales de la década del 70, con el objetivo de mejorar la crítica situación que volvía a presentar el transporte en ese momento, se inició, funcionando solo en horarios de mayor demanda, un servicio de rutas cortas, a las que se le conoció popularmente como "aspirinas". Recibieron ese nombre, producto de la gracia popular, porque aliviaban pero no curaban. Estaban dotadas de un parque de ómnibus Girón IV y V, de 24 asientos. El precio del pasaje era de 40 centavos y tenían diversos recorridos que cubrían casi toda la ciudad. En general, mientras duraron, presentaron un buen servicio, y se destacaron las rutas Parque de la Fraternidad - 23 y 12 en el Vedado, San Agustín - la Plaza de la Revolución y Punta Brava - Cuatro Caminos.

A finales del 80 y con el mismo objetivo de las "aspirinas" una década atrás, o sea reforzar el transporte de nuevo en crisis,surgieron los ruteros, las que circularon prácticamente por casi todas las barriadas de la Habana. Las hubo poco conocidas, pero en general, sobre todo en sus inicios tuvieron un servicio muy estable. Cabe destacar el Rutero 8, Miramar - Cuatro Caminos, el Rutero 9, Miramar - Santa Fe y en el reparto Ermita en La Lisa, existió una base de ruteros que tuvo 6 lineas y que enlazaba esa localidad con varios puntos de Centro Habana. Estos ruteros, entre 1990 y 1993, etapa en que funcionaron, resolvieron los problemas del transporte al inicio del período especial.

En 1994 aparecieron los primeros "camellos" en las líneas de Alamar, sustituyendo las rutas de omnibus de esa terminal. Los "camellos", realmente Metrobuses, surgieron también como variantes para resolver los problemas del transporte en la capital, ya en medio del período especial, etapa en la que el transporte urbano llegó casi a colapsar, al punto de que más de la mitad de las rutas existentes en 1990, desaparecieron y las que quedaron llegaron a quedarse con uno o dos carros funcionando. Fueron una mezcla de camión de carga con ómnibus, que recibieron el bautizo debido a la forma del arrastre. El nombre pegó tanto en el público que se convirtió en el símbolo de los equipos. Por su tamaño era necesario que transitaran por largas avenidas con la mínima cantidad de variantes para doblar y cuando éstas existieran, fueran a su vez muy amplias. Los metrobuses se denominaban con la letra M que correspondía a ¨Metrobus¨ y el número de la línea, del 1 al 7. A finales de 2007 comenzó su sustitución por ómnibus articulados y el último recorrió la capital en el 2008, pues fueron trasladados para otras provincias.

En el año 2000, surgen otras variantes de rutas más cortas denominadas "A", o rutas de apoyo, que circulaban en tramos intermedios dentro del mismo municipio aunque algunas tuvieron mayores distancias. Junto a éstas aparecen las primeras 4 rutas denominadas como principales e identificadas con la letra "P", del P1 al P4, con carros Mercedes Benz brasileños. Estas rutas fueron las antecesoras de un sistema que posteriormente, con la adquisición de nuevos carros en 2007, sustituyeron a los "camellos" y permitió iniciar un nuevo esquema de transportación para la Capital basado en dos empresas: el Metrobus, operando 17 rutas principales de recorrido largo e identificadas con una P, dotada con carros articulados de gran capacidad, y los Omnibus Metropolitanos, con carros rígidos y con 102 rutas de complemento o apoyo al sistema Metrobus.

Ominibus Girón o mal llamadas aspirinas

Omnibus Ikarus

Omnibus Leyland

Otros modelos de Omnibus

Rutas de La Habana

-
Ruta Cabecera 1 Cabecera 2 Estado
1 Fortuna Hospital Miguel Enríquez En servicio
2 Párraga Vedado Desaparecida
3 Guanabacoa Estación Central de Ferrocarriles En servicio
4 Mantilla Palacio Presidencial Desaparecida
5 Guanabacoa Terminal de Ómnibus En servicio
6 Regla Estación Central de Ferrocarriles[3] En servicio
7 Cotorro Parque de la Fraternidad Desaparecida
8 Playa Avenida del Puerto [4] En servicio
9 Playa[5] Santa Fe[6] En servicio
10 Jacomino[7] Vedado Desaparecida
11 Jacomino Cerro Desaparecida
12 Diezmero Centro Habana Desaparecida
13 Fortuna[8] Víbora[9] Desaparecida
14 Palatino [10] Manzana de Gómez Desaparecida
15 Lawton [11] Avenida del Puerto En servicio
16 Palatino Regla [12] En servicio
17 Palatino Habana[13] Desapareció en 1992
18 Palatino Avenida del Puerto En servicio
19 Cerro Habana Vieja Desaparecida
20 Palatino[14]. Miramar En servicio
21 La Lisa[15] Muelle de Luz Desaparecida
22 [16] La Lisa Centro Habana Desaparecida
23 Lawton Vedado En servicio
24 Lawton Centro Habana Desaparecida
25 Lawton El Reboredo[17] En servicio
26 [18] Antonio Guiteras Alamar En servicio
27 Palatino Avenida del Puerto En servicio
28 [19] Buenavista Parque Central Desaparecida
29 Guanabacoa Regla En servicio
30[20] Playa Parque de la Fraternidad Desaparecida
31 Santiago de Las Vegas Víbora[21] Desaparecida
32 Playa Estación Central de Ferrocarriles[22] Desaparecida
33 Habana Vieja Güines Desaparecida
34 [23] La Lisa Estación Central de Ferrocarriles En servicio
35 Habana [24] Artemisa Desaparecida
36 La Lisa Punta Brava En servicio
37 Lawton Miramar En servicio
38 Palatino Miramar En servicio
40 La Lisa Santa Fe En servicio
41 Cotorro Cuatro Caminos Desaparecida
43 Barbosa[25] Estación Central de Ferrocarriles En servicio
44 Habana[26] Aguacate Desaparecida
47 San Antonio de los Baños Artemisa Desaparecida
48 Habana Ceiba del Agua Desaparecida
49 Habana Vieja [27] Jaruco Desaparecida
50 Marianao[28] El Rincón Desaparecida
51 Regla Casablanca Desaparecida
52 Cujae Wajay Desaparecida
53 [29] Miramar Guanabacoa Desaparecida
54 Lawton Parque Central En servicio
55 Barbosa[30] Hospital Hermanos Ameijeiras En servicio
56 Güines Melena del Sur Desaparecida
57 Vedado Terminal Pesquera Desaparecida
58 Cojímar [31] Terminal de Ómnibus En servicio
59 Vibora Melena del Sur Desaparecida
60 Cerro[32] Santiago de las Vegas Desaparecida
61 Alturas de la Lisa Habana Vieja Desaparecida
62 [33] Habana Vieja Guanabo Desaparecida
63 Santiago de las Vegas Cuatro Caminos Desaparecida
64 [34] Playa Estación Central de Ferrocarriles Desaparecida
65 [35] El Cerro Habana del Este Desaparecida
66 La Lisa Valle Grande Desaparecida
67 Palatino Estación Central de Ferrocarriles En servicio
68 Reparto Eléctrico Túnel de Línea Desaparecida
69[36] Playa Lawton En servicio
70 La Habana Canasí Desaparecida
71 Cojímar (Habana del Este) Santa María del Mar Desaparecida
72 Habana[37] Alquizar Desaparecida
73 Víbora Calabazar Desaparecida
74 Lawton Vedado Desaparecida
75 Santiago de las Vegas Alquízar Desaparecida
76 Santiago de las Vegas Parque de la Fraternidad Desaparecida
77 Guanabacoa Cojímar Desaparecida
78 Guanabacoa Lawton Desaparecida
79 Lawton [38] Playa Desaparecida
80 La Lisa Torrens Desaparecida
81[39] Playa Ciudad Deportiva Desaparecida
82 [40] Vedado Avenida del Puerto Desaparecida
83 Fortuna Estación Central de Ferrocarriles En servicio
84 CUJAE [41] Vedado Desaparecida
85 Párraga[42] Cuatro Caminos Desaparecida
86 Arimao[43] Playa Desaparecida
87 Fortuna[44] Palatino En servicio
88 Lawton[45] Expocuba En servicio
89 Calabazar Víbora Desaparecida
90 [46] Vedado Hipódromo de Marianao Desaparecida
91 Playa[47] Cinco Palmas En servicio
92 Playa[48] Punta Brava En servicio
93 Regla[49] Tarará Desaparecida
94 Regla Cojímar Desaparecida
95 Guanabacoa Centro Habana Desaparecida
96 [50] Miramar El Palmar Desaparecida
97 [51][52] Cotorro Guanabacoa Desaparecida
98 La Lisa[53] La Rampa Desaparecida
99 La Lisa[54] Bauta Desaparecida
99 Cotorro[55] San Pedro Desaparecida
100 Víbora Playa Desaparecida
102 Cotorro Víbora En servicio
105 Guanabacoa Hospital Miguel Enríquez "La Benéfica" Desaparecida
106 Regla Centro Habana En servicio
107 Cotorro Hospital Miguel Enríquez Desaparecida
110 Miramar Ciudad Deportiva Desaparecida
112[56] Playa Plaza de la Revolución Desaparecida
113 Barbosa[57] Las Guásimas En servicio
114 Palatino Fontanar En servicio
115[58] Alamar Centro Habana Desaparecida
116 Bahía Reparto Alecrín Desaparecida
119 Cerro[59] Ave del Puerto Desaparecida
123 Playa Víbora Desaparecida
126 Antonio Guiteras Regla En servicio
132 Playa[60] Estación Central del Ferrocarril Desaparecida
133 La Lisa Estación Central del Ferrocarril Desaparecida
137[61] Cotorro Víbora Desaparecida
141 Cerro San José de las Lajas Desaparecida
160 Santiago de las Vegas Hospital Pando Ferrer En servicio
170 La Lisa Víbora En servicio
174 Lawton Casa de las Américas En servicio
177 Santiago de las Vegas CUJAE En servicio
179 Playa Virgen del Camino En servicio
180 La Lisa Santa Fe En servicio
185 Cerro Guira de Melena Desaparecida
190 Miramar[62] CUJAE Desaparecida
191 Playa Santa Fe En servicio
193 Playa En servicio
195 Guanabacoa Vedado En servicio
200 Fortuna Ceguera Desaparecida
201 Víbora CUJAE En servicio
202 Palatino Santa Cecilia En servicio
207 Cotorro Parque de la Fraternidad Desaparecida
210 Alamar Virgen del Camino Desaparecida
212 Santa Fe Vedado Desaparecida
213 Palatino Túnel de Línea Desaparecida
215 Alamar Centro Habana Desaparecida
216 Alamar Centro Habana Desaparecida
222 La Lisa Parque de la Fraternidad En servicio
232 San Agustín Miramar Desaparecida
265 Palatino Antonio Guiteras En servicio
285 Cerro San Antonio de los Baños Desaparecida
295 Guanabacoa Vedado Desaparecida
298 La Lisa La Rampa Desaparecida
400 Guanabo Estación Central de Ferrocarriles En servicio
404 Cotorro Santa Fe[63] En servicio
405 Guanabacoa Santa María del Mar En servicio
407[64] Cotorro Hospital Pando Ferrer Desaparecida
414[65][66] Cotorro Cuatro Caminos Desaparecida
417 Cotorro Hospital Julio Trigo En servicio
420 Playa Baracoa En servicio
426 Guanabo Pedro Pi En servicio
438 Guanabacoa Peñalver En servicio
440 Santiago de las Vegas En servicio
447 Cotorro EIDE Mártires de Barbados Desaparecida
462 Guanabo Virgen del Camino En servicio
463 Santiago de las Vegas Cotorro En servicio
464 Guanabo Anfiteatro de Guanabacoa En servicio
465 Guanabo Santa Bárbara En servicio
466 Guanabo Castilla En servicio
473 Santiago de las Vegas Las Guásimas En servicio
476 Santiago de las Vegas La Ceiba En servicio
480 Marianao Santa Fe Desaparecida
486 La Lisa UCI En servicio
487 La Lisa Las Margaritas En servicio
488 Santiago de las Vegas Hospital Julio Trigo En servicio
489 Guanabacoa Arango En servicio
490 La Lisa UCI En servicio
644 Madruga Estación Central de Ferrocarriles En servicio
A1 Diezmero Virgen del Camino En servicio
A2 Diezmero Estación Central de Ferrocarriles En servicio
A3 Diezmero Hospital Pando Ferrer En servicio
A4 Lawton Calabazar En servicio
A5 Cotorro Virgen del Camino En servicio
A6 Cotorro Santa María del Rosario En servicio
A7 Cotorro Villa Panamericana En servicio
A8 Cotorro Cuatro Caminos En servicio
A8b y A8c[67] Cotorro Nazareno En servicio
A9 Cotorro Santiago de las Vegas En servicio
A9c Cotorro Managua En servicio
A10 Cotorro Hospital Pando Ferrer En servicio
A11 Diezmero Villa Panamericana En servicio
A12 Fortuna Párraga En servicio
A13 Fortuna Palatino En servicio
A15 Fortuna Fontanar En servicio
A16 Wajay Fontanar En servicio
A18 Fortuna Volcán En servicio
M - 1 Alamar Vedado Desaparecida
M - 2 Santiago de las Vegas Parque de la Fraternidad Desaparecida
M - 3 Alamar Ciudad Deportiva Desaparecida
M - 4 San Agustín Parque de la Fraternidad Desaparecida
M - 5 San Agustín Hospital Hermanos Ameijeiras Desaparecida
M - 6 Reparto Eléctrico Vedado Desaparecida
M - 7 Alberro Parque de la Fraternidad Desaparecida
P - 1 La Rosita Playa En servicio
P - 2 Alberro Vedado En servicio
P - 3 Alamar Túnel de Línea En servicio
P - 4 San AgustínPlaya Terminal Central de Ferrocarriles En servicio
P - 5 San Agustín Avenida del Puerto En servicio
P - 6 Reparto Eléctrico Vedado En servicio
P - 7 Alberro Parque de la Fraternidad En servicio
P - 8 Reparto Eléctrico Villa Panamericana En servicio
P - 9 Santa Amalia CUJAE En servicio
P - 10 Víbora Playa En servicio
P - 11 Alamar Vedado En servicio
P - 12 Santiago de las Vegas Parque de la Fraternidad En servicio
P - 13 Santiago de las Vegas Parque de la Fraternidad En servicio
P - 14 San Agustín Parque de la Fraternidad En servicio
P - 15 Alamar - Guanabacoa - Regla Vedado En servicio
P - 16 Santiago de las Vegas Hospital Hermanos Ameijeiras En servicio
PC Playa Hospital Naval En servicio

Referencias