Saltar a: navegación, buscar

Telenovela Cubana

Las telenovelas en Cuba
Información sobre la plantilla
SolDeBateyrecti.jpg
Concepto:Cuba fue pionera en la creación del género "telenovela", basado en las radionovelas cubanas.

Las telenovelas en Cuba comenzaron en 1952. Aunque en la actualidad los principales productores de telenovelas en América Latina son Brasil, México y Venezuela, Cuba se reconoce como pionera en el género.

En 1952, el consorcio CMQ estrenó un programa de televisión llamado El derecho a nacer, una adaptación de las antiguas series de radio por lo cual la telenovela es considerada un producto cultural cubano.

Telenovela

El término refiere al género de la literatura producido para televisión que narra historias ficticias basadas en hecho reales (o no) y que posee un alto contenido melodramático.

La primera edición fue basada en una radionovela cubana llamada El derecho de nacer en el año 1950. En Cuba ya eran bastante populares las radionovelas en aquella época y a partir del éxito producido por "El Derecho de nacer" varios países latinoamericanos decidieron comenzar a producirlas. El género surgió principalmente como experimento y resultó ser un gran producto televisivo que acapara masas.

En sus inicios, las telenovelas eran transmitidas en episodios diarios, generalmente con una hora de duración, y que al tratarse de episodios consecutivos su idea era atrapar al televidente en la historia. La telenovela en sus comienzos siempre desarrollaba historias rosas o de alto contenido romántico, donde el denominador común eran el amor que sentían los protagonistas el uno por el otro y la lucha por vencer los obstáculos que los separaban; a diferencia de hoy en día que existen muchas variaciones de éste género.

Telenovela cubana

La génesis de la telenovela cubana es un proceso polisémico donde convergen los legados culturales provenientes de Europa y de la producción mediática precedente en Estados Unidos, las características intrínsecas del soporte y las prácticas de comunicación, cultura y mercadeo que nutren y mediatizan su relación contenido-forma.

Por ende, entre sus múltiples matrices culturales hoy se destacan los paradigmas estético filosóficos del romanticismo, el melodrama y el folletín, que luego nutrieron toda la producción mediática y cultural gestadas en Norteamérica durante la etapa de consolidación de la industria radiofónica y televisiva pero además, al resto de las expresiones culturales no mediáticas existentes en la industria cultural de la época.

Referencias cronológicas

1950

Se transmite la radionovela El derecho de nacer, del autor Félix B. Caignet, obra ampliamente reconocida como el origen de lo que, años después, sería el formato telenovela. A este propósito, el hallazgo fundamental estuvo en mantener a una audiencia cautiva alrededor del relato fragmentado de una historia sentimental donde la pasión está condenada a la imposibilidad de su realización. Para ello la estructura utilizada fue la de enlazar una larga cantidad de capítulos cortos, cada uno con un punto de enganche al final para así garantizar la atención del radioescucha para el capítulo siguiente. En paralelo a esto, la solución de la intriga estaba vinculada a un secreto, conocido por sólo uno de los personajes. La fórmula esencial para estimular la atención del público fue entonces postergar continuamente el momento en el cual el secreto sería revelado.

Ha sido radiada innumerables veces en los más diversos países del mundo y existen tres versiones para el cine. Las escenas donde el personaje "Don Rafael del Junco" sufre un derrame cerebral, queda imposibilitado de hablar y trata de decirle al doctor "Albertico Limonta" que es su nieto, son parte del imaginario común de las radioaudiencias en América Latina.

1952-1959

Las primeras telenovelas cubanas fueron cinco obras originales escritas y dirigidas para "La novela en televisión" (1952 a 1953. CMQ TV. Canal 6) por Mario Barral, con una vasta experiencia en el drama, la poesía, la radiofonía y la publicidad cubana. Fue este artista quien por caprichos del destino décadas más tarde devendría también en escritor y director de la primera telenovela producida y difundida en habla hispana desde Estados Unidos.

Durante su primera década, la telenovela cubana ensayó los más diversos formatos difusivos multiplicados en horarios, sesiones, fuentes y temáticas – ambientes, luego replicadas por toda la Región. Vale la pena destacar que en fecha tan temprana como 1953 y 1954, el cubano Juan Herbello (1953 y 1954) escribió y dirigió telenovelas en Venezuela mientras su coterráneo Raúl Nacer, dirigió varias de ellas en Puerto Rico antes de 1959, cuando se estreno allí la primera versión de El derecho de nacer, fuera de fronteras.

En Cuba se crearon los originales escritos expresamente para la televisión (La novela en TV. Canal 6. Mario Barral 1952), las adaptaciones literarias (La novela de la tarde. Canal 4. La Madonna de las siete lunas. María Julia Casanova 1954), las radionovelas (Escuela de TV. La novela del arroz Gallo. Ricardo Durán. Canal 2. 1955) y las obras teatrales. Escuela de Televisión. Tú eres la paz. Canal 2. 1958).

En cuanto a las temáticas y ambientes, los cubanos fueron los primeros en inaugurar la vertiente exótica: (Canal 2. La sombra del harem. Radionovela de Caridad Bravo Adams. Adaptación Ricardo Durán. 1955), la histórica o épocal (Historia de tres hermanas. Mercedes Antón. 1956), la rural (Entre monte y cielo. Radionovela de Dora Alonso. Adaptación Roberto Garriga(1957) y la de denuncia social (Mi apellido es Valdés. Radionovela de Roberto Garriga llevada a la pantalla en 1957) que replicando el proceso radiofónico, desde su propia década fundacional, como historias y como modelo televisivo se reprodujeron en las televisoras regionales, iniciando un periplo que aún pervive mas allá de Las Américas, en todo el orbe.

1986

Sol de batey, de Dora Alonso, adaptación del libreto de la vieja radionovela homónima (transmitida en 1950) de la autora misma, se convierte en un gran éxito de audiencia en el país y es seleccionada como la mejor novela y el mejor original del año. La trama estaba construida alrededor de dos historias de amor, violencia y ulterior justicia en un ingenio azucarero del siglo XIX cubano. Durante largos años fue el modelo a alcanzar por las telenovelas cubanas.

2002

Telenovela cubana Doble Juego realizada por TV Cubana en el año 2002. Escrita y dirigida por Rudy Mora, innova el género de modo radical y se convierte en un éxito apabullante en el país.

Por vez primera en la telenovela cubana, una de las protagonistas centrales de la telenovela pertenece al ambiente marginal urbano de la capital del país, ricamente retratado en la obra. Un año después, mereció una versión fílmica hecha a partir de una condensación de los capítulos filmados.

Directores cubanos de telenovelas

Principales actores cubanos de telenovelas

Lista de telenovelas más importantes de Cuba

Fuentes