Saltar a: navegación, buscar

Europa

Europa
Información sobre la plantilla

Europa (orthographic projection).png
Superficie 10.530.751 km² km²
Población 735.000.000 hab.
Densidad 70 hab./km²
Gentilicio Europeo
Países 49
Idiomas regionales
 Lenguas de Europa y de la UE
Ruso, alemán, francés, inglés, español
Fam. indoeuropea (latinas, germánicas eslavas), urálica, túrquica, caucásica
Zona horaria UTC
UTC+5
Organizaciones regionales
Unión Europea

Europa. Uno de los continentes que forman el supercontinente Eurasia, en la Tierra situado entre los paralelos 36º y 70º de latitud norte, que de forma convencional y por motivos históricos es considerada un continente. Se extiende en la mitad oriental del Hemisferio Norte, desde el Océano Glacial Ártico por el norte hasta el Mar Mediterráneo por el sur. Por el oeste, llega hasta el Océano Atlántico; por el este, limita con Asia, de la que la separan los Montes Urales, el río Ural, el Mar Caspio y la Cordillera del Cáucaso.

Europa es el segundo continente más pequeño en términos de superficie, que abarca alrededor de 11.100.000 kilómetros cuadrados o el 2% de la superficie del planeta Tierra y alrededor de 6,8% del total de las tierras emergidas. Alberga un gran número de estados soberanos, cuyo número exacto depende de la definición de la frontera de Europa, así como de la exclusión o inclusión de estados parcialmente reconocidos. De todos los países europeos, Rusia es el mayor tanto en superficie como en población, mientras que el Vaticano es el más pequeño. Europa es el cuarto continente más poblado después de Asia, África y América con una población de 735.000.000 o alrededor del 11% de la población mundial.

En los siglos XVII y XVIII, las naciones europeas conquistaron y saquearon la mayor parte de África, América, y gran parte de Asia. La Primera Guerra Mundial y la Segunda Guerra Mundial condujeron a una disminución en el dominio de Europa en los asuntos mundiales cuando los Estados Unidos y la Unión Soviética tomaron la prominencia. La Guerra Fría entre las dos superpotencias dividió Europa a lo largo del Telón de Acero. La integración europea dio lugar a la formación del Consejo de Europa y la Unión Europea en Europa occidental, las cuales se han expandido hacia el este desde la caída de la Unión Soviética en 1991.

Definición y extensión

El término "Europa" tiene diversos usos, siendo los principales de carácter geográfico y político.

  • En ocasiones se equipara erróneamente a la Unión Europea con Europa, a pesar de que no todos los países europeos pertenecen a la organización integracionista. El continente europeo está formado por 50 Estados independientes, incluidas las repúblicas centroasiáticas y del Cáucaso pertenecientes a la antigua URSS, mientras la Unión Europea cuenta con sólo 27 Estados miembros.

El nombre

Tradicionalmente se asocia el origen del topónimo Europa con un personaje mitológico, en efecto, Europa (Ευρώπη en griego), era hija de Agenor y de Telefasa, hermana de Cadmo; una princesa fenicia. Cuando estaba divirtiéndose con sus compañeras en la playa, Zeus la observó y acabó enamorándose de ella. Zeus se transformó en un toro blanco, tan manso, que Europa se acercó a él, puso flores sobre su cuello y finalmente se atrevió a montarlo; entonces, Zeus se levantó y cruzó el mar, llevándola a la Isla de Creta, donde Europa dio a luz a Minos y a Sarpedón, con el cual regresó al Asia. Del nombre de esta mujer provendría el del continente.

Historia

Prehistoria

El Hombre de Neanderthal está considerado como la única especie humana autóctona de Europa. Esta especie se encontraba ya en Europa cuando llegó el hombre de Cro-Magnon (Homo sapiens), especie a la que pertenece toda la humanidad actual. Estas dos especies humanas convivieron durante bastante tiempo hasta que el hombre de Neanderthal se extinguió probablemente debido a la competencia con el hombre de Cro-Magnon, si bien aún quedan numerosos interrogantes sobre el hombre de Neanderthal y su extinción. Por otra parte, parece probado que no existió cruzamiento reproductivo entre ambas especies.

Antigüedad clásica

La antigüedad clásica está dominada por el influjo de la Civilización greco-latina, y del Imperio romano sobre el resto de Europa. La decadencia del Imperio romano y la llegada de nuevos grupos étnicos con nuevos reinos, llevó a la fragmentación política de Europa.

Edad Media

El comienzo de la Edad Media se sitúa tradicionalmente en el año 476 con la caída del Imperio romano de Occidente. Este acontecimiento fue seguido por sucesivos intentos de unificación y conquista, que sumieron al continente en numerosos conflictos y guerras durante la Edad Media, como la Guerra de los Cien Años (que duró más de un siglo). Esto, junto con la influencia sobre el continente de nuevos grupos, como los mongoles llegados por las estepas, o el surgimiento del Islam, creándose una barrera que dividió dos culturas y el Mediterráneo, y con los choques en esta frontera, moldeó está época en el continente.

Edad Moderna

La Edad Moderna marca, para Europa, con el nacimiento del capitalismo, el inicio de procesos que mucho después darán lugar a la globalización, y es el tiempo en el que los conflictos bélicos se hicieron cada vez más desastrosos, como la llamada Guerra de los Treinta Años. Naciones europpeas se apoderaron de importantes territorios en el resto del mundo, exterminaron sus pobladores originarios y saquearon sus recursos naturales en nombre del religión cristiana.

Edad Contemporánea

El crecimiento económico y el desarrollo científico y tecnológico se aceleró en desmedro de otros continentes de manera mucho más notoria durante la edad contemporánea, produciendo tensiones por competencias que desencadenaron más guerras (como las Guerras Napoleónicas y las guerras mundiales). Hoy los procesos tendentes a la unificación se procuran pacíficamente, tal es el caso de la Unión Europea, cuyo origen se remonta a la Declaración Schuman de 1950. En el orden mundial sigue imponiendo las polítiocas que van en detrimento de los países del Sur, muchos de los cuales fueron sus antiguas colonias

Europa es el continente que ha tenido más influencia en la historia del mundo (conquistas, colonizaciones, saqueos, movimientos y revoluciones, guerras mundiales, etc), tanto negativa, como positiva.

Geografía

Relieve

Países de Europa

Este continente tiene forma triangular, presenta hacia los bordes del triángulo grandes elevaciones que enmarcan, cual gigante marco protector, a las grandes llanuras. Toda la extensión comprendida entre los mismos constituyen las zonas deprimidas de este continente. A esto se debe que Europa sea la parte de la superficie terrestre de menor altura media, pues sólo alcanza unos 330 m. Geológicamente se supone que toda esta estructura montañosa de Europa se debe a tres grandes movimientos orogénicos, movimientos formadores de montañas, ocurridos en épocas distintas, de los cuales el más antiguo fue el que dio lugar a la formación del arco montañoso que se extiende hacia la parte septentrional y oeste del continente:el plegamiento Escandinavo. El segundo movimiento originó el sistema de plegamientos que durante un gran período ocupó parte de la Europa occidental y central. Luego fue reducido a penillanura, se hundió más tarde y quedó cubierto por los mares, los que a lo largo de siglos depositaron capas sucesivas sobre los antiguos y resistentes estratos. Este plegamiento se conoce con el nombre de Hercinio. El tercer y último movimiento orogénico dio lugar al plegamiento que ocupa el sur de Europa a lo largo del Mediterráneo, y penetra por su límite oriental en el continente asiático. Esta cordillera reciben el nombre de Sistema Alpino, con una orientación de oeste a este. Esta gran variedad del relieve europeo ha dado lugar a la existencia de distintas regiones naturales, las que podemos agrupar atendiendo a sus rasgos más característicos, en las siguientes:

Europa, el segundo continente más pequeño del mundo tras Oceanía, tiene una extensión de 10.530.751 km², representando el 7% de las tierras emergidas. Caracteriza a Europa, tanto en lo geográfico (con mucha incidencia en lo climático como en su geografía humana), la elevada cantidad media de costas marítimas y oceánicas debida a la presencia de abundantes penínsulas, golfos, mares interiores e islas. Esto y el influjo de la Corriente del Golfo y la proximidad de los desiertos cálidos de África y Asia determinan que en Europa prepondere, pese a las latitudes, un clima templado excepcionalmente benigno para la habitabilidad humana. Por otra parte la abundancia de costas e hidrovías ha permitido y permite el tránsito de poblaciones y luego su establecimiento desde fines del pleistoceno (cuando los Homo sapiens substituyeron a los Homo neandertalensis). También es Europa, si se la considera de modo tradicional como un continente, el continente más llano, con una altura media de 230 metros. La máxima expresión de estas planicies es La gran llanura del Norte, que se extiende 2.000 km desde las costas atlánticas francesas hasta los montes Urales, la frontera física más oriental con Asia. Los puntos más altos son el Monte Elbrus (Rusia) en Europa oriental (5.642 m), el Shkhara (Georgia) (5.204 m) y el Mont Blanc (Italia-Francia) en Europa occidental (4.807 m). Al sur, Europa está separada del continente africano por el mar Mediterráneo, frontera que se reduce a unos pocos kilómetros en el estrecho de Gibraltar, al sureste los límites con Asia también están dados por el Mediterráneo y sus mares subsidiarios, el mar de Mármara y el Mar Negro. Si bien se observa, el mar Mediterráneo y su cuenca más que un límite (según los momentos históricos) es un nexo de unión con los otros "continentes" (las macrounidades geográficas de Asia y África), resultando los verdaderos límites culturales y étnicos las extensas regiones desérticas que se ubican al otro lado del Mediterráneo. Considerando a Islandia como parte de Europa y a Groenlandia como parte de América, se puede observar que las distancias entre Europa y el continente americano son también bastante exiguas. Entre los golfos de Europa destacan el Golfo de Vizcaya (Francia y España), el de Cádiz (España y Portugal), el de Dardanelos y el del Bósforo (Turquía), el de Messina (Italia) y el de Oresund (Dinamarca y Suecia), entre otros. Sus principales penínsulas son la Escandinava (Suecia, Noruega), Ibérica (España, Portugal, Andorra y Gibraltar), Itálica (Italia, San Marino y Santa Sede), Balcánica (Grecia, Albania, Bulgaria, República de Macedonia, Serbia, Croacia, Montenegro, Bosnia Herzegovina, Eslovenia, Kosovo y Rumania); además de las penínsulas de Kola (Rusia), Jutlandia (Dinamarca), Bretaña (Francia) y Crimea (Ucrania).

Islas

La plataforma continental europea, aunque no es muy extensa, abriga en su seno numerosas islas, entre las que mencionaremos: en el océano Glacial Ártico la isla de Nueva Zembla, cuyas montañas con stituyen una prolongación de los montes Urales. En la costa occidental de Noruega se destaca un archipiélago cuya isla principal es Lofoden. Hacia el océano Atlántico, al sur del Círculo Polar Ártico, en la dorsal del Atlántico, al sur del Círculo Polar Ártico, en la dorsal del Atántico Norte, se encuentra Islandia, que en su centro presenta una extensa meseta cubierta por glaciares. En esta isla existen más de 100 volcanes, y presenta además numerosos géiseres, los que son utilizados para abastecer las casas de agua caliente y vapor, por medio de tuberías especiales. A base estas fuentes termales se lleva la calefacción a la ciudad de Reykjavik, capital de la isla. Hacia el oeste se encuentra el archipiélago británico constituido por: Gran Bretaña. Irlanda y más de 1000 islas menores, entre las que se destacan, los pequeños archipiélagos de las Shetland, las Hébridas y las Orcadas Este archipiélago ser formó debido a la depresión del borde noroccidental del continente europeo ocasionando por el peso de los hielos del Cuaternario. En el mar Mediterráneo Euro-Africano se encuentran numerosas islas, algunas a muy corta distancia de la costa, entre ellas citaremos: el pequeño archipiélago de las Baleares cuya islas principales son: Mallorca, Menoreca e Ibiza; las islas de Córcega (francesa) y Cerdeña (Italiana), cuyo nombre proviene del latín sardina, atravesadas en su centro por una cordillera,, y la isla de Sicilia, que algunos geógrafos consideran como un desprendimiento o fractura de la península. Al norte de ésta se encuentra el archipiélago de las Lípari, donde se localizan grandes volcanes. En el extremo sur de la península Balcánica existen multitud de islas que constituyen cerca de 1/5 del territorio de Grecialas islas Jónicas y los archipiélagos de las Cícladas y Egeo, donde se distingue la isla de Rodas que políticamente pertenece a este continente, aunque geológicamente es asiática.

Sismicidad

El relieve de este continente en muchas ocasiones se ve afectado por movimientos sísmicos, ya que hacia el sur la cuenca del Mediterráneo constituye una zona inestable de la corteza terrestre, puesto que debe su origen a hundimientos de grandes bloques. La mayor parte de los terremotos son de carácter tectónico. Es una zona de gran sismicidad , y corresponde a una de las zonas volcánicas de nuestro planeta. Las costas mediterráneas, tanto del norte como del sur, sufren frecuentes terremotos, los que producen efectos desastrosos. Entre los de más triste recordación se encuentra el que destruyó la ciudad de Lisboa (Portugal) en el siglo XVIII. Al este de Sicilia, la ciudad de Catania ha sufrido repetidas destrucciones por terremotos y corrientes de lava, al igual que Mesina, situada más al norte, éstas son hoy ciudades muy modernas y han sido construidas sobre los escombros de sus predecesoras.

Vulcanismo

La región volcánica más conocida de Europa es la mediterránea, sobre todo en el sur de Italia y Sicilia, cuya región ha sido fertilizada por la lava volcánica producto de antiguas erupciones. Se encuentra en esta región el Vesubio, que en el año 79 a.n.e hizo su primera erupción, sepultando las ciudades de Herculano, Estabías y Pompeya. Sus erupciones todavía son frecuentes, aunque no violentas. En las islas Lípari, situadas entre Sicilia e Italia, se halla el Estrómboli, Faro del Mediterráneo, además , el Vulcano y el Vulcanelo, que expulsa gases. Uno de los volcanes mayores del mundo es el Etna, con 3274 metros de altura, el que por su gran actividad se asemeja al Volcán Vesubio, y presenta numerosos cráteres. En Islandia encontramos una región, muy cercana a su capital o, a la que se le ha llamado El Valle de los Humos, por la cantidad de géiseres que existen. Tienen una gran utilización como energía geotérmica, en la irrigación de los campos y huertas, en la aceleración de la maduración de algunos cultivos y también se usa para calentar los invernaderos.

Clima, vegetación y fauna

Clima

Este continente presenta características muy peculiares en sus climas, las que están condicionadas a múltiples factores, entre éstos: su situación, la irregularidad de sus costas, su relieve, la influencia de la gran masa continental hacia el este, y la existencia del cálido mar Mediterráneo Euro-Africano. De una manera general podríamos decir que el clima de Europa es templado, pero si estudiamos y razonamos detenidamente las características anteriormente mencionadas, podemos decir que en este continente hay variedad de climas:

Vegetación

  • Milenrama o Achillea millenfolium del género Achillea se incluye en la familia de las Compuestas y está formado por más de 100 especies originarias de las montañas de Europa (y Norteamérica). Vive en praderas y bordes de caminos entre 1.000 y 1.500 metros de

altitud y florece en junio.


Vive en praderas y bordes de caminos entre 1.000 y 1.500 metros de altitud. Florece en junio y su distribución es en Europa

Recursos minerales

En Europa existe una gran variedad de recursos minerales. Hay grandes yacimientos de carbón en varias zonas del Reino Unido, en la región alemana del Ruhr y en Polonia, Bélgica, la República Checa, Eslovaquia, Francia y Ucrania. Hoy día las mayores fuentes europeas de mineral de hierro son las minas de Kiruna (al norte de Suecia), la región de Lorena (en Francia) y Ucrania. En algunas zonas de Europa se produce petróleo y gas natural en pequeñas cantidades, pero las dos regiones más importantes en este sentido son el mar del Norte (que explotan en su mayoría Gran Bretaña, los Países Bajos, Alemania y Noruega) . Entre otros muchos yacimientos minerales destacan los de cobre, plomo, estaño, bauxita, mercurio, manganeso, níquel, oro, plata, potasio, arcilla, yeso, dolomita y sal. La riqueza forestal de Europa ha disminuido y hoy solamente el norte presenta todavía una riqueza de bosques de coníferas considerable. Sus suelos han sido explotados intensivamente y la zona de suelos negros de Ucrania continúan siendo los más importantes.

Economía

En el Siglo XIX se realiza la primera integración moderna de la economía de varios estados europeos a través de la Unión Aduanera de Alemania.

Alemania es económicamente la nación más poderosa de Europa, seguida por Francia, el Reino Unido, Italia y España aunque el primero en términos de renta per cápita es, tanto de Europa como del mundo, Luxemburgo. Existe una gran disparidad en la riqueza económica de los distintos países europeos, así, mientras en las cinco principales economías el PIB supera los 20.000 euros por persona, Moldavia apenas sobrepasa los 2.000.

Buena parte de la dinámica económica del continente se enmarca dentro del funcionamiento de la Unión Europea. Desde 2009, dieciséis estados europeos comparten una misma moneda, el euro (€).

La nueva realidad de la economía mundial, que se ha consolidado en el transcurso de la última década, está marcada principalmente por la desintegración de la Unión Soviética, el vertiginoso crecimiento de la República Popular China y la materialización de la unidad económica de buena parte de Europa.

En medio de estos cambios han surgido nuevos polos para la economía mundial que han impulsado el llamado proceso de "Globalización".

Una de las particularidades de la economía europea es el hecho de que varios estados de poca extensión territorial, sin mayores recursos naturales y sin poseer costas, cuentan con economías prósperas y con un elevado nivel de vida. Tal es el caso de Andorra, Luxemburgo, Suiza o Liechtenstein, así como Mónaco, aunque este último posee costas sobre el Mediterráneo.

Crisis económica

La Unión Europea viene enfrentando signos de debilitamiento económico desde hace algunos años, dados esencialmente al doble encarecimiento de sus exportaciones (debilitamiento del dólar y consiguiente fortalecimiento del euro y los altos precios del petróleo), la aún no resuelta dependencia energética de Rusia, el estancamiento de la economía alemana (la locomotora de Europa), los altos gastos del bloque comunitario en función de las últimas ampliaciones hacia el Este, los bajos niveles de inversión en Investigación + Desarrollo + Innovación, que históricamente han caracterizado a la Unión , y la consecuente pérdida de competitividad y productividad a nivel mundial.

La quiebra de instituciones financieras y aseguradoras en Estados Unidos, iniciadas en octubre de 2008, arrastró consigo a otras igualmente importantes del Viejo Continente debido al alto grado de interrelación entre ellas. Gran parte de las llamadas "hipotecas basura" dentro de los paquetes de titularizaciones que continuamente se vendían y compraban como parte de sus transacciones internacionales, estaban dispersas por todos los bancos e instituciones financieras de Europa.

La otrora opulenta y pujante Europa, con pretensiones de haber salido ya de una crisis económica que afectó a todos sus países en los dos últimos años y aún remueve algunos cimientos, acumula 80 millones de pobres. Las desigualdades entre los países de la Unión Europea se agravaron por el impacto de la crisis global[1].

El director general de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Jacques Diouf, consideró que la pobreza en Europa es fruto de 15 años de neoliberalismo, lo cual sumió a millones en el desamparo y la desatención.

A ello se suma la creciente inseguridad alimentaria y la acelerada pérdida de empleos provocados por la crisis económica global, por la cual el 73% de los europeos opina que la pobreza ya es una condición generalizada en sus países.

Para los estudiosos, los niveles de indigencia en Europa son dispares y muy diferentes a los de naciones en desarrollo, pero pobreza al fin con marcada marginalidad y exención de la vida económica, social y cultural del continente.

Dentro de ese triste panorama están los cerca de 17 millones de niños europeos indigentes registrados por el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), localizados fundamentalmente en el sur del continente: Italia, Grecia, España y la región de Los Balcanes.

Otras estadísticas muestran que las naciones más golpeadas por los avatares de la crisis económica son España, Grecia y Portugal, donde el 11% de las personas empleadas viven bajo la línea de pobreza.

Demografia

La población europea actual es, en su inmensa mayoría, fenotípicamente caucásica, dividida en dos grandes grupos: los nórdicos, que suelen tener una pigmentación de piel blanca clara y rosada, cabello rubio, rojizo o castaño claro y los ojos azules, habitando principalmente en Alemania, Rusia, Reino Unido, Francia, Norte de Italia, Suiza, Suecia, Irlanda, Noruega, Finlandia, Holanda y partes España, etc. y los mediterráneos que en su mayoría tienen la piel blanca con un ligero rubor (mejillas semi rojas) en el rostro, cabello oscuro o castaño la gran mayoría con ojos café y en menor cantidad marrones, verdes, grises o azules, viviendo en España, Italia, sur de Francia, Portugal, Grecia y los Balcanes. Pero en las regiones intermedias entre estos dos grupos, se encuentran muchas poblaciones que presentan características de ambos.

Fueron varios los grupos étnicos que, a lo largo de los siglos, invadieron el continente europeo, entre ellos destacamos a los íberos, celtas, germanos, vikingos, latinos o romanos, etruscos, helénicos, eslavos, etc. considerados luego autóctonos de dicho continente, a los cuales se suma la migración desde el continente asiático: fenicios, árabes, judíos y gitanos entre otros.

En la actualidad existen otros tipos de inmigrantes, entre ellos los asiáticos del lejano oriente y los provenientes de África y América Latina.

Racismo

El Racismo y la Xenofobia están más extendidos en Europa de lo que pensaban hasta ahora los expertos. Una encuesta realizada hace unos meses entre inmigrantes y miembros de minorías étnicas en los 27 países de la Unión Europea por parte de la Agencia de la UE de Derechos Fundamentales (FRA)[2], arrojó que un 12% de los entrevistados declaró haber sido víctima de la violencia racista en los pasados 12 meses. De este grupo, el 89% no acudió sin embargo a la policía, porque no contaba con recibir ayuda.

Según la encuesta, las minorías son especialmente discriminadas en Italia y Grecia, y se denuncia que la peor discriminación la sufren los 12 millones de miembros de la etnia gitana romaní, seguidos de los inmigrantes africanos. Entre los gitanos romaníes, que viven sobre todo en los nuevos países miembros de la UE del centro y el sudeste de Europa, el año pasado uno de cada dos sufrió discriminación.

En Alemania se consultó sobre sus experiencias principalmente a personas procedentes de Turquía y de la antigua Yugoslavia. El 52% de los inmigrantes turcos y el 46% de los procedentes de la región de los Balcanes afirmaron que la xenofobia está "muy" o "bastante" extendida en Alemania. El 75% de los entrevistados de ambos grupos dijo, además, no conocer ninguna organización que preste ayuda en caso de dificultades.

Los intentos de regularizar flujos migratorios con los embates de la crisis económica, como telón de fondo en el 2009, y la opción de discursos racistas y discriminatorios, contrastan en la agenda política de Europa en torno a la inmigración.

Tanto es así que los gobiernos de Francia, Alemania y España han sido la diana de las críticas a las políticas de Estado sobre la migración, lo cual no excluye de responsabilidad al resto de los países industrializados, importantes receptores de mano de obra.

Según la oficina de estadísticas Eurostat[3], unos 20 millones de extranjeros residían en el 2008 en países de la Unión Europea (UE), lo que equivale al 3,9% de la población total.

Sin embargo, la postura dominante en la Unión Europea es imponer una legislación cada vez más restrictiva a personas no originarias, para lo cual se apela sin tapujos a discursos que llevan implícito una revisión de antiguas políticas de integración social y cultural.

Gobiernos como el de Gran Bretaña, por otra parte, hacen ver que la inmigración es una causa clave del incremento del desempleo y las escasas posibilidades de trabajo para los nativos, a fin de justificar el endurecimiento de las leyes migratorias

Cultura

Idiomas

En el continente europeo existen muchos idiomas procedentes de varias familias. Entre ellas se destacan:

Del grupo indoeuropeo:

  • Las lenguas romances, procedentes del latín: aragonés, asturiano, catalán, español, francés, gallego, italiano, ladino, leonés, napolitano, occitano, sardo, siciliano, rumano, portugués, retorromance.
  • Las lenguas germánicas: inglés, holandés, alemán, frisón, sueco, danés, noruego, islandés, feroés.
  • Las lenguas eslavas: bosnio, búlgaro, ruso, polaco, checo, eslovaco, bielorruso, ucraniano, sorabo, serbio, esloveno, croata y macedonio.
  • Las lenguas célticas: irlandés, gaélico escocés, galés, bretón, córnico y manés.
  • Las lenguas bálticas: letón, lituano
  • Otras lenguas indoeuropeas: griego, armenio, albanés.

Del grupo ugro-finés: finés, lapón, estonio y húngaro.

Del grupo turco-tártaro: turco, azerí

De otros grupos lingüísticos:

  • Georgiano
  • Euskera
  • Maltés
  • Lenguas planificadas: esperanto (en todos los países del continente), Ido, Interlingua y Volapük por algunas personas.

Las diez lenguas con mayor número de hablantes son el ruso, el alemán, el turco, el francés, el inglés, el italiano, el español, el polaco, el ucraniano y el serbocroata. A pesar de esto, en Europa se habla el 3% de todas las lenguas del mundo[4].

Religión

Los católicos son mayoritarios en 23 países, los ortodoxos en 10, los protestantes en 9 y los musulmanes en 4 (Albania, Azerbaiyán, Bosnia-Herzegovina, Turquía).

Existen minorías religiosas dentro de estos grandes conjuntos:

  • Los judíos están presentes en Europa desde los tiempos del Imperio romano, han sido perseguidos desde la Edad Media y sufrieron una política de exterminación total durante la Segunda Guerra Mundial.
  • El Islam está presente en los Balcanes, antiguamente sometidos al Imperio otomano (Albania, Bosnia-Herzegovina, Kosovo, Macedonia), en Turquía, Azerbaiyán y, como consecuencia de la inmigración, en Francia, Reino Unido, Alemania, España, Países Bajos, Bélgica, etc.
  • Las religiones de extremo oriente: sintoísmo, budismo, hinduismo, confucionismo.
  • Existen comunidades florecientes de la Fe Bahá'í en todos los países.
  • El ateísmo es minoritario: según la obra de J. Baudérot, Religión y laicidad en la Europa de los 12, 1994, página 259: un cuarto de la población de la UE sería «no religiosa» y el 5 % de los europeos serían ateos. Una encuesta llevada a 21 países sobre 21 000 personas y publicada en diciembre de 2004 anunció que el 25 % de los europeos del oeste se declaran ateos contra un 12 % en los países de Europa Central y Oriental. Según esta encuesta publicada en el Wall Street Journal, el 4 % de los rumanos y el 8 % de los griegos se declaran ateos. Al contrario, el 49 % de los checoslovacos y el 41 % de los holandeses son ateos. Según una encuesta del CIS, el 82,4 % de los españoles se declaran católicos y el 47,7 % de ellos practicantes.

Véase También

Referencias

  1. Informe de la Oficina de Estadísticas, Eurostat.
  2. http://fra.europa.eu/fraWebsite/attachments/eumidis_mainreport_conference-edition_en_.pdf
  3. Eurostat
  4. Sabiask.com

Fuentes

  • Wikipedia
  • Centro de Estudios Europeos
  • CubaDebate, Informe oficial reconoce 17 millones de niños indigentes en Europa
  • Granma, Europa: crece el racismo
  • Libro de Texto de Geografía. 11no grado.
  • [1]. Consultado de www.ecured.cu el 12 de mayo de 2014.
  • [2]. Consultado en www.ecured.cu el 22 de mayo de 2014.
  • [3]. Consultado en www.ecured.cu el 22 de mayo de 2014.