Raúl Castro

De EcuRed

Artículo de referencia

Raúl Castro
Información sobre la plantilla

Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba

Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba
Actualmente en el cargo
Desde el 24 de febrero de 2008
VicepresidenteMiguel Díaz Canel (primer vicepresidente)
José Ramón Machado Ventura
Ramiro Valdés Menéndez
Gladys Bejerano
Mercedes López Acea
Salvador Valdés Mesa
PredecesorFidel Castro
Primer Secretario del Partido Comunista de  Cuba
Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba
Actualmente en el cargo
Desde el 19 de abril de 2011
PredecesorFidel Castro
Presidente pro-tempore de la CELAC
Presidente pro-tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños
2013 - 2014
PredecesorSebastián Piñera
SucesorLaura Chinchilla
Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba
2 de diciembre de 1976 - 24 de febrero de 2008
SucesorJosé Ramón Machado Ventura
Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba
16 de octubre de 1959 - 24 de febrero de 2008
SucesorJulio Casas Regueiro
Datos Personales
NombreRaúl Modesto Castro Ruz
Nacimiento3 de junio de 1931
Birán, Provincia de Oriente , Bandera de Cuba Cuba
Partido políticoLogo del PCC Partido Comunista de Cuba
TítulosHéroe de la República de Cuba
CónyugeVilma Espín Guillois
HijosMariela Castro Espín
Alejandro Castro
Deborah Castro Espín
Nilsa Castro Espín

Raúl Castro Ruz . Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba y Primer Secretario del Comité Central del PCC. Combatiente revolucionario, dirigente político, estadista y jefe militar. Por los servicios prestados a la defensa del país, el 15 de noviembre de 1976 fue ascendido al grado de General de Ejército. El 27 de febrero de 1998 por acuerdo del Consejo de Estado, al cumplirse el 40 Aniversario de su ascenso a Comandante del Ejército Rebelde, le fue otorgado junto al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, el título honorífico de Héroe de la República de Cuba y la Orden Máximo Gómez en Primer Grado, en consideración a su larga trayectoria, sus grandes méritos revolucionarios y la consagración al deber durante estos años.

El General de Ejército Raúl Castro Ruz ha hecho aportes notables a la Revolución como jefe militar; destacándose su decisiva participación al frente del Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias durante casi 49 años, en los resultados alcanzados en la preparación del país para la defensa y en la aplicación práctica de la concepción de la Guerra de Todo el Pueblo.

El 24 de febrero de 2008 fue electo por la Asamblea Nacional como Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, siendo reelecto para un segundo mandato en febrero de 2013[1]. Durante el VI Congreso del PCC, en abril de 2011, fue electo[2] Primer Secretario del Comité Central del Partido. Desde ambos cargos ha dirigido el esfuerzo de su administración al perfeccionamiento del modelo del Socialismo en la Isla.

Contenido

Síntesis biográfica

Raúl Modesto Castro Ruz nace el 3 de junio de 1931 en el poblado de Birán, Holguín, en la entonces provincia de Oriente. Cursa los primeros estudios en la ciudad de Santiago de Cuba y posteriormente se traslada a La Habana. Allí realiza la Enseñanza Secundaria e ingresa en la Universidad, donde participa en las luchas estudiantiles contra el corrupto gobierno de Carlos Prío Socarrás y la tiranía de Fulgencio Batista Zaldívar.

En el año 1953 asiste como delegado a la Conferencia Internacional de Defensa de los Derechos de la Juventud, que se llevó a cabo en Viena. Fue invitado a participar en la Reunión del Comité Internacional Preparatorio del IV Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes en Bucarest.

Trayectoria revolucionaria

Formó parte de los jóvenes que el 26 de julio de 1953 asaltaron al Cuartel Moncada, en la ciudad de Santiago de Cuba, ocasión en la que dirigió al grupo que tomó el Palacio de Justicia en apoyo a la acción principal comandada por Fidel Castro. Por tales hechos fue condenado a 13 años de cárcel y trasladado al Presidio de la Isla de Pinos, hoy Isla de la Juventud.

Presidio

El 12 de octubre, el Ministro de Gobernación, Ramón Heredia, dispuso que el grupo de revolucionarios condenados por los sucesos del Moncada, dentro del cual se encontraba Raúl Castro, fuera trasladado al Reclusorio Nacional de la Isla de Pinos. Según las disposiciones del Tribunal deberían permanecer en locales especiales, separados de los presos comunes[3]. En aviones DC-3, del ejército, bajo fuerte custodia militar fueron trasladados desde la provincia de Oriente hasta la Isla de Pinos[4].

Fue ubicado, junto al resto de sus compañeros, en una de las salas del hospital del presidio, separados de los presos comunes por una pared de ladrillos que fue levantada para ese fin[4]. Poco después se le permitió recibir una visita al mes y alguna correspondencia, que siempre era severamente revisada y censurada.

Como el resto de sus compañeros se negó a aceptar la cena especial del 24 de diciembre de 1953 en protesta por los asesinatos cometidos por el ejército y la guardia rural durante los sucesos del Moncada[4].

El 12 de febrero de 1954, cuando el dictador Fulgencio Batista visitaba el Penal para inaugurar la planta eléctrica de la prisión, Raúl Castro, junto a sus 25 compañeros[5] entonó a toda voz la Marcha del 26 de Julio. Batista prestó atención a la letra y visiblemente disgustado sólo preguntó quiénes cantaban, luego abandonó rápidamente el reclusorio. Por esta acción serían castigados severamente, Fidel Castro, Ramiro Valdés, Ernesto Tizol, Israel Tápanes y Agustín Díaz Cartaya. A él, y al resto de sus compañeros les retiraron el aparato de radio que tenía el pabellón y les suspendieron la entrega de periódicos además de prohibirles comunicarse con el exterior.

Diez veces se recibieron en el Penal telegramas firmados por el Ministro de Gobernación, Ramón Hermida, en que se ordenaba el traslado de Raúl hacia La habana para comparecer como acusado ante el Tribunal de Urgencia como responsable de un delito contra el orden público en la causa 412 de 1953. En todas las ocasiones el Supervisor de la prisión alegó distintas excusas para no cumplir la orden: falsas enfermedades de Raúl, carencia de escoltas, falta de pasajes, entre otras.

Desde 1954 y con mayor fuerza a partir de 1955 comenzó un amplio movimiento nacional, que abarcó a casi todas las tendencias políticas y clases del país, en pro de una amnistía general que incluyese a los moncadistas. El 10 de marzo de 1955, en medio de los festejos oficiales por el tercer aniversario del golpe de estado, se presentaron en ambas cámaras del Congreso Cubano sendos proyectos de amnistía general.

Raúl  junto a Fidel, Almeida y Armando Mestre a la salida del Presidio  Modelo el 15 de mayo de 1955
Raúl junto a Fidel, Almeida y Armando Mestre a la salida del Presidio Modelo el 15 de mayo de 1955

El 29 de marzo de 1955, Raúl fue castigado con treinta días de privación de comunicaciones y visitas al igual que su hermano Fidel, por un artículo del líder del Movimiento 26 de Julio que había aparecido en la revista Bohemia bajo el título de "Carta sobre la amnistía"[6] y que denunciaba la maniobra politiquera que se escondía tras los proyectos de amnistía que manejaba el régimen en el Congreso. Raúl fue considerado cómplice de Fidel en la elaboración del artículo y la burla de las autoridades del penal al hacerlo llegar a Bohemia.

El 6 de mayo, luego de ser aprobada por ambas cámaras del Congreso Cubano, Fulgencio Batista firmó la Ley de amnistía que ponía en libertad a todos los presos políticos[7], incluidos los asaltantes de los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes que cumplían su condena en el presidio de la Isla de Pinos. Gracias a la amnistía el 15 de mayo de 1955 salió en libertad junto a sus compañeros de presidio político.

Guerra de Liberación

La persecución de la tiranía lo obligó a asilarse en la Embajada de México y luego a trasladarse a dicho país. Allí tomó parte en los preparativos de la expedición que culminó con el desembarco del Granma, el 2 de diciembre de 1956 por la costa sur de Oriente. Después de la dispersión que siguió al revés de Alegría de Pío, se puso al frente de un pequeño grupo de cuatro expedicionarios hasta el día 18 de diciembre en que logró reencontrarse con su hermano Fidel en el lugar conocido por Cinco Palmas, en Purial de Vicana.

El  entonces comandante Raúl junto a Ernesto Che Guevara durante los  años de la lucha guerrillera en la Sierra Maestra.
El entonces comandante Raúl junto a Ernesto Che Guevara durante los años de la lucha guerrillera en la Sierra Maestra.

Formó parte del núcleo inicial del Ejército Rebelde y tomó parte en las primeras acciones victoriosas de la guerrilla en La Plata y Arroyo del Infierno[8]. También estuvo presente en la sorpresa de Altos de Espinosa donde la fuerza rebelde pudo haber sido aniquilada debido a una traición[9].

El 28 de mayo de 1957 al frente de su pelotón participó en el ataque al cuartel de El Uvero, acción que tuvo gran repercusión mediática y que a juicio de Ernesto Guevara marcó la “mayoría de edad” del Ejército Rebelde[10]. El 28 de mayo de 1957 al frente de su pelotón participó en el ataque al cuartel de El Uvero, acción que tuvo gran repercusión mediática y que a juicio de Ernesto Guevara marcó la “mayoría de edad” del Ejército Rebelde[11]. Distinguido en numerosas acciones militares contra el ejército de la dictadura, el 27 de febrero de 1958 fue ascendido a Comandante.

Recibió la misión de abrir un nuevo frente de combate contra la dictadura y en los primeros días de marzo de 1958 partió de La Mesa, en la Sierra Maestra, al mando de una columna guerrillera con la misión de crear el Segundo Frente Oriental Frank País[12], que dirigió hasta el final de la Guerra de Liberación.

Revolución en el poder

Raúl  saluda a varios jóvenes estudiantes de las Escuelas Militares Camilo  Cienfuegos ("Camilitos").
Raúl saluda a varios jóvenes estudiantes de las Escuelas Militares Camilo Cienfuegos ("Camilitos").
Al producirse la huida de Fulgencio Batista el 1 de enero de 1959, Raúl, al frente de sus hombres ocupó el Cuartel Moncada y fue designado Jefe Militar de la provincia de Oriente al día siguiente[13]. Al ser designado Fidel Castro como Primer Ministro del gobierno provisional revolucionario el 16 de febrero, tras la renuncia de José Miró Cardona, Raúl asumió la Jefatura de las Fuerzas de Tierra, Mar y Aire de la República[13]. El 16 de octubre al crearse el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (MINFAR), fue designado Ministro[13], cargo que ha desempeñado hasta el 24 de febrero de 2008. Ante las constantes provocaciones y actos terroristas del enemigo Fidel Castro le ordena crear el Ejército Oriental para fortalecer la zona, destacando la importancia de la misma[14]:
Mira, vete para Oriente y yo me hago cargo del Ministerio de las Fuerzas Armadas con el Jefe del Estado Mayor, vete para allá, ve organizando el Ejército Oriental, que si salvamos Oriente, salvamos a la Revolución.
Según el propio Raúl comento en una entrevista realizada el 31 de diciembre de 2008, los primeros años de la Revolución Cubana fueron muy difíciles[14]:
A veces llegaba al Ministerio de las Fuerzas Armadas y venían cuatro o cinco ayudantes, que eran enlaces con los diferentes territorios, ejércitos y regiones del país, y para andar más rápido no me hacían informes, venían con un listado de lo que había acontecido en las últimas 24 horas, o por lo menos las últimas 12 horas de la noche anterior: decenas de casas de curar tabaco incendiadas en Pinar del Río, tantas decenas de cañaverales ardiendo en todo el país, según la época del año; tantos combates librados, tantas bombas en ciudades y otros lugares, tantos sabotajes a tendidos eléctricos. A veces yo les decía: «Díganme lo más importante», y eso fue, con mayor o menor intensidad, durante cinco o seis años.

Formó parte de la Dirección Nacional de las Organizaciones Revolucionarias Integradas (ORI), y más tarde la Dirección Nacional del Partido Unido de la Revolución Socialista de Cuba. En octubre de 1965, al crearse el Comité Central del Partido Comunista de Cuba, fue elegido como su Segundo Secretario, y ratificado como tal por los II, III, IV y V Congresos de la organización.

Es diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular desde su conformación en 1976, y el 3 de diciembre de ese año fue electo Primer Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, cargo que desempeña a partir de ese momento.

Por los servicios prestados a la defensa del país, el 15 de noviembre de 1976 fue ascendido al grado de General de Ejército. El 27 de febrero de 1998, por acuerdo del Consejo de Estado, al cumplirse el 40 Aniversario de su ascenso a Comandante del Ejército Rebelde, le fue otorgado junto al Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque, el título honorífico de Héroe de la República de Cuba y la Orden Máximo Gómez de Primer Grado, en consideración a su larga trayectoria, sus grandes méritos revolucionarios y la consagración al deber durante estos años. Ha recibido también otras condecoraciones nacionales y extranjeras.

Presidente de Cuba

El 31 de julio de 2006, el Comandante en Jefe Fidel Castro le confió de manera temporal la presidencia de los Consejos de Estado y de Ministros así como el liderazgo del Comité Central del Partido Comunista[15]. Posteriormente el 24 de febrero de 2008 fue electo Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba. En su primer discurso como presidente expresó:

Estoy consciente de la responsabilidad que entraña ante el pueblo la tarea que se me encarga, y a la vez convencido de contar, como hasta hoy, con el apoyo de quienes desempeñan responsabilidades de dirección a los diferentes niveles y más importante aún, con el de mis compatriotas, sin el cual no hay éxito posible en una sociedad como la nuestra.
Raúl Castro, 24 de febrero de 2008[16]

Política interna

En septiembre de 2006, Raúl, entonces primer vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, asistió a las sesiones del XIX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba[17]. Durante el discurso de clausura del evento llamó a la CTC y a los sindicatos a fortalecer su funcionamiento y su accionar en favor de los trabajadores, asi como reiteró la intensión del Gobierno y el Partido de apoyar al sector obrero.

El 6 de diciembre presidió la Revista militar y marcha popular por el 50 aniversario del Desembarco del Yate Granma y Día de las FAR.

"Continuaremos elevando la preparación y cohesión combativa de las tropas regulares y sus reservas, de las Milicias de Tropas Territoriales, las Brigadas de Producción y Defensa y los demás elementos del dispositivo defensivo territorial, incluyendo las estructuras partidistas, estatales y gubernamentales en todos los niveles. Seguiremos acondicionando el Teatro de Operaciones Militares a la vez que desarrollamos las comunicaciones y la modernización de los medios de combate como vía para elevar sus cualidades combativas y hacerlas corresponder con el empleo previsto en caso de una agresión. De la misma forma, continuaremos fortaleciendo en todos los frentes la importante labor que realizan los abnegados combatientes del Ministerio del Interior."
Raúl Castro, 2 de diciembre de 2006[18]
Raúl  Castro durante su discurso en Camagüey por el 54 Aniversario de los  Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.
Raúl Castro durante su discurso en Camagüey por el 54 Aniversario de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes.

El 26 de julio, durante el Acto Central por el 54 aniversario de los Asaltos a los Cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes realizado en la ciudad de Camagüey, Raúl lanzó un llamado a aumentar la eficiencia y la productividad de la economía como clave para resolver los problemas urgentes de la sociedad cubana.

"cualquier incremento de salarios o descenso de precios, para que sea real, solo puede provenir de una mayor y más eficiente producción o prestación de servicios que permita disponer de más ingresos."
Raúl Castro, 26 de julio de 2007[19]

En su discurso en Camagüey anunció que se estaba dando cumplimiento a la decisión de la Asamblea Nacional de organizar el sistema de pagos a campesinos además se informó que el Estado fomentaría la producción de leche, arroz y carne, como forma potenciar la seguridad alimentaria y reducir importaciones y gastos innecesarios. Su discurso en Camagüey se considera como base de los cambios que años después se impulsarían en la política económica cubana.

Nadie, ni un individuo ni un país, puede darse el lujo de gastar más de lo que tiene. Parece algo elemental, pero no siempre pensamos y actuamos en consecuencia con esa realidad insoslayable. Para tener más, hay que partir de producir más y con sentido de racionalidad y eficiencia, de forma que podamos reducir importaciones, en primer lugar de alimentos que se dan aquí, cuya producción nacional está aún lejos de satisfacer las necesidades.[19]

El discurso generó un proceso de discusión y debate impulsado por el Partido, la UJC y las organizaciones de masas a lo largo y ancho de Cuba. Según datos brindados por el propio Raúl, el proceso generó más de un millón de planteamientos centrados en asuntos como la agricultura[20], los precios de los alimentos, el salario y la política monetaria, los cuales fueron base para el proceso posterior de redacción y discusión de los lineamientos de la política económica.

(...) se dedicaron los meses de septiembre y octubre a discutirlo en la base sin limitarse a los asuntos contenidos en ese discurso, y se estimuló a la población a manifestarse sobre cualquier tema de su interés, datos que han resultado muy útiles para el trabajo posterior de la dirección del país; en noviembre de ese año se trabajó en la recopilación de la información y la elaboración del resumen y en diciembre del propio año analizamos en el Partido el informe final. Asistieron a las reuniones de estudio más de 5 100 000 personas, que efectuaron 3 255 000 intervenciones, con 1 301 203 planteamientos concretos, de los cuales el 48,8% fueron críticos. Los resultados de esa actividad no se echaron en saco sin fondo.
1 de agosto de 2009[21]

El 11 de julio de 2008 la Asamblea Nacional del Poder Popular convocó durante el Primer Período Ordinario de su VII Legislatura a debate popular[22] el Anteproyecto de Ley de Seguridad Social, sobre este aspecto el propio Raúl expresó el propio día:

El anteproyecto de la nueva Ley de Seguridad Social -y repetimos algunas de las cuestiones que ya ustedes han tratado con profundidad, para información directa a nuestro pueblo-, y sobre todo los cambios propuestos en la edad de jubilación y los años laborados para tener derecho a ella, se corresponden con la realidad de un país donde la esperanza de vida es cada vez más alta y la natalidad se mantiene
11 de julio de 2008[20]

En esa misma sesión anunció que los próximos días el Consejo de Estado aprobaría un Decreto Ley (posteriormente Decreto-Ley 259[23]) el cual autorizaría la entrega de tierras estatales ociosas en concepto de usufructo a personas naturales o jurídicas.

En el verano de 2008, el paso casi seguido de los huracanes Gustav e Ike[24] asi como la tormenta tropical Paloma causaron grandes destrozos[25] en el Municipio Especial Isla de la Juventud y en la occidental provincia de Pinar del Río así como considerables afectaciones en los poblados de Santa Cruz del Sur (Camaguey), Guayabal (Las Tunas) y Baracoa (Guantánamo)[26]. Raúl, quien siguió minuto a minuto[27] el paso del huracán y las labores de recuperación, visitó los territorios afectados[28][29] y manifestó la intensión del Estado y el Gobierno de apoyar la recuperación.

Raúl  Castro durante el Acto por el 50 Aniversario del Triunfo de la  Revolución el 1 de enero de 2009 en la Ciudad de Santiago de Cuba
Raúl Castro durante el Acto por el 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución el 1 de enero de 2009 en la Ciudad de Santiago de Cuba
El 1 de enero de 2009 encabezó el Acto Central por el 50 Aniversario del Triunfo de la Revolución celebrado en la Ciudad Héroe: Santiago de Cuba. En su discurso reafirmó el llamado a la continuidad y preservación del socialismo y recordó a los caídos por la defensa de la Revolución[30].
El primer pensamiento, un día como hoy, para los caídos en esta larga lucha. Ellos son paradigma y símbolo del esfuerzo y el sacrificio de millones de cubanos. En estrecha unión, empuñando las poderosas armas que han significado la dirección, las enseñanzas y el ejemplo de Fidel, aprendimos en el rigor de la lucha a transformar sueños en realidades; a no perder la calma y la confianza frente a peligros y amenazas; a levantar el ánimo tras los grandes reveses; a convertir en victoria cada reto y a superar las adversidades, por insuperables que pudieran parecer.

Meses después, en su discurso en Holguín por el 56 aniversario de los sucesos del 26 de julio de 1953 anunció la decisión del Gobierno de darle prioridad a las inversiones que ayuden a resolver la situación hidráulica en las provincias orientales. En ese sentido anunció que las inversiones en el Acueducto de Santiago y en la construcción del Trasvase Este-Oeste tendrían máxima prioridad[31].

(...) se trabaja para estar en condiciones de prevenir y enfrentar los efectos de los recurrentes períodos de sequía, cada vez más prolongados e intensos, mediante diversas medidas, entre ellas el trasvase de agua, incluso de unas provincias a otras.

Recuerden los tres años difíciles de sequía desde comienzos del siglo hasta el 2005, donde fue necesario en todo el país llevarles el agua hasta en ferrocarriles y en todo tipo de vehículos y vasijas a cerca de 3 millones y medio de cubanos

Por eso estamos construyendo en diferentes lugares estos trasvases de agua estratégicos, que nos permitirán maniobrar con el líquido vital de unas provincias a otras.

El 30 de julio de 2009, el Consejo de Ministros aprobó el segundo ajuste al plan de la economía del año así como un conjunto de acuerdos con vistas a enfrentar la tensa situación financiera en la que Cuba se encontraba. Sobre esto Raúl expresó durante una intervención ante la Asamblea Nacional:

En la pasada sesión de la Asamblea, en diciembre, alerté que el año 2009 constituía un difícil reto para los cubanos, tras las pérdidas y daños por 10 000 millones de dólares ocasionados por tres devastadores huracanes. El primero, Gustav, comenzó a afectarnos el 30 de agosto y el tercero, Paloma, causó destrozos hasta el 9 de noviembre. Es decir que en apenas 72 días se perdió alrededor del 20% del Producto Interno Bruto, el famoso PIB. A ello se agregaba la incertidumbre que suponía la crisis económica y financiera de escala global, y sus inevitables impactos en nuestra economía.

Entonces pensábamos crecer un 6%, ya en abril, cuando nos vimos obligados a realizar el primer ajuste del plan, rebajamos nuestra expectativa al 2,5% y hemos constatado que en el primer semestre, el crecimiento del PIB ha sido de un 0,8%.

(...) Han decrecido significativamente nuestras exportaciones a causa de la caída de sus precios. El níquel, por ejemplo, de un precio medio de 21 100 dólares por tonelada el pasado año, se ha vendido como promedio a 11 700 en el primer semestre.

(...) Hemos sido consecuentes con la necesidad de ajustar los gastos en correspondencia con los ingresos (...) parto de la lógica de que, como ya dije en la pasada sesión del Parlamento, nadie, ni un individuo ni un país, puede gastar indefinidamente más de lo que ingresa.
1 de agosto de 2009[32]

Por iniciativa del propio Raúl, en agosto de 2009 nació la Contraloría General de la República de Cuba mediante la aprobación de la Ley 10. El organismo sustituyó al anterior Ministerio de Auditoría y Control (MAC) y al frente fue designada Gladys Bejerano Portela.

En agosto de 2010, la Asamblea Nacional aprobó dos nuevos instrumentos jurídicos, la Ley modificativa de la División Político Administrativa que marcó el nacimiento de las provincias de Artemisa y Mayabeque así como el nuevo Código de Seguridad Vial. Sobre estas medidas, el propio Raúl expresó:

Las nuevas provincias Artemisa y Mayabeque nacerán el 1º de enero de 2011 sin repetir los errores que han acompañado el trabajo de los órganos locales del Poder Popular, bajo una concepción de ahorro y uso racional de todos los recursos, en particular con plantillas ajustadas a sus funciones y una clara delimitación de facultades en las interrelaciones con los organismos de la administración central del Estado, las empresas nacionales y las organizaciones políticas y de masas. Por su parte, el Código de Seguridad Vial, cuya aprobación aplazamos en la sesión anterior para profundizar en su contenido, conciliar las discrepancias entonces existentes y avanzar en la elaboración de las disposiciones complementarias, constituye una contribución a la elevación de la disciplina social y la preservación de la vida humana, así como la disminución de cuantiosas pérdidas económicas.
1 de agosto de 2012[33]

En ese mismo discurso Raúl anunció la decisión de modificar[33] el tratamiento laboral y salarial a los trabajadores disponibles e interruptos de un grupo de organismos de la administración central del estado, añadiendo que: "nadie quedará abandonado a su suerte, el Estado Socialista brindará el apoyo necesario (...) mediante el sistema de asistencia social a aquellos que realmente no estén en capacidad de trabajar y sean el único sustento de sus familias"[33]. Las medidas fueron dadas a conocer el 25 de octubre de 2010 en la Gaceta Oficial[34] y se comenzaron a poner en práctica a partir de noviembre.

A partir de 2011, a raíz de la aprobación por el VI Congreso del PCC de los Lineamientos de la Política Económica y Social, el Estado y el Gobierno cubano aprobaron una serie de medidas con vistas a darle cumplimiento al llamado de Raúl de actualizar la política económica cubana:

Raúl  Castro presidiendo una de las reuniones del Consejo de Ministros  cubano.
Raúl Castro presidiendo una de las reuniones del Consejo de Ministros cubano.
  • Entrada en vigor nuevas facilidades para aumento del trabajo por cuenta propia (septiembre de 2011)[35][36]
  • Autorización de compra y venta de autos (noviembre de 2011).[37][38]
  • Autorización de compraventa de casas (noviembre de 2011)[39][40].
  • Sustitución del Ministerio del Azúcar por el Grupo AzCuba (noviembre de 2011)[41].
  • Aprobación de regulaciones para arrendamiento de barberías estatales (noviembre de 2011)[42].
  • Autorización de venta de los productores agrícolas al sector turístico (noviembre de 2011)[43].
  • Flexibilización de las restricciones para la migración interna (noviembre de 2011)[44].
  • Autorización a los bancos cubanos a entregar créditos a particulares (noviembre de 2011)[45].
  • Entrega de subsidios a particulares para reparación de viviendas (enero de 2012)[46]
  • Creación de los ministerios de Energía y Petroleo y de Industrias (marzo de 2012)[47].
  • Nuevas normas en la entrega de tierras en usufructo (octubre de 2012)[48].
  • Aprobación de constitución de cooperativas en sectores no agropecuarios (diciembre de 2012)[49].
  • Aprueban nueva ley del sistema tributario (diciembre de 2012). [50]

El 16 de octubre de 2012 fue anunciada la actualización de la política migratoria cubana[51] la cual entró en vigor a partir del 14 de enero de 2013. Sobre dicha medida el propio Raúl expresó:

En octubre pasado fueron emitidas nuevas regulaciones migratorias que suprimieron restricciones y eliminaron o simplificaron trámites, sin desistir del derecho de defendernos y proteger nuestros recursos humanos. Estas modificaciones han tenido una positiva acogida en el pueblo y mayoritariamente por la emigración cubana, que desea fortalecer sus lazos con la Patria y la familia en contraposición con las políticas de hostilidad, insidiosas campañas mediáticas y el aliento a la emigración ilegal e insegura.
[52]

Política exterior

La política exterior de la Isla bajo la presidencia de Raúl Castro ha continuado la misma línea que bajo la administración de su hermano Fidel. Esta se ha basado en la libre autodeterminación de los pueblos, el respeto al derecho internacional, la lucha por la integración latinoamericana y la cooperación Sur - Sur además de la práctica desinteresada del internacionalismo proletario.

Aunque asumió la presidencia cubana de manera oficial en febrero de 2008, desde 2006, en su condición de primer vicepresidente, Raúl representó al Estado y Gobierno cubano a nivel internacional con vistas a fortalecer las relaciones externas y potenciar los vínculos con nuevos estados.

Raúl  junto al entonces Secretario General de la ONU Kofi Annan  durante la XIV Conferencia Cumbre de la MNOAL, La Habana  2006.
Raúl junto al entonces Secretario General de la ONU Kofi Annan durante la XIV Conferencia Cumbre de la MNOAL, La Habana 2006.
Entre el 9 y el 16 de septiembre de 2006, La Habana fue sede de la XIV Conferencia Cumbre del MNOAL (Movimiento de Países No Alineados). Raúl presidió la delegación cubana en representación de Fidel Castro, quien se encontraba recuperándose de la intervención quirúrgica que le fuera practicada. Al asumir la presidencia del bloque en representación de Fidel[53] y del Gobierno cubano expresó:
Con satisfacción y orgullo Cuba asume nuevamente la responsabilidad de ser sede de una Cumbre de los Países No Alineados. Agradezco el inmenso honor que nos hacen con su participación y les doy la más calurosa bienvenida en nombre de nuestro pueblo.

Todos hubiéramos querido que estas palabras inaugurales fueran pronunciadas por el Presidente Fidel Castro, quien por las razones que conocemos no nos acompaña en esta Sala.

(...) El compañero Fidel me ha pedido que les transmita sus más cordiales saludos y el agradecimiento por la presencia de todos ustedes.[54]

En diciembre de 2008, Castro ya como presidente cubano, sirvió como anfitrión[55] de la III Cumbre Cuba - CARICOM que en esta ocasión tuvo como sede la ciudad de Santiago de Cuba[56].

Raúl  Castro junto al entonces presidente venezolano Hugo Chávez tras  recibir de manos de este el Gran Collar de la Orden del Libertador y  la Réplica de la  Espada de Simón Bolívar. Caracas, diciembre de  2008
Raúl Castro junto al entonces presidente venezolano Hugo Chávez tras recibir de manos de este el Gran Collar de la Orden del Libertador y la Réplica de la Espada de Simón Bolívar. Caracas, diciembre de 2008
El 13 de diciembre de 2008[57] inició en Caracas, Venezuela, su primera gira internacional[58] como presidente cubano, la cual abarcaría además Brasil[59]. Durante su estancia en Venezuela se reunió con el presidente venezolano Hugo Chávez, colocó ofrendas florales en el Monumento a Simón Bolívar en la Plaza Bolívar y ante la tumba del Libertador en el Panteón Nacional[60] así como sostuvo un encuentro con diplomáticos y colaboradores cubanos en Venezuela[61]. En el marco de su visita a Venezuela, recibió de manos del presidente Hugo Chávez la Orden del Libertador en su clase Gran Collar y una réplica de la espada de Simón Bolívar. Posteriormente participó en la Cumbre de América Latina y el Caribe (ALC) sobre Integración y Desarrollo que tuvo lugar en la localidad brasileña de Costa de Sauípe. Como jefe de la delegación cubana participó en los segmentos de alto nivel de la Cumbre ALC[62] y de la reunión del Grupo de Río[63] así como actuó como invitado a la XXXVI Cumbre del Mercado Común del Sur[64]. Tras finalizar la Cumbre de la CALC en Salvador de Bahía realizó una visita oficial de dos días a la capital brasileña, Brasilia, donde se reunió con el mandatario brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y visitó varios lugares emblemáticos.

El 28 de enero de 2009 iniciaría una visita oficial de una semana a Rusia, siendo su primera como mandatario cubano[65]. En el marco de su visita se reunió con el entonces mandatario rusio, Dimitri Medvédev y con el primer ministro Vladimir Putin además visitó el Museo Central de la Gran Guerra Patria, el Monumento al Soldado Descocido y el Mausoleo a Vladimir I. Lenin. Tras finalizar su visita a Rusia, entre el 4 y el 9 de febrero del propio año, visitó Angola y Argelia[66] reuniéndose con los mandatarios de dichas naciones y firmando varios acuerdos de cooperación bilaterales.

El 29 de junio de 2009 participó en la cumbre extraordinaria del Grupo de Río en apoyo al presidente de Honduras realizada en Managua[67], Nicaragua. En la reunión defendió el derecho de Manuel Zelaya como presidente legítimo del Estado hondureño y condenó el golpe militar perpetrado el domingo 28 de junio.

Cuba condena enérgicamente el brutal golpe de Estado contra el gobierno constitucional de Honduras y su legítimo Presidente y rechaza el criminal ataque a la soberanía popular de esta nación. La agresión contra la constitucionalidad política de un país miembro tiene que ser rechazada unánimemente y en los términos más contundentes por parte del Grupo de Río.[68]
El 12 de julio de 2009 inició su segunda visita oficial[69] a Argelia como mandatario cubano. Durante estancia de dos días se reunió con el presidente Abdelaziz Bouteflika y varios funcionarios argelinos además visitó el Museo Central del Ejército argelino[70].
Raúl  Castro junto al    destacado egiptólogo Zahi Hawass ante la Gran  Esfinge de Guiza.    Egipto, julio de 2009
Raúl Castro junto al destacado egiptólogo Zahi Hawass ante la Gran Esfinge de Guiza. Egipto, julio de 2009
Tras concluir su visita a Argelia, el día 14 llegó al balnerario de Sharm El-Sheikh donde participó en la XV Cumbre del MNOAL[71]. En el marco de dicha cita, en la cual entregó la presidencia del MNOAL a Egipto[72], sostuvo encuentros con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y con los presidentes de Egipto, Croacia y Sudán y los primeros ministros de Malasia y Nepal[73].
(...) Hoy somos 118 Estados miembros, por tanto, constituimos mayoría en la comunidad internacional. Pero no sólo hemos crecido en número, además la historia ha demostrado la justeza de nuestras aspiraciones y metas. Nuestras reivindicaciones no pueden ser ignoradas, ni las decisiones sobre los principales problemas que afectan a la humanidad podrían adoptarse sin la participación activa del Movimiento.
Raúl Castro, 15 de julio de 2009

Luego inició una visita oficial a la capital egipcia, El Cairo. En dicha ciudad además de asistir a actividades protocolares, rindió homenaje a Gamal Abdel Nasser ante la tumba del líder egipcio[74] y visitó el Museo Egipcio de El Cairo, el Museo Copto además de la zona de Giza, donde visitó la Gran Pirámide y la Esfinge acompañado del destacado egiptologo Zahi Hawass[75]. Posteriormente entre el 20 y el 23 de julio de 2009 realizó visitas oficiales a Namibia[76] y Angola[77][78].

El 9 de agosto de 2009 encabezó la delegación cubana a la toma de posesión de Rafael Correa, reelegido presidente ecuatoriano en los comicios del 26 de abril del mismo año[79][80]. Meses después, en diciembre de 2009, sirvió como anfitrión de la VIII Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América la cual se realizó en La Habana entre el 13 y 14 de diciembre de 2009[81].

El 12 de enero de 2010 envió un mensaje de condolencias a su homólogo de Haití, René Préval, tras el fuerte terremoto que devastó a la capital de nación caribeña.

“Estimado amigo, con profundo dolor y consternación hemos conocido del terremoto que ha azotado a la hermana República de Haití en las últimas horas“[82]
Raúl  Castro junto al presidente mexicano Felipe Calderón  durante la  II  Cumbre de la Unidad América Latina y el Caribe en Cancún,   México.
Raúl Castro junto al presidente mexicano Felipe Calderón durante la II Cumbre de la Unidad América Latina y el Caribe en Cancún, México.

En febrero de 2010 Raúl encabezó la delegación cubana a la II Cumbre de la Unidad de América Latina y el Caribe (CALC) considerado el máximo evento político económico realizado en la región de América Latina y el Caribe en el año 2010. La reunión realizada en el balneario mexicano de Cancún, ubicado en la zona de la Riviera Maya, sirvió para establecer el cronograma a seguir para la posterior fundación de la CELAC.

La decisión que acabamos de adoptar de crear la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es de trascendencia histórica. Cuba considera que están dadas las condiciones para avanzar con rapidez hacia la constitución de una organización regional puramente latinoamericana y caribeña que integre y represente a las 33 naciones independientes de la América Latina y el Caribe.
La mayoría de las regiones del mundo tiene su propia organización, con la independencia de que algunos de sus miembros pertenezcan a otras agrupaciones subregionales u organismos que abarcan a más de un área geográfica. No hay razón para que América Latina y el Caribe no cuenten con su propia entidad de concertación política, de coordinación económica y de cooperación e integración. No tendría sentido dilatar ese proceso, seamos consecuentes con la voluntad expresada en la Cumbre de Salvador de Bahía.[83]

Entre el 18 y el 21 de abril de 2010 inició su segunda visita oficial a Venezuela esta vez para asistir a los actos por el Bicentenario de la Independencia de Venezuela así como en la IX Cumbre del ALBA[84].

Raúl   Castro a su llegada a Venezuela para participar en la Cumbre   Fundacional de la CELAC. A su izquierda el General Henry de Jesús   Rangel Silva, y a su derecha Elias Jaua, Vicepresidente de   Venezuela.
Raúl Castro a su llegada a Venezuela para participar en la Cumbre Fundacional de la CELAC. A su izquierda el General Henry de Jesús Rangel Silva, y a su derecha Elias Jaua, Vicepresidente de Venezuela.

Entre los días 2 y 3 de diciembre de 2011, Raúl Castro presidió la delegación cubana a la Cumbre fundacional de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), integrada por 33 países latinoamericanos y caribeño. Al intervenir en la inauguración de dicho evento, celebrada en el Teatro Teresa Carreño de Caracas, el Presidente de la República de Cuba expresó:

Tenemos el privilegio de asistir a un acto fundacional de carácter trascendental. Con las decisiones que aquí adoptamos y el trabajo conjunto de los últimos tres años, reivindicamos más de dos siglos de luchas y esperanzas. Llegar tan lejos nos ha costado esfuerzo, pero también sangre y sacrificio.

La Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños es nuestra obra más preciada. Simbólicamente, consolida el concepto de una región unida y soberana, comprometida con un destino común. En términos estratégicos, nos brinda el instrumento político requerido para aunar voluntades, respetar la diversidad, resolver diferencias, cooperar por el bien de nuestros pueblos y solidarizarnos los unos con los otros. Su éxito dependerá del carácter y la sabiduría de sus miembros, que somos las 33 naciones independientes situadas entre el Río Bravo y la Patagonia.[85]

El 7 de diciembre Raúl viajó a Trinidad y Tobago junto a miembros de su gobierno para participar en la IV Cumbre Cuba-Caricom[86] a celebrarse un día después con la participación de Cuba y ocho países del Caricom.

Su cuarto viaje oficial a Venezuela lo realizó entre el 3 y 6 de febrero de 2012 cuando asistió a los actos de celebración del aniversario 20 del alzamiento del 4 de febrero así como en la XI Cumbre de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA)[87].

El 26 de marzo de 2012 Raúl recibió en el Aeropuerto Internacional Antonio Maceo de Santiago de Cuba al Papa Benedicto XVI, Sumo Pontífice de la Iglesia Católica, quien realizó una visita pastoral y oficial a Cuba entre el 26 y el 28 de marzo.

Nos satisfacen las estrechas relaciones entre la Santa Sede y Cuba, que se han desarrollado sin interrupción durante setenta y seis años, siempre basadas en el respeto mutuo y en la coincidencia en asuntos vitales para la Humanidad.
Nuestro gobierno y la Iglesia Católica, Apostólica y Romana en Cuba mantenemos buenas relaciones.[88]
Raúl Castro en la Cumbre Río+20.
Raúl Castro en la Cumbre Río+20.
El junio de 2012 Raúl participa en la Cumbre Río+20, celebrada en Río de Janeiro, Brasil, para abordar el problema del cambio climático. Durante su discurso, el 21 de junio, expresó[89]:
Dejemos las justificaciones y egoísmos y busquemos soluciones. Esta vez, todos, absolutamente todos, pagaremos las consecuencias del cambio climático. Los gobiernos de los países industrializados que actúan de esta forma no deberían cometer el grave error de creer que podrán sobrevivir un poco más a costa de nosotros. Serían incontenibles las oleadas de millones de personas hambrientas y desesperadas del Sur hacia el Norte y la rebelión de los pueblos ante tanta indolencia e injusticia. Ningún hegemonismo será entonces posible. Cese el despojo, cese la guerra, avancemos hacia el desarme y destruyamos los arsenales nucleares.

Estamos urgidos de un cambio trascendental. La única alternativa es construir sociedades más justas, establecer un orden internacional más equitativo, basado en el respeto al derecho de todos; asegurar el desarrollo sostenible a las naciones, especialmente del Sur, y poner los avances de la ciencia y la tecnología al servicio de la salvación del planeta y de la dignidad humana.
El   presidente chino,   Hu Jintao (I) ofrece una ceremonia de  bienvenida a  Raúl Castro en  el  Gran Palacio del Pueblo en  Beijing, capital  de China, 5  de  julio de 2012.
El presidente chino, Hu Jintao (I) ofrece una ceremonia de bienvenida a Raúl Castro en el Gran Palacio del Pueblo en Beijing, capital de China, 5 de julio de 2012.

El 4 de julio de 2012 inició su primera visita oficial a la República Popular de China, con el objetivo de fortalecer las relaciones socio-económicas con esa potencia asiática[90].Durante su estancia en China sostuvo encuentros con el presidente chino Hu Jintao[91], el vicepresidente Xi Jinping, el primer ministro Wen Jiabao y el viceprimer ministro Li Keqiang[92]. Durante su estancia en Beijing asistió a la firma del memorando de cooperación aduanera 2013-1015 además de ocho acuerdos y memorandos de entendimiento, entre ellos un préstamo del Banco de Desarrollo de China (brazo financiero del país asiático en el exterior) para la mejora de instalaciones sanitarias. Raúl también se reunió con el presidente de la Asamblea Nacional Popular (Legislativo), Wu Bangguo. Posteriormente entre el 7 y 10 del mismo mes visitó Vietnam[93] y luego Rusia[94] entre el 10 y el 13 julio.

El 25 de enero de 2013 representó a Cuba en la I Cumbre de la CELAC y en la reunión CELAC-UE que tuvo lugar en la ciudad de Santiago de Chile a finales de enero[95]. El 28 de enero, Raúl recibió la presidencia pro-témpore de la CELAC [96]. Tras recibir el liderazgo del bloque de manos del presidente chileno Sebastián Piñera, Raúl expresó:

Para Cuba y para mí es un gran honor asumir hoy la Presidencia Pro Tempore de la CELAC. Siento que es un reconocimiento a la abnegada lucha de nuestro pueblo por su independencia que sirve de especial homenaje a José Martí, en el 160 aniversario de su natalicio.

Lo hacemos con el propósito de contribuir al máximo a la consolidación del primer mecanismo de concertación e integración que reúne a las 33 naciones independientes de Nuestra América para construir un espacio de soberanía regional y fomentar la integración, la concertación, la cooperación y la solidaridad entre ellas.

Lo asumimos con el compromiso de trabajar a favor de la paz, la justicia, el desarrollo y el entendimiento entre todos nuestros pueblos.

Primer Secretario del PCC

El 31 de agosto de 2006, el Comandante en Jefe Fidel Castro, en su Proclama al pueblo de Cuba[97] delegó en Raúl las funciones de Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba. A pesar de dicha designación, Raúl mantuvo su condición de Segundo Secretario reiterando en varias ocasiones que el liderazgo y ejemplo de Fidel es prácticamente insustituible.

(...) Fidel es insustituible y el pueblo continuará su obra cuando ya no esté físicamente. Aunque siempre lo estarán sus ideas, que han hecho posible levantar el bastión de dignidad y justicia que nuestro país representa.
Sólo el Partido Comunista, garantía segura de la unidad de la nación cubana, puede ser digno heredero de la confianza depositada por el pueblo en su líder. Es la fuerza dirigente superior de la sociedad y el Estado y así lo establece el Artículo 5 de nuestra Constitución, aprobada en referendo por exactamente el 97,7% de los votantes.[98]

El 28 de abril de 2008, Raúl presidió el VI Pleno[99] del Comité Central del Partido Comunista de Cuba el cual se centró en aspectos de importancia nacional como la producción de alimentos, la defensa, la economía y el funcionamiento interno de la organización. Fue en esa reunión en la que se convocó al VI Congreso del PCC el cual se realizaría según lo planeado a finales del segundo semestre del 2009, aunque durante el VII Pleno realizado en julio de 2009 se postergó su realización hasta que concluyera "un amplio y profundo proceso de análisis de la situación actual y perspectiva de la nación, con los militantes y todo el pueblo".[100]

El   presidente Raúl  Castro en la inauguración del VI Congreso del Partido   Comunista de  Cuba
El presidente Raúl Castro en la inauguración del VI Congreso del Partido Comunista de Cuba

En noviembre de 2010, durante un acto por el X aniversario del Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela y en el que se encontraba presente el entonces presidente venezolano, Hugo Chávez, se presentó al convocatoria al Sexto Congreso del Partido.

El Buró Político ha acordado convocar el VI Congreso para la segunda quincena del mes de abril del próximo año, en ocasión del 50 Aniversario de la Victoria de Playa Girón y de la Proclamación del Carácter Socialista de la Revolución Cubana.
(...) el VI Congreso se concentrará en la solución de los problemas de la economía y en las decisiones fundamentales de la actualización del modelo económico cubano y adoptará los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución. El Congreso no es sólo la reunión de quienes resulten elegidos como Delegados, sino también el proceso previo de discusión por parte de la militancia y de toda la población de los lineamientos o decisiones que serán adoptados en el mismo.[101]

El 16 de abril de 2011 en horas de la tarde fue inaugurado el VI Congreso del PCC el cual estuvo antecedido por una Revista Militar realizada en horas de la mañana en la Plaza de la Revolución con motivo del 50 aniversario de la proclama del carácter socialista de la Revolución Cubana, ambos sucesos fueron encabezados por el propio Raúl. El 19 de abril quedó clausurado el VI Congreso, durante la sesión final, encabezada por Fidel y Raúl quedó electo el nuevo Comité Central y Buró Político encabezados por Raúl quien fue electo Primer Secretario[102].

En lo que a mí respecta, asumo mi última tarea, con la firme convicción y compromiso de honor de que el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba tiene como misión principal y sentido de su vida: defender, preservar y proseguir perfeccionando el Socialismo y no permitir jamás el regreso del régimen capitalista.
Raúl Castro, 19 de abril de 2013[103]

Meses después, en enero de 2012, presidiría la Primera Conferencia del PCC la cual trataría aspectos del funcionamiento de la organización, el papel del Partido en la sociedad y su relación con la UJC. En el discurso de clausura, el propio Raúl expresó las líneas de trabajo del partido:

  • Renunciar al principio de un solo partido equivaldría, sencillamente, a legalizar al partido o los partidos del imperialismo en suelo patrio y sacrificar el arma estratégica de la unidad de los cubanos, que ha hecho realidad los sueños de independencia y justicia social por los que han luchado tantas generaciones de patriotas, desde Hatuey hasta Céspedes, Martí y Fidel. (...) defendemos el sistema del partido único frente al juego de la demagogia y la mercantilización de la política
  • Es preciso acostumbrarnos todos a decirnos las verdades de frente, mirándonos a los ojos, discrepar y discutir, discrepar incluso de lo que digan los jefes, cuando consideramos que nos asiste la razón, como es lógico, en el lugar adecuado, en el momento oportuno y de forma correcta, o sea, en las reuniones, no en los pasillos. Hay que estar dispuestos a buscarnos problemas defendiendo nuestras ideas y enfrentando con firmeza lo mal hecho.
  • El Partido, en primer lugar, exigirá a todos responsabilidades por el cumplimiento de sus obligaciones, sin intervenir en la administración, pero sí llamar la atención, alertar y luchar allí, desde el núcleo, el municipio, hurgar, pensar y volver a pensar en cómo movilizar al conjunto de las fuerzas en ese empeño.
    Raúl Castro, 29 de enero de 2013[104]

Vida personal

Raúl Castro junto a Vilma Espín y sus cuatro hijos.
Raúl Castro junto a Vilma Espín y sus cuatro hijos.

El 26 de enero de 1959[105], en la ciudad de Santiago de Cuba, Raúl contrajo matrimonio con Vilma Espín Guillois, combatiente de la lucha clandestina y con quien había trabajado durante su etapa al frente del Segundo Frente Oriental. El matrimonio tuvo cuatro hijos, Deborah, Mariela, Nilsa y Alejandro.

"Raúl siempre ha encontrado tiempo para atender a su familia y preocuparse por la educación de sus hijos que, ya adultos, son personas trabajadoras, responsables, sencillas y de gran calidad humana. Raúl y Vilma, formaron sus hijos desde sus valores y ejemplos personales. Hablar de Raúl con respecto a su familia es imposible sin aludir a Vilma, figura imprescindible en la historia y en la obra de la Revolución. Vilma, a quien Raúl admiró desde que la conoció y después amó. Vilma, la combatiente clandestina, la insurrecta del alzamiento del 30 de noviembre de 1956, la guerrillera en la Sierra y la protagonista, a partir de 1959, de la revolución que se produjo dentro de la Revolución por la emancipación e igualdad de la mujer."
Asela de los Santos[106]

Cargos

Predecesor:
Fidel Castro

Presidente de Cuba

2008 -
Sucesor:
En el cargo
Predecesor:
Fidel Castro

Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba

2011 -
Sucesor:
En el cargo
Predecesor:
Creado el cargo
Ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Cuba
1959 - 2008
Sucesor:
Julio Casas Regueiro

Enlaces externos

Referencias

Fuentes

  • Guevara de la Serna, Ernesto. Pasajes de la guerra revolucionaria. Cuba 1956 – 1959. Edición anotada. Editorial Política. La Habana. 2004. Tercera Edición. Quinta reimpresión. ISBN-959-01-0400-2