Anexo:Fisicoculturistas internacionales

Los fisicoculturistas se consideran dentro del grupo de deportistas de apreciación, como lo son los gimnastas o los clavadistas. Sus competencias se convierten en un arte que incorpora la danza, mientras los contendientes enseñan las formas de sus músculos al ritmo de la música. Se plantea que se considera un deporte, porque se produce un movimiento y una tensión de la musculatura de los hombres y mujeres que lo practican. Su actividad física está encaminada al máximo desarrollo muscular, tanto masculina como femenina, nace y fija las normas a lo largo del siglo XX, cuando el Fisiculturismo adquiere personalidad propia, diferenciándose claramente de otras actividades físicas relacionadas con las pesas. Mientras los demás deportes fijan su objetivo en los levantamientos pesados, el fisiculturismo tiene como objetivo el logro de un desarrollo muscular completo y equilibrado que sea expresión de fuerza y proporción corporal.

Fisicoculturistas internacionales. Relación de nombres e historiales de los fisicoculturistas de diferentes países del mundo (del sexo masculino y femenino) de todos los tiempos, los grandes de ayer y de hoy que en diferentes latitudes perfeccionan y desarrollan sus físicos de forma escultural con el objetivo de lograr un desarrollo muscular completo y equilibrado que sea expresión de fuerza y proporción corporal.

Historia del fisicoculturismo

El fisiculturismo, fisicoculturismo o simplemente culturismo (bodybuilding en inglés) es una actividad basada en ejercicios físicos intensos, generalmente ejercicios anaeróbicos, consistentes, la mayoría de veces, en el entrenamiento (LINI), actividad que se suele realizar en gimnasios, y cuyo fin suele ser la obtención de una musculatura fuerte y definida, así como mantener la mayor definición y simetría posible de la misma. También se suele llamar musculación a la actividad encaminada a hipertrofiar el músculo (su diferencia con el culturismo radica en que la musculación no exige poses como objetivo del trabajo muscular). El fisicoculturismo es la actividad física encaminada al máximo desarrollo muscular, tanto masculina como femenina; nace y fija las normas a lo largo del siglo XX, cuando el fisiculturismo adquiere personalidad propia, diferenciándose claramente de otras actividades físicas relacionadas con las pesas. Mientras los demás deportes fijan su objetivo en los levantamientos pesados, el fisiculturismo tiene como objetivo el logro de un desarrollo muscular completo y equilibrado que sea expresión de fuerza y proporción corporal. La historia del fisiculturismo se remonta a la antigua Grecia, cuando el célebre Milón de Cretona trasladaba diariamente un ternero sobre sus hombros, en un estadio de esa tierra del Egeo. A medida que el animal ganaba peso, aumentaba la sobrecarga física de Milón, estimulando así el umbral de su desarrollo muscular. Acababa de nacer el principio de la sistematicidad de entrenamiento y progresión por sobrecarga, norma vigente hasta nuestros días. El tema del cuerpo y la mente ha sido fuente de polémicas filosóficas desde la antigüedad, cuando se reprobaba el cuerpo como algo corrupto y mortal. Esa filosofía, asumida por la iglesia y la escolástica medieval, condenaban al cuerpo, por ser, para ellos, fuente de pecado. Traducido como ¨Culto al físico¨ el fisicoculturismo existe como estilo de vida y como competencia (atletas amateurs que por lo general no usan sustancias y atletas profesionales que por lo general se ven obligados al uso de determinadas sustancias naturales y/o sintéticas.

Federación Internacional

La Federación fue creada en el año 1948 por Ben Weider y Joe Weider. Actualmente es dirigida por el español Rafael Santonja. Según los estatutos de la Federación Internacional de Fisiculturismo (IFBB), el fisiculturismo es una práctica destinada a crear, perfeccionar y desarrollar el físico de forma escultural, la cual tiene sus bases en una dieta y entrenamiento científico, y valora simetría, proporción y masa muscular. Desde los años 80 la Federación Internacional de Fisiculturismo discutió con el Comité Olímpico Internacional para que este fuera aceptado como deporte olímpico cuestión que no ha sido aceptado en el olimpismo, entre otros factores por el uso indiscriminado de esteroides en sus competidores. finalmente fué aceptado. El fisicoculturismo ya es deporte oficial en varios comités regionales del IOS y está incluido en los Juegos del Sudeste Asiático, Asiáticos, Centroamericanos, Panamericanos y del Pacífico Sur. En los últimos años ganó espacio entre varias organizaciones deportivas, tales como la de juegos centroamericanos (ORDECA) y la sudamericana (ODESU), que les ofrecieron la oportunidad de participar como juegos colaterales “no oficiales”, y les otorgaron medallas. También ha estado presente la actividad en diferentes Olimpiadas: de Sydney 2000 y Atenas 2004, en calidad de juego de exhibición, según el Comité Olímpico Internacional. La federación cuenta con 182 países miembros mientras que a los campeonatos mundiales de hombres se presentan más de 300 participantes de más de 60 países. Uno de los temas que está en agenda actualmente es la erradicación del dopaje en este deporte, que es uno de los más perjudicados por esta práctica y para ello se colabora con la Agencia Mundial Antidopaje del COI. Existen otras organizaciones internacionales como WABBA, NABBA, MUSCLEMANIA, WBFF que también promueven la actividad de culturismo a nivel mundial.

Requerimientos

Los fisicoculturistas requieren de mucha disciplina, una dieta alimenticia estricta, conducta deportiva intachable y voluntad. La competencia es un arte que incorpora danza, mientras los contendientes enseñan las formas de sus músculos al ritmo de la música. En ese preciso momento es que se convierte en un deporte, porque hay un movimiento y una tensión de la musculatura. El fisiculturismo es una manera de buscar armonía con los propios practicantes. Para que un fisicoculturista alcance el nivel profesional (ser atleta PRO), debe entregarse por completo al entrenamiento y cumplir con una serie de requisitos que incluye una dieta de calidad pues las personas generalmente comen solamente 3 veces al día mientras que el atleta culturista tendrá que alimentarse cada 2 o 3 horas (hasta 6-7 veces al día) para alcanzar la musculación deseada. Será necesario planificar y administrar a la perfección los entrenamientos, con pesos y además, con los ejercicios cardiovasculares. Un buen fisicoculturista debe ampliar sus conocimientos sobre biomecánica, cinesiología y fisiología, que le serán útiles para comprender y lograr el desarrollo armónico de su cuerpo.

Competencias

Las personas que lo practican en todo el mundo lo consideran un deporte, aunque para el Comité Olímpico Internacional (COI) no lo sea, porque plantean que sus competiciones son más artísticas que deportivas, además de argumentar que en dicha práctica es habitual el empleo de anabólicos, sustancias sintéticas que suministran hormonas para el crecimiento muscular. En las competencias los culturistas posan frente a un jurado, que asignan puntuaciones y otorga títulos locales, nacionales y los del más alto nivel internacional como los Mister Universos o Mister Olimpia. La competición de culturismo, básicamente, está dividida en dos rondas: la primera, conocida como precompetición o semifinales, en la que se realizan 4 poses de simetría y 7 poses obligatorias de musculación para determinar el grado de desarrollo, definición, tamaño, simetría, proporciones, además de la estética para dividir las puntuaciones y la segunda parte recibe el nombre de Final o Competición, donde se dejan entre 5 y 6 finalistas que tienen cada uno un minuto de música para realizar una coreografía de poses libres. Para las rondas de clasificación para el Mr. Olympia de la liga profesional IFBB los competidores que se clasifican entre el segundo y el quinto puesto de todas las competiciones profesionales reciben puntos para participar en el Mister Olympia. Al final de la temporada de clasificación para el Olympia, los cinco competidores con las puntuaciones más altas podrán competir en el Mr. Olimpia. Como el ganador de cada competición queda automáticamente clasificado, no se otorgan a quienes quedan en primer lugar. Además, los competidores que se queden en el top 5 para el Mister Olympia se clasificarán automáticamente para el año siguiente. En estas competencias cuatro rondas generales son las que deciden los nombres de los 5 seleccionados de cada categoría que lucharán por el más preciado galardón del mundo del culturismo: Ronda 1 – Arnold Classic, Ronda 2 – Sheru Classic, Arnold Classic Europe, Ronda 3 – New York Pro, Ronda 4 – Resto de competiciones de la Liga Profesional IFBB.

Uso de sustancias naturales y/o sintéticas

La práctica del culturismo es catalogada como actividad compleja y polémica. Además de las dietas impecables existen reglas específicas para que los atletas se mantengan sanos. Son varias las sustancias naturales que ayudan a la armonía total del cuerpo y que se utilizan hace más de 20 años y las cuales son consumidas sin riesgo por los fisicoculturistas naturales si lo hacen de forma controlada. Estas sustancias no tienen prohibición médica ni contraindicaciones. Para el caso de los deportistas naturales que observan todas las reglas para mantener una buena salud, estos tratan de ejercitar y focalizar su entrenamiento en dependencia de lo que permita su valor genético. En el caso de las drogas sintéticas ( esteroides anabólicos que se utilizan para el desarrollo de los músculos y los corticales que reducen la inflamación) estas no existen sin efectos colaterales. Su uso constituye una atracción para algunos hombres y mujeres pues la recuperación de los músculos en 48 horas por vía normal con el uso de los esteroides anabólicos se reduce a 24 horas. Algunas de esas hormonas son poderosas y al circular por el cerebro y los diferentes órganos provocan cambios severos. Se plantea que el 50 % de los consumidores de esteroides no son atletas sino personas que buscan tener un cuerpo estructurado. Se ha demostrado que los daños y cambios corporales no siempre ocurren a corto plazo aunque existen casos. Por el momento solo existe la forma de estudiar el comportamiento de su uso en el ser humano mediante la observación del mismo pues por razones éticas no se le puede aplicar esteroides con fines investigativos a un ser humano sano y estudiar detalladamente sus procesos de cambio. En el mundo de hoy existe un enorme interés por la apariencia física y no son pocos los jóvenes que utilizan los “esteroides anabólicos” para obtener un cuerpo fuerte y viril. Las células del organismo humano producen un enorme número de compuestos denominados esteroides, a los que pertenecen las hormonas masculinas, como la testosterona, y las femeninas: el estradiol y la progesterona. La testosterona es la hormona masculina que de manera natural posee efectos tanto androgénicos (desarrollo de las características sexuales y la producción de espermatozoides) como anabólicos (crecimiento de músculo esquelético) y su uso debe ser solo a través de la prescripción médica. Como medicamento está indicado en la deficiencia androgénica por hipogonadismo (disminución o ausencia de secreción de las hormonas sexuales), retraso en la pubertad masculina, cáncer de mama en mujeres, pero su uso está prohibido para aumentar la masa muscular con un objetivo puramente estético y para un mejor desempeño físico en competencias atléticas. Jóvenes que recurren a la automedicación con esos fines se administran cantidades de testosterona hasta cien veces la dosis recomendada, la combinan incluso con otros medicamentos, desconociendo los daños que para su salud comporta esta práctica. La ingestión de este tipo de sustancia sin indicación médica ayuda “de manera dramática” a desarrollar una poderosa musculatura, pero las consecuencias de su empleo originan efectos negativos para el organismo. En los hombres ocasiona disminución de los espermatozoides, reducción del tamaño de los testículos, calvicie, ginecomastia (desarrollo de los pechos). En las mujeres produce masculinización generalizada que incluye disminución del tamaño de los pechos y de la grasa corporal, mayor grosor de la piel, quistes, acné, caída del cabello, aumento del vello facial y corporal y crecimiento del clítoris. En ambos sexos se produce amarillamiento de la piel, mal aliento, excesiva sudoración de los pies y dolor de articulaciones; además, paranoia, delirio y completa alteración del juicio, asociados a un sentimiento de superioridad. El individuo confía excesivamente en su apariencia física, lo que le produce la sensación de ser invencible. Causa, asimismo, daños hepáticos en forma de tumores, infartos cardiacos y cerebrales. Los esteroides pueden provocar adicción, depresión e intentos de suicidio cuando el individuo se los ha administrado por largo tiempo y decide no hacerlo más, similar a lo que ocurre en el síndrome de abstinencia en los alcohólicos. Los medios de comunicación desempeñan un papel fundamental en la necesaria divulgación de este importante tema, atendiendo a que el empleo indiscriminado de la testosterona se viene extendiendo en la población masculina joven con efectos “ciertamente desastrosos”, porque se corre el riesgo además de que el organismo no logre su completo desarrollo. El ejercicio y el deporte son necesarios para el desarrollo físico y psicológico, pero no se debe llegar a los extremos de emplear por cuenta propia sustancias peligrosas, pues el costo puede ser fatal.


En la página irán apareciendo nuevos hipervínculos para elevar el conocimiento y la cultura sobre el tema y sobre la vida de los hombres y mujeres que se dedican a este deporte ; así podremos conocer cual ha sido la formación y el historial de cada uno de ellos. Además de los atletas extremos y campeones mundiales y nacionales, se incluyen a los que poseen ya un reconocimiento importante en cada uno de sus países y a los jóvenes y noveles fisicoculturistas de diferentes partes del mundo con historias menos ricas pero que constituyen un potencial real y pueden llegar a ser grandes campeones.

Relación de fisicoculturistas

A

B

C

D

E

F

G

H

I

J