Saltar a: navegación, buscar

Julio Le Riverend

(Redirigido desde «Julio Le Riverend Brusone»)
Julio Le Riverend
Información sobre la plantilla
Jleriverend2.jpg
Historiador y economista de larga trayectoria. Es una de las personalidades más relevantes de las ciencias sociales cubanas.
NombreJulio Le Riverend Brusone
Nacimiento22 de diciembre de 1912
La Coruña, Bandera de España España
Fallecimiento12 de mayo de 1998
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadBandera de Cuba Cuba
OcupaciónHistoriador y Economista
PadresMaría Magdalena Clara Brusone y Luis Le Riverend Marrero
Obras destacadasHistoria Económica de Cuba, que resultaría publicada en 1952, así como reeditada en varios idiomas; La Habana. Biografía de una Provincia (1960), la cual constituye un modelo metodológico y La República. Dependencia y Revolución (1966),
PremiosPremio Nacional de Ciencias Sociales y Humanísticas 1995

Julio Le Riverend Brusone. Historiador y economista de larga trayectoria. Se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias, es una de las personalidades más relevantes de las ciencias sociales cubanas.

Director de la Biblioteca Nacional "José Martí” (1981-1995). Reconocido internacionalmente por sus trabajos sobre la importancia de la historia económica cubana y la influencia de la caña de azúcar en la configuración de la sociedad de su país.

Síntesis biográfica

Nació en La Coruña, España, el 22 de diciembre de 1912. Hijo de Luis Le Riverend Marrero, natural de La Habana, y de María Magdalena Clara Brusone, nacida en Marsella, Francia. Su padre perteneció al cuerpo diplomático cubano, y en al momento de su nacimiento ocupaba el cargo de primer Cónsul de Cuba en La Coruña, España.

Recibió instrucción primaria en varias escuelas; entre éstas la situada en Infanta y Árbol Seco, en cuyas aulas fue discípulo de la maestra Petronila Calderón.

En la Academia Domínguez, sita en Obrapía y Habana, en el corazón de La Habana Vieja, cursó las asignaturas programadas para el examen de ingreso al Bachillerato, y en 1925 matriculó en el Instituto No 1 de Segunda Enseñanza de La Habana, en cuyas aulas obtuvo 10 premios y 2 accesit; entre los primeros pueden citarse los obtenidos en Historia Universal, Literatura Preceptiva, Lógica, Física 1er Curso, Geometría y Trigonometría.

Según consta en el título firmado por Octavio Averhoff, por entonces Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes. Durante los años que mediaron entre 1928 y 1932 acudió regularmente a la Biblioteca Nacional; en dicha institución, María Villar Buceta le brindó asesoría sobre investigación histórica, labor que tempranamente lo atrajo. Ingresó en las filas del Ala Izquierda Estudiantil y formó parte de la membresía del Grupo Maiakovski.

Durante su estancia en Francia se enroló en la Unión Latinoamericana de Estudiantes, cuya Secretaría General asumió con posterioridad, así como en el Partido Comunista francés, al cual permaneció adscrito hasta 1933.Participó en acciones contra el régimen dictatorial de Gerardo Machado, producto de lo cual fue detenido y finalmente tomó el camino del exilio, radicándose en París. Estudios Universitarios

Regresó a Cuba en 1934, donde mantuvo una intensa actividad revolucionaria y constante superación académica. Solicitó matrícula gratis en la Universidad de La Habana el 22 de enero de 1934, para aspirar al título de Doctor en Ciencias Naturales. Con posterioridad ingresó en el citado centro docente, el 6 de marzo de 1937, para obtener los títulos de Doctor en Derecho Civil y en Ciencias Políticas, Sociales y Económicas.

Entre la larga lista de asignaturas en las cuales recibió premio se encuentran: Derecho Romano, Sociología General, Historia Moderna 2o Curso, Economía política 1er Curso, Derecho Penal 2o Curso y Derecho Mercantil 1er Curso.

Elías Entralgo, por entonces Profesor Titular de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de La Habana, le concedió el "Premio Especial de Historia de Cuba", en 1937, por su trabajo titulado: Expulsión de los diputados cubanos a las Cortes Españolas, que publicó la revista Índice el propio año. De inmediato fue nombrado Alumno-Ayudante de la Cátedra de Historia de Cuba, actividad que desempeñó hasta 1939.

Simultáneamente colaboró con la revista Páginas (1937-1938), de la cual formó parte de su Consejo de Redacción. Contrajo matrimonio en 1940 con Mercedes Morales Carrillo, su entrañable compañera en la vida y en el quehacer intelectual.

Inicios de su labor

Durante el propio año obtuvo el título de Doctor en Leyes, con su Tesis Ensayo sobre historia del derecho cubano, cuya defensa fue calificada de “Sobresaliente”. Al graduarse le fue otorgado el premio "Ricardo Dolz", mérito académico que le permitió ocupar una plaza de abogado de oficio en la Audiencia de Santiago de Cuba, la que desempeñó hasta 1943. Durante aquellos años impartió a su vez las asignaturas de Historia del Comercio y Geografía Económica, en la Escuela Profesional de Comercio de dicha ciudad.

En esta etapa de su vida inició su vinculación con dos importantes instituciones culturales: la Sociedad Cubana de Estudios Históricos e Internacionales, dirigida por Emilio Roig, y la Sociedad Hispanoamericana de Cultura, promovida por Fernando Ortiz. En 1941 se inscribió en el "curso libre" sobre Introducción a la historiografía, impartido por Elías Entralgo.

Ese año obtuvo el premio especial "José Martí", instruido por el Profesor Ramón R. Roa García, en la Cátedra de Historia de las Doctrinas Sociales, de la Universidad de la Habana.

De igual forma, le fue concedido el premio de la Sociedad Colombista Panamericana, creado por dicha institución con motivo del centenario de la fundación del Archivo Nacional de Cuba.

Asistió al primer Congreso Nacional de Historia (1942), en cuyo forum presentó sus trabajos: “Comentarios en torno a las ideas sociales de Arrate” y “La economía cubana durante las guerras de la revolución y el imperio francés (1790-1808)”.

A partir de este evento participó activamente en aquellos importantes Congresos. Entre 1943 y 1946 residió en la capital azteca en calidad de becario del Colegio de México, donde tuvo la oportunidad de formarse con reconocidos especialistas en diferentes campos del saber.

Acumuló una valiosa información durante esa estancia, que luego volcó en importantes trabajos. Le fue concedido el título de Historiador por la Escuela Nacional de Antropología e Historia de México, como resultado del examen efectuado el 23 de diciembre de 1946, el cual fue aprobado por unanimidad Cum Laude.

Fue nombrado Consultor del Instituto Internacional de Estudios Afroamericanos, en 1943, y ese mismo año inició una colaboración de casi dos décadas con la Revista de Historia de América, editada por la Comisión de Historia del Instituto Panamericano de Geografía e Historia, bajo la dirección del historiador Silvio Zavala. Durante el curso académico 1947-1948 revisó los fondos de los Archivos de Washington, gracias a la beca que le concedió la Fundación norteamericanaJohn S. Guggeinheim”.

Principales actividades

A su regreso a la patria, participó en la XXII Conferencia Anual de la Asociación de Técnicos Azucareros de Cuba y en el II Congreso Nacional de Químicos Azucareros. Accedió por oposición a la plaza de Profesor de la Cátedra de Geografía Económica e Historia del Comercio, en la Escuela Profesional de Comercio de La Habana, la cual desempeñó entre 1949.

Durante la década de 1950 mantuvo su actividad académica, vinculado estrechamente con la Sociedad Económica de Amigos del País. Se vinculó en calidad de funcionario técnico al Ministerio de Estado, en 1951. Viajó como delegado de Cuba a diversos eventos celebrados en Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y Chile.

Ocupó, por oposición, la dirección del Patrimonio Nacional del Tribunal de Cuentas, en 1952, cargo que desempeñó hasta 1959. Paralelamente, participó en acciones de oposición al régimen de Fulgencio Batista, por lo cual se vio obligado a exiliarse en México, tras haber sido asaltada su casa por las fuerzas de la dictadura. Regresó a Cuba en 1959 y reinició su labor docente como Profesor de Economía en la Universidad Central de Las Villas, y trabajó en el Banco Nacional de Cuba como Consejero del BANFAIC.

Entre 1961 y 1964 impartió cursos de Historia Económica de Cuba y de Historia de Cuba, en la Universidad de La Habana. Desempeñó el cargo de Director del Archivo Nacional de Cuba y del Instituto de Historia de Cuba durante una década, a partir de 1962.

Durante los años que suceden al triunfo de la Revolución, participó como delegado de Cuba en numerosos eventos, como el Coloquio internacional acerca de los problemas agrarios de la América Latina.

Formó parte de la Comisión Organizadora de la Academia de Ciencias de Cuba, en 1962, y en su condición de Vicepresidente de dicha institución representó al país en diversos intercambios científicos como fueron sus visitas a Vietnam, República de Corea y Mongolia, entre 1965 y 1966.

Colaborador incondicional

Durante su estancia en Francia dictó numerosas conferencias en universidades de ese país. Denunció el sabotaje al avión de Cubana de Aviación, al despegar en el aeropuerto de Barbados, en la conferencia efectuada en la ciudad de Nairobi (1976).

A su regreso a Cuba, dirigió la Biblioteca Nacional “José Martí”, desde 1977 hasta 1988. Formó parte del Consejo de Dirección del Centro de Estudios Martianos. Fue designado Asesor del Ministerio de Cultura, en 1978, y en cumplimiento de dichas funciones participó en la Conferencia Regional de Políticas Culturales, efectuada en Bogotá, Colombia, y viajó a diversos países latinoamericanos al siguiente año.

Organizó el homenaje a José Luciano Franco en su 89 cumpleaños (1980). Desempeñó la Presidencia de la Unión Nacional de Historiadores de Cuba, desde su fundación en 1981 hasta 1995.

Principales distinciones

Entre las distinciones que recibió se destacan las siguientes:

El quehacer de Julio Le Riverend ha marcado pautas, tanto en el campo de la Historia Económica como en el de la Historia Regional de Cuba. De sus obras, la Historia Económica de Cuba es la que más ha trascendido, y ha sido publicada en varios idiomas. Este trabajo formó parte de la monumental Historia de la Nación Cubana (1952), dirigida en aquel entonces por el destacado historiador cubano Ramiro Guerra Sánchez.

Última etapa

Los últimos años de su vida los dedicó a la investigación, como resultado de lo cual vieron la luz diversos libros, ensayos y artículos, labor que compartió con la asesoría a diferentes instituciones científico-docentes del país.

Muerte

Falleció en La Habana (ciudad actual del mismo nombre, perteneciente a la provincia Ciudad de la Habana), Cuba, el 12 de mayo de 1998.

Bibliografía activa

  • Síntesis histórica de la cubanidad en el XVIII. Molina y Cía., La Habana, 1940
  • “Teoría martiana del partido político”: En: Vida y pensamiento de Martí. Vol. 1. Homenaje de la Ciudad de La Habana en el Cincuentenario de la Fundación del PRC, 1942
  • La economía cubana durante las guerras de la revolución y del imperio francés (1790-1808). México D.F., 1943
  • Los orígenes de la economía cubana (1510-1600), Centro de Estudios Sociales, Colegio de México, 1945
  • Las ideas económicas en el papel periódico de la Havana (1790-1805)”. En: Estudios Históricos Americanos. Homenaje a Silvio Zavala, Colegio de México, México, 1953
  • Reseña histórica de la economía cubana y sus problemas. Cuadernos de la Embajada de Cuba, México, 1956
  • La Habana: Biografía de una provincia. Imprenta El Siglo XX, La Habana, 1960
  • La moneda en el mundo contemporáneo. MINFAR, La Habana, 1961
  • Historia Económica de Cuba. MINCEX, La Habana, 1963
  • La República, dependencia y Revolución. Editora Universitaria, La Habana, 1966
  • Observaciones en torno a la investigación histórica. Comisión Nacional de Historia de la UJC, La Habana, 1969
  • Historia económica de Cuba. Instituto Cubano del Libro, La Habana, 1971
  • Historia Universal, onceno grado. Editorial Pueblo y Educación, La Habana, 1974
  • Historia de Cuba; material de estudio para el Movimiento de Activistas de Historia. DOR CC PCC, La Habana, 1975
  • Veytía y su obra, en el homenaje a la memoria de Marcel Bataillon. Publicado por la Fundación Singer-Polignac, París, 1977
  • José Martí: pensamiento y acción. Editora Política, La Habana, 1982; Centro de Estudios Martianos (CEM), 2013
  • Sistemas sociales y partidos políticos: El caso de Cuba. Flacso, México, 1985
  • Cuba 1850-1920: Liberación nacional del antianexionismo al imperialismo. La Habana, 1985
  • La Habana, espacio y vida. Editorial Mafre, Madrid, 1992
  • Breve historia de Cuba. Editorial Ciencias Sociales, La Habana, 1992.

Bibliografía pasiva

  • Aguirre, Sergio. “Julio Le Riverend: Historia económica de Cuba”. En: Cuba Socialista. Año 4. T. 9. No 32. La Habana, Abril de 1964, pp. 134-136
  • Echevarría, Israel y Azucena López. Bibliografía del Dr. Julio J. Le Riverend Brusone y noticia biográfica (Homenaje en su 70 aniversario). Biblioteca Nacional “José Martí, La Habana, 1982
  • García Blanco, Rolando “José Martí: pensamiento y acción”. En: Anuario del Centro de Estudios Martianos. No 6. La Habana, pp. 248-254
  • Pérez de la Riva, Juan. “Historia económica de Cuba, de Julio Le Riverend”. En: Revista de la Biblioteca Nacional “José Martí”. Año 55. Vol. 6. Nos 3-4. La Habana, Julio-Diciembre de 1964, pp. 140-143
  • Pérez de la Riva, Juan. “La República. Dependencia y Revolución, de Julio Le Riverend”. En: Ibíd. Año 57. Vol. 8. No 2. La Habana, Abril-Junio de 1966, pp. 85-89.

Fuentes

  • Archivo personal. Consultado por la autora gracias al apoyo de Eloisa Le Riverend Morales, hija del biografiado.
  • Le Riverend Brusone, Julio. En: Cien figuras de la Ciencia en Cuba/ Rolando García Blanco.../et-al/.- La Habana: Editorial Científico-Técnica, 2002.