Saltar a: navegación, buscar

Nicolás I (Papa)

Para otros usos de este término, véase Nicolás I (desambiguación).
Nicolás I
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
24 de abril de 858 - 13 de noviembre de 867
Papa Nicolás I.JPG
PredecesorBenedicto III
SucesorAdriano II
Información personal
Nacimiento820
Roma, Bandera de Italia Italia
FallecimientoAgosto de 867
Santidad
CanonizaciónEn 1630 por Urbano VIII
Nicolás I Santo y papa No 105 de la Iglesia católica, entre los años 858 y 867. Conocido además como Nicolás I el Grande. Fue elevado al solio de San Pedro tras haber acumulado una gran experiencia como consejero de los dos papas anteriores, León IV y Benedicto III.

Síntesis biográfica

Nació en el año 820 en el seno de una familia distinguida en Roma, hijo del Defensor Theodore. Recibió una excelente formación y entró al servicio de la Iglesia a una edad temprana. Le hicieron un subdiácono por el Papa Sergio II y un diácono por León IV. Después de la muerte de Benedicto III, entró en la ciudad para ejercer su influencia sobre la elección.

Recibe el apelativo de "el Grande" por oponerse al aumento del poder de los obispos y por estar en contra de que los emperadores de Oriente se entrometieran en los asuntos de la Iglesia. Además, declaró ilegal la elección de Focio como patriarca de Constantinopla en el año 863.

Papado

El 24 de abril del año 858, Nicolás fue elegido Papa, consagrado y entronizado en la basílica de San Pedro en presencia del emperador.

Desde el principio tuvo que luchar con el arzobispo Juan de Rávena. Este vejó en su pontificado, causándole serios perjuicios en su economía, deponiendo sin razón a los clérigos e impidiendo la sumisión de sus súbditos al Papa. Nicolás I le amonestó, le citó en un concilio y por último le excomulgó.

Otro incidente en su pontificado fue la lucha con Lotario II de Lorena, hermano del emperador Luis y tercer hijo de Lotario I, que se había separado de su legítima esposa, Teuberga, uniéndose a Waldrada. A su instancia reunió el Papa un sínodo episcopal en Metz para tratar este asunto, pero la asamblea aprobó la unión ilegítima de éste en 865.

Nicolás I anuló el fallo y depuso a los prelados cómplices de Waldrada. El Papa por medio de un legado hizo al rey despedir a la concubina y reconocer la legitimidad de Teuberga.

Cisma Fociano

Durante su reinado acaecieron sucesos importantes en Oriente: el legítimo patriarca de Constantinopla, Ignacio, fue depuesto injustamente por Focio, famoso teólogo, que usurpó el patriarcado y se desató en invectivas contra el Papa, Roma y Occidente.

En 860 Nicolás I envió a Constantinopla, a fin de conocer el verdadero fundamento de los hechos, a dos legados, que, lejos de Roma, se corrompieron accediendo a las pretensiones de Focio. Éste convocó un sínodo, al que asistió el Emperador, y en el que Ignacio fue condenado.

Nicolás I convocó en Roma un concilio en que privó a Focio de su dignidad, depuso a los legados y degradó a Gregorio Asbesta, declarando a Ignacio como legítimo Patriarca.

Todo esto provocó que Focio, apoyado por el emperador Miguel III excomulgara al Papa, aprovechando además para rechazar la inclusión de la cuestión del filioque en el credo.

El cisma se resolvió en 867 al fallecer tanto el emperador Miguel III como el papa Nicolás I y ser depuesto Focio en el patriarcado de Constantinopla que seriá nuevamente ocupado por Ignacio.

Muerte

Murió en agosto de 867. Le sucedió Adriano II. Su fiesta se celebra el 13 de noviembre.

Canonización

Fue canonizado en 1630 por Urbano VIII.

Fuentes