Saltar a: navegación, buscar

Vigilio

Vigilio
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
29 de marzo de 537 - 7 de junio de 555
Virgilo (Papa).jpg
PredecesorSilverio
SucesorPelagio I
Información personal
Nombre religiosoVigilio
NacimientoRoma, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento7 de junio de 555
Siracusa (Sicilia), Bandera de Italia Italia

Vigilio. (o Virgilio). Papa número 59 de la Iglesia Católica desde el 29 de marzo de 537 hasta el 7 de junio de 555. Pontífice romano elegido por influencia de la emperatriz Teodora, esposa de Justiniano, antes de la muerte de su antecesor, Silverio. Muerto éste, fue reconocido por toda la Iglesia. Su pontificado fue muy fecundo en actividad para la iglesia. Obligado por Teodora no anuló las condenas a la teoría eutiquiana. Detenido mientras celebraba la misa, pudo huir. Proclamó el 5 Concilio Ecuménico. Justiniano impuso la "Pragmática sansión" que limitaba la autoridad papal sobre la fe. Durante todo su pontificado, Vigilio mantuvo una postura errática respecto a la doctrina monofisita que había sido condenada en 451 por el Concilio de Calcedonia.

Datos biograficos

La elección

Silverio era hijo legítimo del papa Hormisdas que había estado casado antes de ser ordenado sacerdote, Silverio era subdiácono en Roma cuando el papa Agapito I falleció mientras se encontraba en Constantinopla. Elegido Papa con el apoyo del rey ostrogodo Teodato, se encontró con el rechazo del emperador bizantino Justiniano I quien, influenciado por su esposa Teodora, quería sentar en el trono de San Pedro a Vigilio más cercano a las ideas monofisitas de la emperatriz y que se encontraba en ese momento en Constantinopla.

Vigilio se dirigió a Roma, sin conocer la elección de Silverio, portando cartas para el general bizantino Belisario en la que se le ordenaba que apoyase su elección como papa.

Belisario había llegado a Roma al frente de su ejército y tras expulsar a los godos, le abrió las puertas de la ciudad el 9 de diciembre de 536, sin lucha temiendo un saqueo como el que había sufrido [[Nápoles] a manos de los bizantinos.

Teodato se había adelantado a los planes bizantinos haciendo elegir papa, el 20 de junio de 536, a Silverio, por lo que Belisario depuso al pontífice y tras desterrarlo lo hizo asesinar el 11 de noviembre de 537. Inmediatamente hizo elegir Papa a Vigilio.

Virgilio tuvo que prometer a Teodora que, una vez papa, habría devuelto al eutiquiano Antimo la sede de Constantinopla y que habría levantado la condena a la teoría monofisita pronunciada en el Concilio de Calcedonia. Cuando le pidieron que respetara los acuerdos, en un principio Virgilio aceptó, revocando la condena. Pero ésto provocó la reacción de todos los obispos occidentales y africanos que llegaron a provocar el Cisma de Aquilea que supuso la separación de las Iglesias de Milán Y Ravena, entre otras, de la obediencia a la Iglesia Romana. Esto llevó a Vigilio a concertar con Justiniano la celebración de un nuevo concilio que solucionase definitivamente el enfrentamiento y que hasta entonces no se tomaran decisiones unilaterales por ninguna de las partes.

Empreador vs Papa

La tregua fue violada por Justiniano cuando en 551 publicó el decreto "Homologia tes pisteos" en el que ratificaba la condena de los Tres Capítulos y que llevó a Vigilio a retirarse en la Iglesia de Santa Eufemia de Calcedonia como forma de protesta ante el mundo cristiano y amenazando con excomulgar a quienes aceptasen lo establecido en el decreto imperial.

Esta postura provocó la convocatoria del concilio, que aunque Vigilio deseaba que se celebrase en Italia o en Sicilia, se encontró con la negativa de Justiniano que escogió como sede la ciudad de Constantinopla. Esto provocó que el Papa se negara a participar en el Segundo Concilio de Constantinopla que habría de celebrarse en el 553.

Los Tres Capítulos

El Concilio II de Constantinopla es el V Concilio ecuménico de la Iglesia Católica y fue convocado por el Emperador Justiniano I (527-565) de acuerdo con el papa Vigilio (537-555). El problema que intentaba resolver el emperador con el concilio era el planteado por los monofisitas, especialmente en Egipto.

Esta condena intentó ser rebatida por Justiniano I y por su esposa Teodora mediante la publicación, en 543, de un edicto conocido como "Los Tres Capítulos" en la que se declaraba el anatema sobre los escritos de Teodoro de Mopsuesta, Teodoro de Ciro e Ibas de Edesa que con su intervención en el citado concilio lograron la referida condenación de la doctrina monofisita.

  1. La persona y los escritos de Teodoro de Mopsuestia.
  2. Los escritos de Teodoreto de Ciro (sobre el año 460).
  3. Una carta de Ibbas de Edesa defendiendo a Teodoro.

Esto es lo que se conoce abreviadamente como los «Tres capítulos», y sobre ellos debía definirse en concilio. Los resultados del concilio no surtieron los efectos que el emperador había previsto con su convocatoria, y aunque sea loable su intento de buscar la unidad de la fe atrayéndose a los monofisitas, los procedimientos empleados —especialmente lo referente al papa Vigilio— no parecen dignos, aun aceptando las ideas cesaropapistas de la época.

Vigilio se retracta

Virgilio entonces retractó y ésto irritó la Corte imperial bizantina. Justiniano le llamó a Constantinopla donde le condujeron con la fuerza. Le acogieron con grandes honores pero en realidad le tenían prisionero. El emperador pretendió que el papa levantara la condena a la doctrina eutiquiana. Fue entonces, más que en otras ocasiones, cuando Virgilio dio muestra de toda su debilidad: pasando de una posición a su exacto contrario, decepcionando ora unos y ora otros.

Tras la retención desde el 25 de enero de 547 hasta el 11 de abril del año siguiente, fecha en el que mediante la firma de un manifiesto conocido como "Indicatum", aceptaba la condenación, o sea, que la Última decisión de Virgilio fue favorable a Justiniano. Como agradecimiento por haber abrazado finalménte su voluntad, Justiniano emanó la así llamada «Pragmática Sanción» con la que se asociaba el papa al gobierno bizantino en Italia, ya los obispos se les reconocían poderes también judiciales, además de religiosos y civiles. Sin duda alguna ésto fortalecía el poder de la Iglesia ante el Estado.

Tras el Concilio de Constantinopla

El emperador ordenó el destierro del Papa si este no aceptaba íntegramente las decisiones conciliares por lo que, para poder regresar a Roma, tuvo que emitir, el 23 de febrero de 554, un segundo documento conocido como "Segundo Constitutum" en el que se plegaba totalmente a los deseos de Justiniano y del concilio.

Durante todo su pontificado, Vigilio mantuvo una postura errática respecto a la doctrina monofisita que había sido condenada en 451 por el Concilio de Calcedonia.

Los continuos cambios de postura de Vigilio respecto al monofisimo supuso la total pérdida de credibilidad del pontífice por lo que a su muerte no fue enterrado en San Pedro.

Muerte y sucesión

Falleció el 7 de junio de 555 en Siracusa (Sicilia), en viaje de regreso a Roma. Sus restos descansan en Roma, en la iglesia de san Marcelo en la vía Salaria. Tuvo por sucesor a Pelagio I.

Véase además

Fuente