Saltar a: navegación, buscar

Anastasio IV

Anastasio IV
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
12 de julio de 1153 - 3 de diciembre de 1154
Anastasio4.jpg
PredecesorEugenio III
SucesorAdriano IV
Información personal
Nombre secularConrado di Suburra
NacimientoDesconocida
Roma, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento3 de diciembre de 1154
Roma, Bandera de Italia Italia

Anastasio IV. Papa número 168 de la Iglesia Católica Apostólica Romana. Las profecías de San Malaquías se refieren a este Papa como Abbas suburranus (El abad de Suburra), cita que hace referencia a su apellido y al hecho de que fue abad antes de ser elegido pontífice.[1]

Síntesis biográfica

Primeros años

Nació en Roma, Italia y su nombre de bautismo era Conrado di Suburra, era hijo de Benedictus de Suburra y se convirtió en un clérigo secular. Fue hecho cardenal abad de Santa Prudencia por el Papa Pascual II, en 1114. Era pariente del pontífice Honorio II quien le hizo cardenal obispo de la sede suburbicaria de Sabina.

Fue además, canónigo seglar de San Anastasio de Valetri. Participó en la doble elección papal de 1130, siendo uno de los más decididos adversarios del antipapa Anacleto II. Cuando el Papa InocencioII, huyó a Francia, quedó atrás, como su vicario en Italia. Fue elevado a la silla de San Pedro el 12 de julio de 1153, con el nombre de Anastasio IV.

Pontificado

En el momento de su elección al papado el 12 de julio de 1153 era decano del Colegio Cardenalicio, y probablemente el más antiguo miembro de ese cuerpo. Anciano ya, pero respetado por la pureza de sus costumbres y su conocimiento y práctica de los negocios, pues en vida de Inocencio II, uno de sus antecesores, había desempeñado, en ausencia de este, con singular tino el vicariato de Roma, prometía días felices a la Iglesia.

Hizo el papel de pacificador pues, con el fin de poner término a las disensiones entre el Pontificado y el Imperio, envió a Federico de Alemania un legado, que faltando a sus instrucciones, inutilizó los buenos deseos de Anastasio. El emperador, a su vez, encargó a Guillermo de York, arzobispo de Magdeburgo, pasase a Roma, y el Papa, aceptando las explicaciones de este, no solo le confirmó en su obispado, sino que también, arrastrando las iras de los fanáticos, le concedió el uso del palio, por lo que fue acusado injustamente de debilidad, cerrando así la larga disputa existente desde cuatro pontificados antes del suyo.

Durante su breve pontificado ordenó restaurar el Panteón romano y protegió la orden de los Hospitalarios de San Juan de Jerusalén (más tarde de Rodas y Malta), publicando una bula que eximía el gran maestre de esta orden, Raimundo, de la jurisdicción del patriarca de Jerusalén, exigiendo además de los caballeros que no volvieran al mundo después de haber aceptado el hábito y la cruz, insignias de su ministerio. Mostró además, su inagotable caridad con motivo de una carestía que por entonces afligió a casi todo el mundo cristiano, bajó al sepulcro dejando gratos recuerdos de su gobierno y una reputación igual a la de los mejores pontífices.

Muerte

Murió el 3 de diciembre de 1154 y fue sucedido por el cardenal Nicolás de Albano como el Papa Adiano IV quien fue su consejero durante el pontificado.

Véase también

Enlaces externos

Referencias

  1. Anastasio IV – Sitio web Escuela Cima

Fuentes