Saltar a: navegación, buscar

Alejandro IV

Para otros usos de este término, véase Alejandro IV (desambiguación).


Alejandro IV
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
1254 - 25 de mayo de 1261
Alejandro IV 1.jpeg
PredecesorInocencio IV
SucesorUrbano IV
Información personal
Nombre secularReinaldo de Agnani
Nacimiento1199
Gemra, Anagni, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento25 de mayo de 1261
Viterbo, Bandera de Italia Italia
Alejandro IV. Papa número 181 de la Iglesia católica De nombre Rinaldo Conti, pertenecía a la familia de los condes de Segni al igual que dos papas anteriores, Inocencio III y su tío Gregorio IX quien lo nombró cardenal en 1227 y cardenal obispo de Ostia en 1231.

Síntesis biográfica

Nació en Gemra, Anagni, Italia; se llamaba Reinaldo de Agnani, conde de Segni, y era cardenal-obispo de Ostia. Ingresó en la orden franciscana.

Sumo Pontífice

Fue pontífice de 1254 a 1261, como sucesor de Inocencio IV, con el número 183. Excomulgó a Manfredo, usurpador del trono de Nápoles, y persiguió al partido gibelino, todo lo cual motivo una serie de guerras. Apoyó a Juan sin Tierra en sus pretensiones al trono de Inglaterra; se opuso a que Alfonso X de Castilla fuese emperador de Alemania y, a petición de San Luis autorizó la inquisición en Francia.

Concedió privilegios a la universidad de Salamanca y dispuso que los obispos electos se consagrasen antes de transcurrir seis meses. Continuó la política anticuaba, sin poder impedir su acceso a Sicilia. Restableció al principio de su pontificado los privilegios de la orden de los Dominicos, que había cercenado Inocencio IV . Reunió en un solo cuerpo cinco congregaciones de ermitaños, dos de San Guillermo y tres de San Agustín. En su tiempo apareció en Italia la secta de los flagelantes. Murió en Vieterbo el 25 de mayo de 1261. Le sucedió al trono Urbano IV.

Principales logros

  • En 1255 aprueba la creación de la Universidad de Salamanca por Alfonso X, el Sabio, le concede sello propio y la licencia ubique docendi.
  • En 1256 promulga la bula Liceo Ecclesiae Catholicae, por la que organizó los diversos grupos de ermitaños de inspiración agustiniana, en una sola y única Orden.
  • En 1260 nombró Alejandro a San Alberto Magno, el Doctor universalis, obispo de Regensburg. Aquel mismo año se formó, probablemente en Perusa, el primer movimiento de los peregrinos llamados flagelantes, uno de los fenómenos más característicos de la Edad Media, que recorrían centenares de leguas dirigiéndose hacia Roma y flagelándose durante el camino, en señal de penitencia.
  • Durante su pontificado, Alejandro IV canonizó a Clara de Asís (1255) y a Iñigo de Oña (1259).

Canonización de Santa Clara

Santa Clara de Asís

Alejandro IV dirigió los asuntos espirituales de la Iglesia con dignidad y prudencia. Como Papa continuó favoreciendo a los hijos de San Francisco. Uno de sus primeros actos oficiales fue el de canonizar a Santa Clara. En un diploma afirmaba la verdad de los estigmas. San Buenaventura nos informa que el Pontífice afirmó en un sermón haberlos visto. En las violentas controversias suscitadas en la Universidad de París por Guillermo de St. Amour, Alejandro IV tomó a los frailes bajó su protección. Murió hondamente afligido por el sentimiento de impotencia para erradicar los males de su tiempo.

Fuentes