Saltar a: navegación, buscar

Calixto II

Calixto II
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
9 de febrero de 1119 - 13 de diciembre de 1124
Calixto II.jpg
PredecesorGelasio II
SucesorHonorio II
Información personal
Nombre secularGuido de Borgoña
TítulosArzobispo de Viena (1088-1119)
Nacimiento1050
Borgoña, Bandera de Francia Francia
Fallecimiento13 de diciembre de 1124
Roma, Bandera de Italia Italia
PadresGuillermo I, conde de Borgoña
Calixto II. Pontífice romano sucesor del Papa Gelasio II. Fue el Papa número 162, y su pontificado se caracterizó por poner fin a la controversia de investiduras iniciada en los tiempos del antipapa Gregorio VII y que desató grandes sinsabores entre el último cuarto del siglo XI y los primeros años del siglo XII. Fue un gran defensor de la reforma de la Iglesia, comenzada por Gregorio VII.[1]

Síntesis biográfica

Primeros años

Nació en Quingey cerca de Besanzón, en Borgoña, Francia, en el año 1050. Su nombre de bautismo era Guido de Borgoña y era hijo de Guillermo I, conde de Borgoña, conocido como “el grande”. Era miembro de la más alta aristocracia lo que hacía que estuviera relacionada con casi todas las casas reales de Europa. Era el cuarto hijode una de lasfamilias más ricas de Europa y fue parte de una redde alianzas nobles. Su hermano Hugo fue arzobispo de Besançon.

Carrera eclesiástica

En 1088 fue nombrado arzobispo de Viena, y posteriormente, Legado papal en Francia por Pascual II y un tiempo después fue nombrado Cardenal. Durante los enfrentamientos de entre Enrique V de Alemania y el sucesor de Pascual II, el Papa Gelasio II, el Papa se vio obligado a huir de Roma, en primer lugar a Gaeta, donde se coronó y a continuación, a la Abadía de Cluny, donde falleció el 29 de enero de 1119. Días después de la muerte del papa Gelasio II, en Cluny el 2 de febrero del propio año, Guido fue elegido como su sucesor, siendo coronados en Viena el 9 de febrero como Calixto II.

Inició su pontificado en la época de las contiendas entre el sacerdocio y el imperio. Al principio parecía que estaba dispuesto a negociar con Enrique V de Alemania a quien le envió sus embajadores que fueron recibidos por este en Estrasburgo, para fijar la base de un arreglo en la cuestión de las investiduras. Se acordó que el Papa y el emperador se reunieran en el castillo de Mousson, cerca de Reims, y allí marchó Calixto en octubre reuniéndose más de 300 obispos de Italia, España, Inglaterra, Francia y Alemania conociéndose como el concilio de Reims, en el que abordó, entre otros asuntos, el tema de las investiduras pues hasta aquel momento el emperador tenía plenos poderes para realizar los nombramientos eclesiásticos. Participaron además el monarca Luis VI, con la mayoría de los barones de Francia.

Enrique V no llegó a Mousson solo, como se había previsto, sino que se hizo acompañar de un ejército de más de treinta mil hombres. Calixto II, por temor a que se utilizara la fuerza en su perjuicio, permaneció en Reims.

Concilio de Reims

El concilio condenó la simonía y las investiduras de obispados y abadías por el poder temporal, prohibió dejar los beneficios a título de herencia, decretó que se exigiera un estipendio por administrar el bautismo y la extremaunción y por la sepultura sagrada, y por último, después de entonar el himno del espíritu santo, el Papa excomulgó a Enrique y al antipapa Gregorio VIII el 30 de octubre de 1119. Luego se dirigió a Roma, donde entró el 3 de junio de 1120, y con auxilio de los normandos puso sitio a la fortaleza de Sutri, donde se había encerrado Gregorio; la tomó e hizo prisionero al antipapa, a quien, según la historia, castigó con excesiva crueldad y lo colocándolo sobre un camello paseándolo por las calles, ultrajado y golpeado por el populacho, para ordenar después que el verdugo le arrancara los ojos y las partes genitales; luego le encerró en un monasterio. Victorioso Calixto restableció el gobierno absoluto y arrasó los palacios de algunos nobles que desconocían su autoridad.

Al restablecerse nuevamente en Roma, Calixto decide abrir de nuevo negociaciones con Enrique V de Alemania por el problema de las investiduras alegando que la referida controversia había puesto en peligro la paz del Imperio. El monarca alemán no tuvo otra opción que llegar a un acuerdo con el pontífice y el mismo se hizo a través del concordato de Worms. Tres cardenales fueron enviados por Calixto II a Alemania con el fin de iniciar las negociaciones que se iniciaronen octubre de 1121 en Würzburg, donde se acordó la proclamación de una tregua general entre la Iglesia y Alemania, asegurando a la iglesia el derecho a tener libre uso de sus posesiones. Este concordato fue firmado el 23 de septiembre de 1122, y puso fin además, a la querella de las investiduras entre el Papado y el Imperio, que enfrentaba a los seguidores del papa, conocidos como güelfos, y los del emperador, los gibelinos,[2] con ello fue levantada la excomunión que pesaba sobre Enrique V de Alemania.

Primer concilio general de Letrán

Para confirmar los tratados con el emperador, al año siguiente se celebró el primer concilio general de Letrán, de los ecuménicos, celebrado el 18 de marzo de 1123 y que contó con la presencia de alrededor de 300 obispos y 600 abades de toda Europa. En adelante la Iglesia tendría libertad absoluta para elegir los obispos y abades, y al mismo tiempo se daba al emperador el derecho a dar su consentimiento antes de la consagración, al tiempo que era él quien concedía la investidura de los bienes temporales, las regalías. Con ello, el emperador conservaba el poder terrenal sobre las posesiones de los obispados y las abadías,[3] pero el Papa tenía el derecho de investidura, sin ninguna interferencia por parte del Emperador. También se aprobaron decretos contra los infractores de la tregua de Dios, los ladrones de iglesias, y falsificadoresde documentos eclesiásticos. Las indulgencias concedidasa los cruzadosfueron renovados, y la jurisdicción de los obispos sobre el clero, tanto secular como regular, se definió con más claridad

Fue este Papa quien instauró el Año Santo Jacobeo, con la gracia del Jubileo (Indulgencia plenaria). Sería Año Santo cuando el 25 de julio, día de Santiago el Mayor, coincidiese en domingo. Ganarían el Jubileo todos aquellos peregrinos que visitaran la tumba del Santo en ese Año Jacobeo. Esta institución impulsó en gran manera las peregrinaciones a Santiago de Compostela durante toda la Edad Media.[4] El propio día 25 se publicó la mencionada Bula, a través de la cual, a partir de entonces todos los obispos de Compostela ostentarían la dignidad de arzobispos. Durante su papado además, se reconstruyó la iglesiade Santa Maríaen Cosmedin, en Roma.

Muerte

Calixto II murió en Roma, Italia el 13 de diciembre de 1124 sucediéndolo en la silla papal Honorio II.

Véase también

Enlaces externos

Referencias

  1. Calixto II – Enciclopedia us
  2. Calixto II – Biográfica
  3. Calixto II – Biografías y Vidas
  4. Calixto II – Enciclopedia us

Fuentes