Estados Unidos

De EcuRed

Artículo de referencia


Estados Unidos de América
Información sobre la plantilla
Bandera de Estados Unidos Escudo de Estados Unidos
Bandera Escudo
 
Mapa o ubicación de Estados Unidos
 
Capital Washington D.C
Idiomas oficiales
Forma de gobierno República federal presidencialista
Presidente
Vicepresidente
Barack Obama
Joe Biden
Superficie
 • Total

9.826.675 km²
Población total
 • Total
 • Densidad

308.745.538 (2010)[1]
n/d
Moneda Dólar estadounidense ($, USD)
Gentilicio Estadounidense
Huso horario n/d
Estados Unidos de América. Es un país situado casi en su totalidad en América del Norte, comprendiendo también un estado en Oceanía. Está conformado por 50 estados y un distrito federal: Washington D.C, capital de país. Con unos 309 millones habitantes es el tercer país más poblado del mundo, aunque se halla bastante lejos de los dos primeros, China y la India.

Reconocido como el imperio de esta época, es la nación más poderosa de todos los tiempos. Surgida como nación independiente en 1776, ha alcanzado un notable desarrollo económico, científico y militar. Se ha caracterizado históricamente por despojar por la fuerza a otras naciones y países de territorios y recursos naturales para ponerlos al servicio de sus empresas y monopolios. Con apenas el 4% de la población mundial, consume el 25% de la energía que se produce en el planeta[2], y a pesar de su riqueza más de un tercio de su población no tiene asegurada la atención médica.

Contenido

El nombre

Thomas  Paine, uno de los Padres Fundadores, propuso el nombre de Estados  Unidos de América.
Thomas Paine, uno de los Padres Fundadores, propuso el nombre de Estados Unidos de América.

El nombre Estados Unidos de América fue propuesto por Thomas Paine[3] y se usó oficialmente por primera vez en la Declaración de Independencia, adoptada el 4 de julio de 1776. Se suele decir de forma abreviada Estados Unidos. En ocasiones se le llama incorrectamente Estados Unidos de Norteamérica, derivando en una confusión en su gentilicio.

En español, no es aceptable el empleo de Norteamérica como forma abreviada del nombre de este país, ya que hay otras naciones que comparten el subcontinente norteamericano. De modo análogo, tampoco debe emplearse América para referirse en exclusiva a los Estados Unidos, aun cuando sea una costumbre muy extendida entre los anglohablantes emplear el nombre del continente como forma abreviada del nombre de la nación. Al escribir, se suele utilizar la abreviatura EE. UU. (obligatoriamente con espacio intermedio y puntos por ser una abreviatura y no una sigla) y, en menor medida, la sigla EUA. En español es totalmente incorrecto, aunque frecuente, el uso de la sigla inglesa USA.

En tiempos en los que España era una potencia colonial, se llamaba americano a todo aquél que hubiera nacido en alguna parte de sus dominios en América[4], en el Reino Unido, un siglo después del descubrimiento, se llamaba americans a los colonos que vivieran en las porciones de Norteamérica que este otro reino iba ocupando, y que incluía el territorio anexado llamado Nova Francia.

La influencia de los Estados Unidos en Europa y en el mundo ha contribuido prácticamente a monopolizar el gentilicio para sí. El uso de "american" (en español americano) está hoy muy difundido en los países de habla inglesa y en otros idiomas por influencia de ésta, aunque en el idioma español la denominación más común sigue siendo la de estadounidenses.

Se debe tomar en cuenta que el termino "americano" no es exclusivo de las personas que viven en Estados Unidos, americano es todo aquel que viva en América, tomando en cuenta que América es un continente.

Historia

Civilizaciones precolombinas

Anasazi

Ruinas  de la cultura anasazi ubicadas en el Palacio Acantilado, poblado  ancestral anasazi del Parque Nacional de Mesa Verde en  Colorado
Ruinas de la cultura anasazi ubicadas en el Palacio Acantilado, poblado ancestral anasazi del Parque Nacional de Mesa Verde en Colorado

Los Anasazi eran un conjunto de tribus amerindias de la superárea cultural de Oasisamérica. Ocupaban, en varios grupos, la superficie de los estados actuales de Colorado, Utah, Arizona y Nuevo México. Su civilización es interesante por varias razones. Ha dejado varios vestigios monumentales y litúrgicos en distintos lugares, de los cuales dos han sido clasificados como Patrimonio de la humanidad por la Unesco. Los restos encontrados por los arqueólogos demuestran un conocimiento de la cerámica, el tejido y la irrigación. Además, dibujaban símbolos que no han sido descifrados y observaban los desplazamientos solares. A partir del año 1300, los anasazi se refugian en el valle de Río Grande y en el centro de Arizona. Se pierden sus huellas poco antes de la llegada de los españoles. Las razones de este éxodo no son conocidas. Existen varias hipótesis: un cambio climático que amenazó las cosechas, un medio deteriorado que redujo las tierras cultivables disponibles, sobrepoblación, problemas políticos, tal vez guerras. No obstante, dada la ausencia de documentos escritos y la limitación de los conocimientos actuales no es posible probar ninguna de dichas hipótesis.

Indios de las Llanuras

Los Indios de las Llanuras incluido todas las tribus que habitaba las Grandes Llanuras (toda de la tierra entre las Montañas Rocosas y el río Misisipi). Para la mayor parte de su existencia, que sigue siendo un cazador-recolector de la civilización hasta el siglo XVII cuando los exploradores españoles introdujeron los caballos en la región. Los indios se adaptaron rápidamente y se transforma en una civilización nómada que siguió a las rutas migratorias de los bisontes americanos que cazaban para comer. Cuando los blancos invadieron y ocuparon las Grandes Llanuras en el siglo XIX, los indígenas participan en una amarga guerra de resistencia que duró desde 1836 hasta 1918. La combinación de las Guerras Indias y la política del gobierno de Estados Unidos de aniquilar a los bisontes americano dio lugar a un colapso demográfico dramático en la población de los indios de las llanuras. Después de su derrota, el resto de los indios estaban confinados en reservas, donde permanecen hoy en día.

Los Esquimales

Los Esquimales son un pueblo indígena que tradicionalmente han habitado la región circumpolar del este de Siberia (Rusia), a través de Alaska (Estados Unidos), Canadá y Groenlandia. Las culturas más antiguas conocidos esquimales fueron pre-Dorset, que parecen haber sido una cultura esquimal plenamente desarrollado que data de hace 5.000 años. Parece que han evolucionado en Alaska de personas que utilizan el arcaico herramientas de tecnología de la pequeña, que probablemente habían emigrado a Alaska de Siberia, al menos, de 2.000 a 3.000 años atrás, aunque podrían haber sido en Alaska ya en 10.000 a 12.000 años o más. Hay artefactos similares que se encuentran en Siberia, que se remonta quizás a hace 18.000 años.

Indios de los Bosques

Los Indios de los Bosques habitado en los bosques entre el océano Atlántico y el río Misisipi. Estas tribus eran generalmente comunales y vivían en aldeas con chozas de madera y carriles. La recepción de los exploradores ingleses se mezcló con algunas resultantes en la guerra y el exterminio, mientras que otros fueron pacíficas, como la primera Acción de Gracias o la vida de Pocahontas. Finalmente, la relación entre el ingléses y los Indios de los Bosques fue de hostilidad permanente, tanto que los franceses, que controlaban el valle del río Misisipi, lo utilizaron para su beneficio. Los franceses mantuvieron una política de comercio y de paz con los Indios de los Bosques y eventualmente formaron una alianza militar con ellos.

Confederación Iroquesa

Ilustración de un guerrero iroqués
Ilustración de un guerrero iroqués

La más avanzada de las civilizaciones precolombinas en el territorio que ahora es Estados Unidos fue la Confederación Iroquesa. La Confederación Iroquesa, o las Cinco Naciones fue una liga o confederación iroquesa de carácter democrático, con características tanto participativas como representativas (combinadas con algunas hereditarias). Se hallaba constituida por tribus amerindias de lengua iroquesa, que habitaban al noreste de Estados Unidos y al sureste de Canadá en la zona de los Grandes Lagos. La Confederación estaba formada originalmente por cinco tribus (seneca, cayuga, oneida, onondaga y mohawk) que se confederaron a mediados del siglo XII, y a las que se sumó tuscarora en 1720. El régimen democrático de la Confederación estaba regulado por una constitución de 117 artículos conocida como la Gran Ley de la Paz y gobernada por un Parlamento o Consejo de representantes de la población, considerado como el segundo más antiguo del mundo luego del Althing de Islandia.

La Gran Ley de la Paz establecía una especie de Estado de Derecho con estrictos límites y restricciones al poder de los gobernantes. Establecía también una división del poder entre hombres y mujeres, estableciendo que ningún hombre podía presidir un clan y ninguna mujer ser jefe militar o sachem. A las jefas de los clanes correspondía elegir a los jefes militares. Así la Confederación tuvo una influencia directa tanto en la democracia y el constitucionalismo, como en la idea de la igualdad de mujeres y hombres en la sociedad moderna. En especial Benjamín Franklin, quien tuvo trato directo con Haudenosaunee en 1753, destacó en sus obras que el grado de autonomía individual que gozaban los habitantes de la liga era desconocido en Europa y publicó los tratados indios, considerada como una de sus obras más importantes. Para pensadores o historiadores de los movimientos radicales como Howard Zinn, la Confederación de las Seis naciones constituye una muestra de la aplicación de la democracia radical a través de las decisiones asamblearias.

Colonización británica

Véase: Guerra de Independencia de los Estados Unidos

George Washington, prócer de la guerra de independencia y primer presidente de los Estados Unidos
George Washington, prócer de la guerra de independencia y primer presidente de los Estados Unidos

Estados Unidos surgió a partir de la colonización británica de América, protagonizada por oleadas de inmigrantes británicos que, fundaron entre los siglos XVII y XVIII Trece Colonias en la costa atlántica del subcontinente norteamericano, al Este de los Apalaches. Estas colonias daban la espalda a las posesiones francesas del Québec y la Luisiana.

Luego de un desarrollo más bien pacífico de los colonos, las guerras contra los franceses al norte obligaron la creación de cuerpos de ejército coloniales, una de las primeras expresiones de identidad nacional. Más tarde vinieron las sublevaciones como el Motín del té en el puerto de Boston (1773). Las medidas represivas del gobierno inglés provocaron el inicio de la Guerra de Independencia.[5] Los colonos formaron un ejército de milicianos que se pusieron bajo el mando de George Washington, quien tuvo problemas para equipar a sus hombres con armas y municiones, además de no disponer de una flota para combatir a la del imperio británico, así que pidió ayuda a Francia, la cual para desquitarse de la Guerra de los Siete Años accedió a ayudar a las colonias.

El desarrollo inicial fue claramente de dominio inglés, pero su curso cambiaría cuando tras la Batalla de Saratoga, primera gran victoria estadounidense,[5] Francia y posteriormente España entrasen en la guerra apoyando a los independentistas norteamericanos.

En 1783 por la Paz de Versalles, Inglaterra se ve obligada a reconocer la independencia de las Trece Colonias británicas, tal y como éstas habían redactado en la famosa Declaración de Independencia de los Estados Unidos de 1776.[6]

Independencia y expansión

La fecha oficial de la fundación de los Estados Unidos es el 4 de julio de 1776,[7] cuando el Segundo Congreso Continental, representando a las Trece Colonias británicas secesionistas, se firmó la Declaración de Independencia. Sin embargo, la estructura del gobierno sufrió un gran cambio en 1788 cuando los Artículos de la Confederación fueron sustituidos por la Constitución de los Estados Unidos. La fecha en la que cada estado adoptó la Constitución se tiende a tomar como la fecha en que se fundó la Unión propiamente dicha.

La ciudad de Nueva York fue la capital federal por un año, antes de que el gobierno se trasladara a Filadelfia. En 1791, los estados ratificaron la Carta de Derechos, diez enmiendas a la Constitución federal que en teoría prohíben la restricción de las libertades personales y garantizan una serie de protecciones legales. Los estados del Norte abolieron la esclavitud entre 1780 y 1804, dejando a los esclavistas de los estados del Sur como defensores de la "peculiar institución". En 1800, el gobierno federal se trasladó a la recién fundada Washington D.C.

En su afán por ampliar su territorio hacia el oeste, el estado comenzó un ciclo de guerras indias que se extendió hasta finales del siglo XIX, despojando a los nativos americanos de sus tierras. La compra de Louisiana a Francia prácticamente duplicó el tamaño de la nación.[8] La guerra de 1812 contra Gran Bretaña, que se terminó en un empate, ayudó al fortalecimiento del nacionalismo estadounidense. El concepto de Destino Manifiesto se popularizó durante este tiempo.[9] El Tratado de Oregón, firmado en 1846 con Gran Bretaña, llevó a los Estados Unidos a tomar el control de la actual América del Noroeste. La intervención estadounidense en México de 1848 tuvo como resultado la pérdida por ese país de California y gran parte de la actual América Suroeste. La Fiebre del Oro de California de 1848-1849 impulso aún más la migración occidental. En medio siglo, hasta 40 millones de búfalos, fueron sacrificados por las pieles y la carne y para facilitar la propagación de los ferrocarriles. La pérdida de estos animales, un recurso económico fundamental para los indios de las llanuras, fue un golpe existencial para las culturas nativas.

Guerra Civil y Abolición de la Esclavitud

Abraham  Lincoln, decimosexto Presidente de los Estados Unidos y el  primero por el Partido Republicano, tuvo un papel decisivo durante la Guerra Civil y la abolición de la esclavitud.
Abraham Lincoln, decimosexto Presidente de los Estados Unidos y el primero por el Partido Republicano, tuvo un papel decisivo durante la Guerra Civil y la abolición de la esclavitud.
Desde su nacimiento, Estados Unidos se convirtió en el más importante comprador de esclavos para satisfacer la demanda de mano de obra en las pesadas labores agrícolas. La esclavitud se extendió entre los estados sureños que practicaban principalmente la agricultura y a la postre se convirtieron en los estados secesionistas.

En 1858, cuando el senador Douglas buscó la reelección, fue desafiado por Abraham Lincoln. En una serie de debates históricos con Douglas, Lincoln exigió un alto a la expansión de la esclavitud. Estaba dispuesto a tolerarla en los estados del sur, pero al mismo tiempo afirmó que:

...este gobierno no puede subsistir permanentemente siendo mitad esclavo y mitad libre.[7]

Lincoln fue elegido presidente en 1860. Antes de que tomase posesión de su cargo, los siete estados esclavistas declararon su secesión de los Estados Unidos, formando los Estados Confederados de América. El gobierno federal arguyó que la secesión era ilegal, y pronto se produjo el ataque por parte de los secesionistas a Fort Sumter, iniciándose así la Guerra Civil Estadounidense.

Tras la victoria de la Unión en 1865, se añadieron tres enmiendas a la constitución para garantizar la libertad de los casi cuatro millones de afroamericanos que habían sido esclavos.

Al finalizar la guerra, Lincoln estableció la reconstrucción, tratando de reunir rápidamente al país a través de una generosa política de reconciliación.

Lincoln fue reelecto para presidente en 1864. El 14 de abril de 1865 un fanático esclavista disparó un único tiro a la cabeza del presidente. El presidente entró en coma hasta que falleció diez horas después del atentado. Su asesinato en 1865 fue el primer magnicidio en Estados Unidos.

Primera Guerra Mundial, Gran Depresión, y Segunda Guerra Mundial

Al estallar la Primera Guerra Mundial en 1914, Estados Unidos se mantuvo neutral. Los estadounidenses se solidarizaron con los británicos y franceses, a pesar de que muchos ciudadanos, sobre todo los originarios de Irlanda y Alemania, se opusieron a la intervención. En 1917, los Estados Unidos se sumaron a los aliados, contribuyendo a la derrota de las Potencias Centrales. Reacio a participar en asuntos europeos, el Senado no ratifico el Tratado de Versalles, que estableció la Sociedad de Naciones. El país aplico una política de unilateralismo, que rayaba en el aislacionismo. En 1920, el movimiento de los derechos de la mujer ganó la aprobación de una enmienda constitucional para otorgar a las mujeres el sufragio. En parte debido a su servicio en la guerra, los americanos nativos obtuvieron la ciudadanía de los Estados Unidos en la Ley de ciudadanía india de 1924.

Durante la mayor parte de la década de 1920, los Estados Unidos gozan de un período de prosperidad disminuyendo el desequilibrio mientras crecían las ganancias de las granjas industriales. Un aumento de la deuda y un mercado de valores inflados culminó en la caída de 1929 que desencadenó la Gran Depresión. Después de su elección como presidente en 1932, Franklin D. Roosevelt respondió con el New Deal, una serie de políticas de aumento de la intervención del gobierno en la economía. La Dust Bowl de mediados de los años 1930 dejó varias comunidades de agricultores empobrecidos y estimulados tras una nueva ola de migración occidental. La nación se recuperó de la depresión económica, hasta la movilización industrial estimulada por su entrada en la Segunda Guerra Mundial. Estados Unidos, se mostró oficialmente neutral durante las primeras etapas de la guerra, aunque inició el suministro de material a los aliados en marzo de 1941 a través del Programa de Préstamo y Arriendo.

El 7 de diciembre de 1941, los Estados Unidos se unieron a los Aliados contra las Potencias del Eje después de un ataque japonés a Pearl Harbor y bajo la presión de los sectores más progresistas.[10] La Segunda Guerra Mundial impulsó la economía mediante el suministro de capital de inversión y puestos de trabajo, mientras que muchas mujeres entraron en el mercado laboral. Entre los principales combatientes, los Estados Unidos es la única nación que se enriqueció a causa de la guerra. Las conferencias en Bretton Woods y Yalta y esbozaron un nuevo sistema de las organizaciones internacionales colocando a los Estados Unidos y la Unión Soviética en el centro de los asuntos mundiales, con la ventaja para los norteamericanos que su territorio no había sufrido el impacto de la guerra. Cuando llego el fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa, una conferencia internacional 1945 celebrada en San Francisco produjo la Carta de las Naciones Unidas,[11] que entró en vigor después de la guerra. Los Estados Unidos, después de haber desarrollado la primera de las armas nucleares, la utilizó en las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki en agosto, cometiendo un acto de genocidio contra los pobladores de esas ciudades cuya memoria no ha dejado de estremecer a la humanidad.[12][13]

Superpotencia

Estados Unidos desarrolló una guerra de agresión en Viet Nam, donde finalmente después de una sangrienta lucha, que le causó más de 50.000 muertos entre sus tropas y costó la vida a millones de vietnamitas, fue derrotado.

La influencia estadounidense en aspectos tales como la economía, la ciencia, tecnología, y la cultura creció a nuevos niveles. A causa de la guerra fría y el enfrentamiento político, ideológico y social que produjo con los países socialistas, particularmente la Unión Soviética, el papel de los asuntos militares e internacionales creció en la política de esa época, se reprimió a figuras de la izquierda intelectual y un ferviente anticomunismo creció se alentó desde las esferas más poderosas, procesos como el Macartismo y el asesinato de los esposos Rosemberg que marcaron la historia de ese país.

Foto de la tripulación de la Apolo 11 con sus escafandras
Foto de la tripulación de la Apolo 11 con sus escafandras

Llegando a los 60 del siglo XX tuvieron lugar eventos importantes, como el Movimiento por Derechos Civiles y el alunizaje de Apollo XI en 1969.

Con el desplome de la Unión Soviética en 1991, los Estados Unidos pasaron a ser la única superpotencia del mundo. Los atentados del 11 de septiembre de 2001 fueron tomados como pretextos por la administración de George W. Bush para desatar una ola de dominación mundial, y fueron la justificación por la invasión de Afganistán de 2001 y la llamada "Guerra contra el terrorismo". La amenaza del terrorismo ha llegado a ser una gran fuerza en la política del país, y en 2003, formó en gran parte la justificación, junto a la falsamente proclamada posesión de armas nucleares por Iraq la invasión de ese país. Se ha torturado prisioneros, asesinado inocentes y espiado a la población a través de la controvertida ley "Patriot Act".[14]

Imperialismo y guerra

Artículo principal: Imperialismo yanqui

El  Tío Sam (Uncle Sam en inglés) es la personificación nacional de Estados  Unidos y, específicamente, del gobierno estadounidense.
El Tío Sam (Uncle Sam en inglés) es la personificación nacional de Estados Unidos y, específicamente, del gobierno estadounidense.

Al denunciar Bush el Protocolo de Kioto sobre el recalentamiento global, el Financial Times de Londres comentó:

"La posición antirregulatoria en lo interno y el enfoque unilateralista en lo externo son señales de que el gobierno estadounidense será el más conservador desde la Segunda Guerra Mundial [1939-45]."[15]

Esta tendencia se reforzó en forma dramática a raíz del 11 de septiembre del 2001, sobre todo con el vigoroso avance del gobierno de Bush hacia una guerra para imponer un "cambio de régimen" en Irak, con el apoyo obsecuente de siempre de Tony Blair. En el primer aniversario de los atentados en Nueva York y Washington se dio a conocer una Estrategia de Seguridad Nacional nueva que comienza con la afirmación:

"Estados Unidos posee una fuerza e influencia sin precedentes —y sin igual— en el mundo" y concluye con la advertencia: "Nuestras fuerzas tendrán el poder suficiente para disuadir a los adversarios en potencia de iniciar una escalada militar con la esperanza de superar o igualar el poderío de Estados Unidos."[16]

Lo que hizo el presidente Barack Obama al impedir los avances que se requieren urgentemente para salvar el planeta en la Cumbre sobre el Cambio climático en Copenhague, la instalación de Bases militares en Colombia y la actitud ante el Golpe de Estado en Honduras demuestra que esta posición imperial está más allá de quién ocupa el sillón presidencial en la Casa Blanca.

La imagen nacional que los Estados Unidos tienen de sí mismos, como protectores y defensores de la legalidad, la libertad y la democracia, se funda en la creencia de que poseen una superioridad moral (porque son el “pueblo elegido”). Esta suposición les ha permitido justificar su intromisión en los asuntos internos de otros pueblos (que no son “elegidos de Dios”) o de plano la violencia contra ellos. La primera actitud intervencionista inspirada por el espíritu del “Destino Manifiesto”[17] fue la obsesión de los colonos ingleses por desplazar de sus tierras (o bien exterminar) a los indígenas norteamericanos. En cuanto a su relación con otras naciones, Estados Unidos tiende a manejar sus relaciones exteriores como si se tratara de una cruzada moral. Generalmente justifica sus acciones con dos argumentos, ya sea el de la “nación fuerte que protege a la débil”, como pueden constatar la gran mayoría de las naciones americanas; o bien el de “la lucha contra el Mal para defender la libertad y seguridad del mundo”, como actualmente alega respecto de su invasión de Afganistán.

Occupy Wall Street

Artículo principal: Movimiento Occupy Wall Street

Un  cartel creado por Adbusters para la promoción de la fecha de inicio  de la ocupación, 17 de septiembre.
Un cartel creado por Adbusters para la promoción de la fecha de inicio de la ocupación, 17 de septiembre.

Occupy Wall Street es un movimiento social que algunos comparan con las manifestaciones en la plaza Tahrir, en El Cairo y los Indignados españoles. Los participantes en las manifestaciones, que comenzaron en Zuccotti Park, antes conocida como "Plaza de la Libertad Park" y que se han extendido por diversos estados, se consideran parte del 99% que se niega a seguir tolerando la avaricia y corrupción del 1% que se apropia las riquezas. Su lema, que demanda una economía que se ponga al servicio de las personas, se extiende a la regulación de los mercados financieros, la limitación de su influencia sobre la vida política, la creación de una Banca Pública y un reparto equitativo y justo de la riqueza.

A mediados de 2011, el grupo canadiense Adbusters Media Foundation propuso una ocupación pacífica de Wall Street para protestar por la influencia corporativa en la democracia, frente a una creciente disparidad en la riqueza, y la ausencia de repercusiones legales tras la reciente crisis financiera global. Activistas del grupo Anonymous alentaron también a sus seguidores a participar en las protestas que aumentaron con el pasar de los días.

La primera manifestación del movimiento tuvo lugar en el bajo Manhattan y Wall Street donde unos 20 000 indignados decidieron establecer un campamento de protesta el 17 de septiembre iniciándose de esta forma el Movimiento Occupy Wall Street.

Al enterarse de las manifestaciones en Nueva York, el Movimiento 15-M de España protestó frente a la Bolsa de Madrid como muestra de apoyo a los indignados estadounidenses. Otras ciudades que se unieron a la protestas dentro del territorio de Estados Unidos fueron: San Francisco, Los Ángeles y Seattle.

Para el 8 de octubre las protestas contra la desigualdad económica y el poder financiero ya se habían extendido por 45 de los 50 estados del país, convirtiendo en tema cotidiano en los medios masivos y en las calles de decenas de ciudades. Centenares de personas fueron detenidas por participar en las protestas.

WikiLeaks

En diciembre de 2006 sale a la luz el sitio web WikiLeaks, que daba a conocer al público diversos documentos secretos, en los que estaba involucrado principalmente el gobierno de los Estados Unidos. El 15 de marzo de 2010 Wikileaks hizo público un informe del Departamento de Defensa de los Estados Unidos en el que trataba varias filtraciones protagonizadas por esta web relacionadas con intereses estadounidenses y proponía diversas vías para marginarla.[18]

El día 5 de abril de 2010 WikiLeaks publicó un vídeo[19] en el que se ve como soldados estadounidenses asesinan al reportero de Reuters Namir Noor-Eldeen, a su ayudante y a nueve personas más. A algunos cuando venían a llevarse a los muertos y heridos. Se ve claramente que nadie de los presentes hacia amagos de atacar al helicóptero Apache desde el que se les dispara, ni siquiera lo miran.

Aunque la agencia Reuters solicitó en numerosas ocasiones el vídeo, le fue negado hasta que WikiLeaks consiguió este vídeo inédito que pone en jaque al aparato militar de EE.UU., mostrando la verdadera imagen de este ejército en el mundo.[20]

Luego de sacar a la luz pública miles de documentos secretos el Pentágono ha exigido bajo amenazas a WikiLeaks y a su administrador australiano Julian Assange devolver los documentos militares que aún no han sido publicados por el medio noticioso de Internet.

El 8 de enero de 2011 una corte de Estados Unidos ordenó a la red social Twitter facilitar datos de la cuenta del sitio digital Wikileaks y la de algunos de sus colaboradores al departamento de Justicia. Según la televisora CNN, el tribunal exigió documentos relacionados con el fundador del portal, Julian Assange, y el soldado Bradley Manning, a quien acusan de facilitar información publicada en la polémica página, reporta Prensa Latina.[21]

Estado Unidos ha tomado numerosas medidas contra el sitio, entre las que se encuentra la desactivación del servicio de pagos online PayPal, a través de la que recibe al menos parte de su financiación, el sitio WikiLeaks. PayPal, que pertenece al portal de subastas eBay, informó en su blog que “PayPal ha restringido permanentemente la cuenta utilizada por WikiLeaks debido a la violación de la política de uso aceptable de PayPal que afirma que nuestro servicio de pagos no puede ser utilizado para actividades que favorezcan, promuevan, faciliten o instruyan a otros a implicarse en una actividad ilegal. Hemos notificado al titular de la cuenta esta acción”.

Gobierno y Política

Estados Unidos es una república constitucional, presidencial y federal. Su gobierno tiene unos poderes limitados enumerados en la Constitución de los Estados Unidos pero el presidente tiene un maletín nuclear con el que se puede desatar la destrucción del mundo. Su forma de gobierno es conocida como "democracia presidencialista" porque hay un presidente. La elección del presidente es indirecta a través de compromisarios y en ellas juegan un papel decisivo las corporaciones que aportan los millonarios fondos para la publicidad electoral.

Sistema electoral

Los poderes del presidente alcanzan no sólo la jefatura del Estado, sino también el poder ejecutivo y la capacidad de veto de algunas decisiones del poder legislativo. Hay tres niveles del gobierno: el nivel federal, el nivel estatal, y el nivel local. Los líderes de estas administraciones territoriales son elegidos por votantes por sufragio universal o designados por otros oficiales elegidos.

Todos los estadounidenses tienen derecho al voto a partir de los 18 años pero existen límites en el derecho de voto para quienes están en prisión por cometer crímenes que lleven aparejada como pena accesoria la restricción del voto; en algunos estados la legislación penal y penitenciaria restringe el derecho de voto aún a pesar de haber cumplido la condena y los residentes de las dependencias y del distrito federal están representados sólo con un delegado al Congreso que no vota. Para ejercer el derecho a voto hay que inscribirse en un registro de votantes.

El país está integrado por 50 estados autónomos en su régimen interno. Los principales partidos políticos son el Partido Republicano y el Partido Demócrata, que dominan la escena política por lo que algunos consideran el sistema de este país como una democracia bipartidista pero autores como Michael Moore hablan de que existe un solo partido: el de los ricos. Otros partidos de menor importancia son el Partido Verde, el Partido de la Constitución y el Partido Libertario pero su papel es simbólico pues no poseen los recursos económicos para una campaña nacional, prácticamente no tienen representatividad en virtud de que el partido Demócrata y el Republicano tienen más del 95% de la representación territorial.

El sistema electoral norteamericano, a pesar de su carácter medular en el sistema político de ese país, presenta una serie de contradicciones cada vez más pronunciadas en la medida en que la nación se ha expandido, tanto en términos territoriales como en cuanto a la definición de intereses imperialistas regionales y globales. La participación de los ciudadanos en los procesos electorales, ya sea como electores o como candidatos, presenta serios impedimentos, que hacen que la práctica se aleje cada vez más de lo que puede considerarse paradigmático en el ejercicio de la democracia.

Se ponen muchos impedimentos para que los electores voten ya que las elecciones se realizan en un día laborable y hay que trasladarse a dónde funcione el colegio electoral que corresponda, como el voto no es obligatorio y la responsabilidad de votar recae totalmente sobre el ciudadano, muchas personas no votan.

Para mostrar la poca participación del pueblo en las elecciones locales basta decir que en 1999, el Alcalde de la ciudad de Dallas resultó electo con el voto del 5% de los electores inscriptos, y el de San Antonio con el 7,5%. Respecto a las elecciones presidenciales ya sabemos que los Presidentes son electos con poco más del 20%, y en ocasiones, como en el año 2000, designados en lugar de electos.

José Martí, muy conocedor de las irregularidades en el sistema electoral norteamericano, llegó a decir:

"Nuestra Grecia, es preferible a la Grecia que no es nuestra. Injértese en nuestras Repúblicas el mundo pero el tronco tiene que ser el de nuestras Repúblicas….Sólo echan raíces en las naciones las formas de gobierno que nacen de ellas."[22]

Política internacional

Conflicto Estados Unidos-Cuba

Artículo principal: Conflicto Estados Unidos - Cuba

Las relaciones entre Cuba y Estados Unidos datan de casi dos siglos. En términos de las aspiraciones y objetivos fundamentales, tanto de las diferentes clases y grupos que han integrado la realidad política interna de Cuba, como de los objetivos esenciales que han precedido el comportamiento de Estados Unidos hacia la Isla, las esencias políticas de la confrontación entre ambos países parecen haber resistido la prueba del tiempo.

Desde épocas muy tempranas, finales del siglo XVIII, los padres fundadores de la nación norteamericana miraron hacia Cuba con la codicia propia de quienes admiran una bella fruta madura que terminaría cayendo en sus manos.

John   Quincy Adams formuló la tesis conocida en la historia como la   política de "la fruta madura".
John Quincy Adams formuló la tesis conocida en la historia como la política de "la fruta madura".

A la par con el proyecto fundacional de la nación norteamericana, surgió la cultura política que ha visto siempre a Cuba como una extensión natural del territorio continental de los Estados Unidos. Así la vieron los Padres Fundadores, entre ellos Thomas Jefferson y John Quincy Adams, este ultimo con su teoría de la “Gravitación Política” o más conocida como “Doctrina de la Fruta Madura”.[23] Con posterioridad, hasta hoy, prácticamente ninguna administración norteamericana ha logrado desembarazarse de ello, que no es de ningún modo una simple imagen, sino una concepción política. Uno de los ejes de la proyección externa de Estados Unidos en este hemisferio. De modo que, hacia el final del primera cuarto del siglo XIX, ya el destino de Cuba estaba diseñado, ser de España mientras no pudiese pasar a manos de Estados Unidos.

La lucha en que Cuba aun tiene que continuar enfrentando a los Estados Unidos, no es solo ni simplemente en contra de las intenciones de un sector o de sectores políticos norteamericanos que no aceptan el régimen existente en Cuba y desean devolver la Isla a su status neocolonial, sino más que ello es la lucha en contra de la confluencia entre esa parte de la cultura política de Estados Unidos que ve a Cuba como una extensión mas del territorio continental de la nación norteamericana y la parte de la cultura política cubana, que siempre aceptó al Plattismo como variante política para Cuba.

Organización político-administrativa

Estados Unidos es una federación de 50 estados, más algunas otras entidades dependientes, con una extensión total cercana a los diez millones de kilómetros cuadrados. Los estados se distribuyen casi totalmente en el continente de América del Norte, salvo Hawai, que geográficamente hablando se encuentra en Oceanía. La ciudad de Washington, en el Distrito de Columbia es la sede del gobierno federal.

Adicionalmente los Estados Unidos disponen de dependencias que se definen eufemísticamente como "estados libres asociados". No se consideran parte del país, pero al no tener representación diplomática, moneda, ni defensa propias, no se trata tampoco de estados independientes. Los puertorriqueños son legalmente ciudadanos estadounidenses, pero están privados de muchos derechos, existen presos políticos puertorriqueños por oponerse a esta situación y otros han sido asesinados por la misma causa. Estados Unidos no las considera colonias, aunque así figuran en la Carta de Descolonización de la ONU y su situación es el resultado de la dominación y represión impuesta a esos pueblos a lo largo de su lucha por independizarse.

Geografía

La geografía del área continental es accidentada en la zona occidental, donde están situadas las Montañas Rocosas. En la zona noreste se encuentran los Montes Apalaches y en la región suroeste comienza la Sierra Madre mexicana.

Al norte, los estados continentales comparten frontera con Canadá, y Alaska, con el Océano Glacial Ártico; al Sur limitan con México y el Golfo de México; al Este se encuentra el Océano Atlántico, y al Oeste, el Océano Pacífico.

Economía

Los Estados Unidos tienen una economía mixta capitalista, que es alimentada por abundantes recursos naturales, una infraestructura desarrollada, una alta productividad y el modo en que se benefician de las agresiones militares y la dominación política que ejercen sobre parte del mundo.

De acuerdo con el Fondo Monetario Internacional, el PIB los Estados Unidos es de más de $14 billones de dólares[24] y constituye más del 25,5% del producto bruto mundial a tipos de cambio del mercado y más del 19% del producto bruto mundial en paridad de poder adquisitivo (PPA). Es el PIB nacional más grande en el mundo, siendo inferior al PIB combinado de la Unión Europea y a su PPA en 2006. Los Estados Unidos ocupan el undécimo lugar en la lista de países por PIB nominal per cápita y el octavo en la de países por PIB a valores de PPA per cápita. Los Estados Unidos es el mayor importador de bienes y tercer mayor exportador. Canadá, México, China, Japón y Alemania son sus principales socios comerciales. El principal producto de exportación es la maquinaria eléctrica, mientras que los vehículos constituyen la principal importación. La deuda nacional es el más grande del mundo; equivaliendo en 2005 al 23% del total mundial.

Estados Unidos tiene ricos recursos minerales con extensos yacimientos de oro, petróleo, carbón, y uranio. Las industrias agrícolas son los principales productores del país de maíz, trigo, azúcar, y tabaco, entre otras producciones. El sector manufacturero produce, entre otras cosas, automóviles, aviones, armamento y electrónicos. La industria más grande es ahora el sector servicios en cual trabajan unos tres cuartos de los residentes. La actividad económica varía bastante en las diferentes regiones del país.

Varios países han enlazado su moneda con el dólar estadounidense (como la República Popular China), y otros lo han adoptado como su propia moneda, como Panamá, Ecuador y El Salvador, por ejemplo, lo cual ha beneficiado a una economía que actualmente es cada vez más vulnerable y se ve afectada por el cuestionamiento al dólar como moneda internacional.

En 2003, los Estados Unidos figuraron como el tercero de los destinos turísticos más visitados; sus 40,4 millones de visitantes son menos que los 75 millones de Francia y los 52,5 millones de España.

El déficit presupuestario de Estados Unidos cerró en enero de 2011 en 49 mil 800 millones de dólares, 200 millones más que en igual mes de 2010. Según datos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos el gasto público se fijó en 276 mil 300 millones de dólares[25].

Demografía

El 17 de octubre de 2006, la Oficina de Censos de los Estados Unidos estimaba a la población del país en 300.000.000.[26] Esta cifra incluyó a 12 millones inmigrantes ilegales.[27]

Los Estados Unidos están compuestos étnicamente por un 74,7% (224,1 millones) de blancos, 12,1% (36,3 millones) afroamericanos, 4,3% (12,9 millones) asiáticos y 0,8% (2,4 millones) de amerindios. Personas de otras razas constituyen el 6,0% (18 millones) y otras con dos o más razas constituyen el 1,9% (5,7 millones). Otra estadística muestra a las personas blancas europeas o descendientes de europeos, constituyendo el 66,8% (200,4 millones) de la población total, mientras que la población latina de cualquier raza forman el 14,5% (43,5 millones) de la población total. Los hispanos son hoy la minoría más numerosa.

La esperanza media de vida al nacer en Estados Unidos es de 77,1 años (80 años las mujeres y 74,4 años los hombres). En 2003 la población menor de 5 años representaba un 6,8% (19.769 millones) del total frente al 12,4% (35.919 millones) de los mayores de 64 años. La mayoría de la población es femenina.

La densidad de población en Estados Unidos era de 32 habitantes por kilómetro cuadrado en 2004. La mayor densidad de población se encuentra en el noreste de los Estados Unidos, entre los Grandes Lagos y el océano Atlántico. Allí están ubicadas varias de las ciudades estadounidenses más grandes, como Nueva York, Chicago o Filadelfia. Ésta es el área más antigua donde se establecieron las primeras colonias inglesas a partir de las cuales se formaron los Estados Unidos. Otra gran concentración de la población se encuentra en la costa oeste, en el estado de California, donde se encuentran ciudades como Los Ángeles, San Francisco y San Diego.

Leyes antiinmigrantes

Recientemente el estado de Arizona aprobó una ley abiertamente xenofóbica promovida por el senador por Arizona, Russell Pearce, quien tiene a su haber una larga asociación con la supremacía blanca y los grupos anti-inmigrantes. El proyecto de ley fue aprobado por ambas cámaras de la legislatura estatal, controladas por los republicanos con los demócratas votando en contra. La ley permite que cualquier persona pueda ser revisada si un policía sospecha que se trata de un inmigrante ilegal, y convierte en crimen la no portación de documentos de identidad. Como en Arizona casi todos los inmigrantes ilegales son morochos y vienen de México, la ley prácticamente le ordena a la policía detener gente por portación de cara. O por "respirar siendo de ascendencia mexicana", como describió un político local.

Cultura

En el siglo XX y lo que llevamos del XXI, los Estados Unidos han sido una gran potencia cultural mundial, pero, a pesar de grandes luminarias tales como William Faulkner, Frank Lloyd Wright o Jackson Pollock, sus grandes aportaciones al patrimonio global (y las que más ha exportado) no han de buscarse en las artes tradicionales, sino en la ciencia, la tecnología, y en tres de las llamadas artes populares, consideradas genuinamente estadounidenses: el cine, la historieta y el Jazz.

Idiomas

Estados Unidos no posee un idioma oficial a nivel federal. Sin embargo, el idioma predominante, en el cual está escrita la Constitución y las leyes, y en el que se realizan los quehaceres del gobierno, es el inglés. El 82.1% de la población de los Estados Unidos, habla este idioma.[28] Se hablan, sin embargo, cientos de otros idiomas y dialectos, siendo el español el más común entre ellos, idioma que además posee reconocimiento oficial en algunas jurisdicciones del suroeste, teniendo en ellas iguales privilegios que el inglés.

Un caso singular dentro de los Estados Unidos es el estado libre asociado de Puerto Rico, que tuvo como único idioma oficial el español, y luego incorporó el idioma inglés.

El idioma español en Estados Unidos es empleado por el 10.7% de la población.[28]

Literatura

Ernest   Hemingway fue un escritor y periodista estadounidense, y uno de los  principales novelistas y cuentistas del siglo XX. Ganó el Premio  Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el  Premio Nobel de Literatura por su obra completa.
Ernest Hemingway fue un escritor y periodista estadounidense, y uno de los principales novelistas y cuentistas del siglo XX. Ganó el Premio Pulitzer en 1953 por El viejo y el mar y al año siguiente el Premio Nobel de Literatura por su obra completa.

En el siglo XVIII y principios del XIX, el arte y la literatura estadounidenses tomaron la mayor parte de su inspiración de Europa. Escritores tales como Nathaniel Hawthorne, Edgar Allan Poe, y Henry David Thoreau establecieron una reputación distintiva a mediados del Siglo XIX. Mark Twain y el poeta Walt Whitman fueron las principales figuras de la segunda mitad del siglo; Emily Dickinson, prácticamente desconocida durante su vida, sería reconocida como una de las poetisas más importantes del país.

Cinco ciudadanos estadounidenses han ganado el Premio Nobel de Literatura, siendo el más reciente Toni Morrison en 1993. Ernest Hemingway, el ganador del Nobel de 1954, ha sido nombrado como uno de los escritores más influyentes del Siglo XX.[29]

Teatro

El teatro en Estados Unidos está basado en la tradición del lejano oeste, tomada de las actuaciones de Europa, especialmente de Inglaterra. Hoy en día está relacionado con la literatura, las películas, la televisión y la música estadounidense, y es muy común que una misma historia sea representada en todas las formas antedichas. Las regiones con una amplia gama musical han desarrollado también academias de teatro y comedia. El teatro musical es posiblemente su forma más popular; la calle Broadway en la ciudad de Nueva York es considerada, por lo general, el centro del teatro comercial estadounidense, a través de sus formas artísticas imitadas a lo largo del país.

Religión

El gobierno de Estados Unidos no guarda un registro oficial de las religiones en el país. Sin embargo, en una encuesta privada llevada a cabo en 2001, el 76,7% de los estadounidenses adultos se identificaron a sí mismos como Cristianos; cerca del 52% de los adultos se reconocieron como miembros de diferentes iglesias Protestantes; los Católicos Romanos, con 24,5%, fueron las denominaciones más numerosas; el Judaísmo (1,4%), la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (1,3%), y otras religiones tienen también posiciones firmes en la cultura estadounidense; cerca del 14,2% de los encuestados se describieron como sin religión; la distribución religiosa del 5,4% de encuestados que decidieron no responder a la encuesta es desconocida.

El país tiene una tasa de religiosidad relativamente alta entre las naciones desarrolladas. Cerca del 46% de los estadounidenses adultos dice asistir a los servicios religiosos al menos una vez por semana, comparado con el 14% de adultos en Gran Bretaña, el 8% en Francia y el 7% en Suecia.

Referencias

Fuentes