Saltar a: navegación, buscar

San Pedro

(Redirigido desde «Apóstol Pedro»)
Este artículo trata sobre Simón Pedro: Apóstol de Jesucristo. Para otros usos de este término, véase Simón (desambiguación).
Para otros usos de este término, véase San Pedro (desambiguación).
Simón Pedro
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
San Pedro Apostol.jpg
PredecesorNuevo cargo
SucesorSan Lino
Información personal
Nombre secularShimón Bar Ioná
TítulosApóstol, príncipe de los apóstoles,1 papa y mártir
NacimientoFinales del siglo I a. C.
Betsaida, Galilea, Bandera de Palestina Palestina
Fallecimiento67
Roma, Bandera de Italia Italia
PadresJonah, (Jonás)
Santidad
Festividad* 29 de junio, junto a san Pablo
  • 18 de enero, cátedra de san Pedro en Roma
  • 22 de febrero, cátedra de san Pedro en Antioquía
  • 1 de agosto, san Pedro encadenado (Vetus Ordo)
  • 16 de enero, veneración de sus santas cadenas (Bizantino)
  • 25 de enero, conmemoración, en la fiesta de San Pablo, vetus ordo3
Venerado en* Iglesia católica
  • Iglesia copta
  • Iglesia ortodoxa
  • Comunión anglicana y algunas confesiones protestantes
  • Patronazgo* Tréveris
  • Santa Sede y el Papado
  • Roma
  • Pescadores
  • Constructores
  • Reparadores de redes de pescar
  • Cosechadores
  • Panaderos
  • Carniceros
  • Zapateros
  • Cerrajeros
  • Relojeros
  • Albañiles
  • Protector contra la fiebre y el envejecimiento
  • Iglesia ortodoxa de Antioquía
  • SantuarioBasílica de San Pedro, ciudad del Vaticano

    Simón Pedro. Figura en primer lugar en todas las enumeraciones de Apóstoles que aparecen en el Nuevo Testamento, su nombre aparece 182 veces y tiene entre los Doce, un lugar absolutamente singular, siendo protagonista de numerosos episodios en el Evangelio. Imaginamos a Pedro como un hombre astuto y sencillo, de gran poder para el bien, pero a veces afligido, un carácter abrupto y tempestivo que habría de ser transformado por Cristo a través del sufrimiento.

    Antes de su conversión

    Lo único que se sabe de la vida de Simón Pedro antes de su conversión, es que era un pescador galileo del pueblo de Betsaida o Capernaum. Existe evidencia para suponer que Andrés (el hermano de Pedro) y posiblemente Pedro fueron seguidores de Juan el Bautista, y por lo tanto se habrían preparado para recibir al Mesías en sus corazones.

    El primer encuentro con Pedro es a principios del ministerio de Jesús. Mientras Jesús caminaba por la orilla del lago de Galilea, vio a dos hermanos, Simón Pedro y Andrés, echar la red al agua. Y los llamó diciendo:

    Síganme, y yo los haré pescadores de hombres.

    Inmediatamente abandonaron sus redes y lo siguieron.

    Profesión de fe y primado de Pedro

    Llegado Jesús a la región de Cesarea de Filipo, hizo esta preguntó a sus discípulos:

    ¿Quién dicen los hombres que es el Hijo del hombre?

    Luego volvió a preguntar:

    Y vosotros ¿quién decís que soy yo?

    Simón Pedro contestó:

    Tú eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo

    Replicando Jesús dijo:

    Bienaventurado eres Simón, hijo de Jonás, porque no te ha revelado esto la carne ni la sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. Y a ti te daré las llaves del Reino de los Cielos y lo que ates en la tierra quedará atado en el cielo y lo que desates en la tierra quedará desatado en los cielos.

    Apariciones bíblicas

    Jesús camina sobre las aguas

    Pedro duda
    Dice la escritura que después del milagro de la multiplicación de los panes, Jesús se retiró a la soledad de un cerro a orar, mientras sus discípulos cruzaban en una barca el lago de Galilea. De improviso vieron a Jesús caminando sobre el agua y Jesús les dijo:
    ¡Soy yo, no temáis!.

    Pedro respondió:

    Señor, si eres tú, ordena que yo vaya hasta ti sobre el agua.

    Entonces Pedro empezó a caminar confiadamente pero al notar la fuerza del viento titubeó y comenzó a hundirse. Al momento, Jesús lo tomó de la mano y le dijo:

    ¡Que poca fe! ¿Por qué dudaste?

    Transfiguración

    Fue elegido con Santiago y Juan, para subir al monte Tabor donde ocurrió la Transfiguración. Aquí contempló la Gloria del Señor y escuchó la proclamación de Dios:

    Este es mi Hijo amado, en quien me complazco, escuchadle.

    La Última Cena

    Al estar todos reunidos en la Última Cena, Pedro declaró su lealtad y devoción con estas palabras:

    Aunque todos pierdan su confianza, yo no. Me quedaré contigo aunque tenga que dar la vida.

    Con inmensa tristeza Jesús le contestó:

    Te aseguro que esta misma noche, antes que cante el gallo por segunda vez, me negarás tres veces.

    La Pasión del Señor

    Cuando los soldados llevaron a Jesús a los judíos, Pedro se quedó en el patio y tres veces lo acusaron de ser discípulo de Jesús. El lo negó las tres veces. En aquel mismo momento, cantó el gallo por segunda vez y Pedro empezó a llorar.

    La Resurrección del Señor

    Sabemos que recibió el perdón del Señor porque después de la Ascensión, cuando Jesús se manifestó a sus discípulos, llamó a Pedro quién afirmó tres veces su amor por Él como un paralelo a las tres veces que lo negó. Y Jesús dijo a Pedro:

    Apacienta mis ovejas.

    Signo de su misión como pastor universal de la Iglesia.

    Tras la resurrección

    Fue Pedro quien tomó la iniciativa de elegir uno que tomara el lugar de Judas y quien realizó el primer milagro. Un mendigo le pidió limosna. Pedro le dijo que no tenía dinero, pero en el nombre de Jesús Nazareno le mandó levantarse y andar. El mendigo, curado de su mal hizo lo que le mandó Pedro.

    La expansión del cristianismo atrajo persecuciones en las que fue martirizado San Esteban y muchos de los convertidos se esparcieron o escondieron. Los Apóstoles permanecieron firmes en Jerusalén donde los líderes judíos eran sus peores perseguidores. Pedro decidió predicar en las aldeas circundantes y cada vez más lejos. En Samaria donde predicó y realizó milagros, Simón, un mago, le ofreció dinero para que le enseñara el secreto de sus poderes. Pedro lo reprendió fuertemente y le dijo:

    Quédate con tu dinero, que te pudras con él, porque has pensado que los dones de Dios se pueden comprar.

    Por su sinceridad, Pedro inevitablemente tuvo muchos conflictos con las autoridades judías, hasta dos veces los jefes de los sacerdotes lo mandaron arrestar. Nos dice la Escritura que fue milagrosamente desencadenado y librado de la prisión e impresionó a los demás Apóstoles al llegar repentinamente donde ellos moraban. Pedro después predicó en los puertos marítimos de Joppa y Lydda, donde conoció hombres de diferentes razas y en Cesarea donde se convirtió el primer gentil, Cornelio.

    El Martirio

    Muerte de Pedro
    Pedro fue obispo de Antioquía y después pasó a ser obispo de Roma donde fue martirizado durante el reinado de Nerón alrededor del año 67, el mismo año que San Pablo. Así lo estiman tres Padres de la Iglesia: San Ireneo, San Clemente de Alejandría y Tertuliano.

    San Pedro murió crucificado. El no se consideraba digno de morir en la forma de su Señor y por eso lo crucificaron con la cabeza hacia abajo. El lugar exacto de su crucifixión fue guardado por la tradición. Muy cerca del circo de Nerón, los cristianos enterraron a San Pedro.

    Las palabras de Jesús se cumplen textualmente.

    "Y yo a mi vez te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi Iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella".

    Fue sepultado en lo que hoy es el Vaticano donde aun se encuentran sus restos bajo el altar mayor de la Basílica de San Pedro. Esto ha sido comprobado en los encuentros arqueológicos y anunciado por Pío XII al concluir el año santo de 1950.

    Fuentes