Saltar a: navegación, buscar

Esteban II

Esteban II
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
26 de marzo de 752 - 26 de abril de 757
Esteban II 1.jpeg
Papa Nº 92
PredecesorEsteban II
SucesorPaulo I
Información personal
NacimientoRoma Bandera de Italia Italia
Fallecimiento26 de abril de 757
Bandera de Ciudad del Vaticano Ciudad del Vaticano
Emblema de Esteban II.png
Escudo de Esteban II

Esteban II (III). Papa Nro. 92 de la Iglesia Católica Apostólica Romana, quien Coronó a Pipino el Breve en la Abadía de Saint-Denis reconociéndolo como legítimo soberano del reino franco, en agradecimiento por haberle defendido de los ataques de los lombardos. El rey franco le concedió diversos territorios arrebatados a los lombardos que constituyeron un primer núcleo de los Estados Pontificios. [1] Pontífice que marcó la delimitación histórica entre el Papado bizantino y el Papado franco.

Síntesis biográfica

Pontificado

Papa más conocido por el nombre de Esteban II, de origen romano, era arcediano de Roma, y había recibido del Papa Zacarías la dignidad de cardenal diácono. Fue elegido pontífice, por unanimidad, en Santa María la Mayor y consagrado el 26 de marzo de 752. Como su predecesor Esteban II, sin llegar a ser ordenado, amaneció accidentado y murió; muchos escritores no le cuentan en el número de los santos pontífices. Se celebró sin tardanza segunda elección, que recayó en el arcediano, llamado también Esteban. Este pontífice marcó la delimitación histórica entre el Papado bizantino y el Papado franco.

Los lombardos en el norte de Roma habían capturado Ravena, capital del Imperio Romano Oriental Exarcado de Ravena, en el año 751, y comenzaron a ejercer presión sobrela ciudad de Roma. Muchas fueron las intrigas de que se valió este Papa para ocupar el señorío de Ravena y todo su exarcado, además de varias ciudades de Toscana, territorio de Bolonia y otras provincias inmediatas a Roma. Astulfo, rey de Lombardía, era su poseedor, por derecho de la guerra que sostenía con el emperador de Constantinopla.

Las relaciones eran muy tensasen la mitad del siglo VIII entre el papado y los emperadores Romano de Oriente por el apoyo de la dinastía Isaurian de iconoclastia. Del mismo modo, mantener el control político de Roma se convirtió en algo insostenible, el Imperio Romano Oriental fue acosado por el Califato de Abbasíd en el sur y los búlgaros al noroeste. Como resultado, Roma se vio incapaz de asegurar el apoyo militar de Constantinopla para hacer retroceder a las fuerzas Lombardas.

Tratado con Francia

Esteban fue a Francia, a pedir apoyo al monarca francés Pipino el Breve, en defensa de la Ciudad de Roma, amenazada por los Lombardos ya que el protector del Papado, el Emperador de Bizancio, no podía (por enésima vez), ofrecer la protección que debía. El Papa se había dirigido a Constantino V en petición de ayuda, pero el emperador bizantino no envió sino tan sólo una delegación diplomática, la cual tenía el cometido de exigir a Astulfo el Lombardo la restitución de los territorios conquistados. El Papa fue recibido según el ceremonial bizantino, el rey, con suma deferencia, toma la brida del caballo papal, reproduciendo el mismo gesto elegante del emperador Constantino I el Grande ante el Papa Silvestre I. En el palacio de Ponthion, en el sur de Champaña, el rey Pipino se postra delante del Papa Esteban II.

En la fiesta de la Pascua, Pipino, sus hijos y los grandes del Reino se reunieron en el palacio de Quiercy para redactar la famosa "Promesa de Quiercy" "promissio carissiaca", primer paso para la formación de los Estados Pontificios. Contenía la restitución del Exarcado de Ravena, Ferrara, Bolonia, entre otras y de la Pentápolis, Rímini, Pesaro, Fano, Sinigaglia y Ancona, territorios que habían pertenecido a los bizantinos. No se hablaba entonces de "Estados Pontificios", sino de "Patrimonio de San Pedro".[2]

En esta reunión el Papa coronó a Pepino como rey de estos estados el 6 de enero de 754, dio títulos de patriarcas de Roma a Carlos y Carlomagno, hijos de Pipino, y mandó a los franceses que, bajo la pena de excomunión, no reconociesen jamás rey de Francia a príncipe alguno de familia distinta a la de Pipino. Este le prometió hacer la guerra al rey de Lombardía hasta despojarle de las ciudades y provincias indicadas, de las que hizo donación, así como del ducado de Roma, a San Pedro, para que los poseyeran en su nombre los Papas.

Astulfo es derrotado en Susa y sitiado en Pavía, derrotado, promete entregar al Papa la ciudad de Ravena y otras 21 ciudades con sus tierras Pipino regresa a Francia y el Papa a Roma.

Recuperación de los Estados

En el año 756 Astulfo sitió Roma y Esteban llamó a Pipino, escribiéndole una carta en nombre del Apóstol San Pedro. Acudió el rey Pepino, y ratificando sus promesas hizo que Astulfo se desprendiese del Exarcado de Ravena, poniendo al Papa en posesión de los territorios pertenecientes a Ravena, la Romaña, los ducados de Spoleto y Benevento, y las ciudades de Rímini, Pesaro, Fano, Sinigaglia y Ancona, convirtió prácticamente en el primer Papa-Rey. Era la primera vez que un gobernante temporal donaba a un Papa una franja de territorio que se extendía diagonalmente a través de Italia desde el Tirreno al Adriático. Sobre estos extensos y montañosos territorios los papas medievales eran incapaces de ejercer la soberanía efectiva, dadas las presiones de los tiempos, y los nuevos "Estados Papales" conservaron la vieja herencia Lombarda de muchos condados pequeños y marquesados, cada uno centró en una roca fortificado.

Donación de Pipino el Breve al Papa

Hacia el final de este mismo año Astulfo murió en medio de los preparativos para una vez más, violar sus compromisos. A su muerte, dos rivales reclamaron el trono lombardo, Desiderio, duque de Istria y Ratchis, hermano de Astulfo, que en el año 749 había renunciado a la corona lombarda, y que había tomado el hábito monástico en Monte Cassino. Desiderio a la vez invocó la ayuda del Papa, y, con la condición desu ayuda, se comprometió a devolver a Roma ciertas ciudades que aún quedaban en manos de los lombardos, así como una gran cantidad de dinero. Esteban imprime en Ratchis el deber de ser fiel a sus votos monásticos, tuvo éxito en el logro de la paz y la prevención de la guerra civil. Ratchis volvió a su monasterio y Desiderio fue reconocido como rey en marzo, 757. Sin embargo este último no cumplió en su totalidad la promesa hecha al Papa, entregó Faenza, Ferrara y dos pequeños pueblos pero mantuvo Bolonia, Imola y otras ciudades de la Pentápolis, hasta su derrocamiento por Carlomagno.

Esteban había establecido apenas un sistema de gobierno en el exarcado cuando tuvo que sofocar la rebelión de Sergio, el arzobispo de Ravena, quien se había hecho su gobernador. Hizo que el rebelde fuera conducido a Roma, y lo mantuvo allí mientras vivió. Esteban llegó a un acuerdo con el emperador Constantino IV en el tema de la restauración de las imágenes sagradas, restauraron muchas de las antiguas iglesias de la ciudad.

Las conquistas de Pipino en Italia eran propiedad y concernían a territorios que pertenecieron a Bizancio; no eran, pues, de dominio pontificio. Los bizantinos, de hecho, esperaron que el Papa se las devolviera por ello el emperador Constantino V reclamó su derecho ante Pipino, el cual le respondió que no podía faltar a lo prometido al pontífice declarando
No he salido a campaña sino por amor a san Pedro y remisión de mis pecados, y jamás revocaré la oferta hecha a san Pedro[3]
Tal fue el origen del patrimonio de san Pedro. Censuran los escritores las donaciones de Pepino, como también la conducta del papa, que alegó
“Motivos religiosos para un asunto de estado”
Según Fleury, quien sin embargo, reconoce que dichas donaciones fueron útiles a la religión
“mientras existió el Imperio Romano, encerraba en su vasta extensión casi toda la cristiandad; pero desde que Europa quedó dividida entre varios príncipes independientes unos de otros, si el Papa hubiera sido súbdito de alguno de ellos pudiera haber temido que los otros le reconocieran con trabajo como padre común, y que los cismas se repitieran con frecuencia…”[4]
Pipino confirmó su donaciónen Roma en 756, y en el año 774 Carlomagno confirmó la donación de su padre.

Notable por su amor a los pobres, Esteban construyó hospitales cerca de San Pedro, en cuya iglesia fue enterrado. Quedan con su nombre de 7 cartas una de las cuales que parece supuesta, está dirigida a Pipino, a nombre de San Pedro; cuatro privilegios concedidos a la abadía de Saint-Denés, y una colección de constituciones canónicas para los monjes del Monasterio de Bretigny. Walafred asegura que Esteban introdujo en Francia el canto romano. El mismo pontífice condenó el concilio celebrado en Constantinopla por Constantino Caprónimo, en el que se ordenó la destrucción de las imágenes.

Muerte

Murió el 27 de abril de 757 en Roma, Italia

Véase también

Enlaces externos

Referencias

  1. Esteban II - EnciclopediaUs, enciclopedia libre universal en español
  2. Donación de Pepino el breve – Sitio Carlomagno
  3. http://cxrlomxgno.blogspot.com/2010/10/donacion-de-pipino-el-breve.html Donación de Pipino el breve – Sitio Carlomagno]
  4. Esteban II (III) - Diccionario Enciclopédico Hispano Americano p. 980 tomo VIII

Fuentes