Saltar a: navegación, buscar

Gabriel de Luján

Gabriel de Luján
Información sobre la plantilla
Gobernador de Cuba
Agosto de 1580 - 1589
PredecesorGaspar de Torres
SucesorJuan de Tejeda (o Texeda)
Datos Personales
NombreTambién conocido como Gabriel de Luxan.
NacimientoBandera de España España
FallecimientoBandera de España España

Gabriel de Luján, también conocido como Gabriel de Luxán. Militar español. Gobernador y Capitán General de Cuba en 1580-1589. Su mandato se destacó por coincidir con el auge del corso y la piratería en el Caribe, por lo cual se mejoraron las fortificaciones y se armaron militarmente las guarniciones existentes en La Habana y Santiago de Cuba, las principales ciudades de la colonia, logrando reducir los ataques de los corsarios contra las poblaciones de la Isla.

Sus primeros años

No se conoce el lugar ni la fecha de su nacimiento, pero sí que en su juventud, se unió al Ejército Español, donde se destacó y logró ascender a capitán.

Gobernador de Cuba

El gobernador de Cuba Francisco Carreño (1577-1579), falleció en el ejercicio de su mandato, por lo cual fue sustituido interinamente unos meses por Gaspar de Torres. El 1 de septiembre de 1579 Gabriel de Luján fue nombrado gobernador de Cuba por parte de la Corona española, llegando a la capital cubana en agosto de 1580.

En ese año quedó oficialmente agregado al cargo de gobernador de Cuba el de capitán general, decisión que había sido tomada el año anterior. En lo gubernativo seguía sujeto el gobernador al virrey de Nueva España, en lo relativo a la marina dependía de los generales de las flotas que se apostaban en el puerto, y en lo judicial dependía de la Audiencia de Santo Domingo.

Durante el gobierno de Lujan, el archipiélago se vio atacado por piratas de diversos orígenes. El Cabo Cruz y las zonas que lo rodeaban, los cayos costeros y la Isla de Pinos, se mantuvieron como escondites de piratas, desde los cuales asaltaban los navíos españoles que pasaran cerca de allí y carecieran de custodia. Así, se originaron muchas frases de la época, entre ellas la de que: “Hay más franceses por las costas de Cuba que en la Rochela”.

Los cueros curtidos, que era el principal producto de exportación de la época, comenzaron a ser monopolizados por filibusteros franceses mientras que el comercio legítimo, según se le indicó a la Corona española, había desaparecido en el archipiélago caribeño.

En 1581 el capitán español Menéndez Márquez fue comisionado para exterminar a los corsarios de Cuba, pero no pudo lograr su propósito debido a la enorme cantidad de ellos existentes en sus costas. Por tanto, en 1582 y 1585 se mejoraron las fortificaciones y de armaron militarmente las guarniciones existentes en La Habana y Santiago, las principales ciudades de Cuba, logrando reducir los ataques de los corsarios contra las poblaciones costeras.

En Bayamo, el capitán cubano Gómez Rojas, jefe del Departamento Oriental, comenzó a castigar a los corsarios en 1586, ya que a Gabriel de Luján, estando en La Habana, le era difícil hacerse cargo de la situación. Se prohibió al Clero su participación en dicha tarea, ya que querían someter a los corsarios a un juicio inquisitorial.

Como parte de estas acciones en la noche del 1ro de mayo de ese año fueron ahorcados todos los corsarios que se encontraban retenidos en las cárceles cubanas (incluyendo a ocho filibusteros pacíficos), dejando vivir solo a dos filibusteros franceses heridos y a uno joven de la tripulación de una nave capturada. Sin embargo, esto no frenó los ataques filibusteros, que siguieron siendo importantes en Cuba.

Luján fue destituido del gobierno de Cuba en 1589, posiblemente por sus escasos resultados contra piratas y filibusteros, siendo sustituido por Juan de Tejeda (o Texeda).

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Saturnino Ullivarri. Piratas y corsarios en Cuba. Págs. 143-149.