Saltar a: navegación, buscar

Joaquín de Ezpeleta y Enrile

(Redirigido desde «Joaquín Ezpeleta Enrile»)
Joaquín de Ezpeleta y Enrile
Información sobre la plantilla
Ezpeletayenrile.jpg
Gobernador de Cuba
16 de abril de 1838 - 10 de enero de 1840
PredecesorMiguel Tacón y Rosique
SucesorPedro Téllez Girón y Pimentel
Datos Personales
Nacimiento19 de septiembre de 1788
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento24 de marzo de 1863
Madrid, Bandera de España España

Joaquín de Ezpeleta y Enrile. Militar, político y gobernador colonial español. Gobernador y Capitán de Cuba (1838-1840). Durante su mandato el ferrocarril llegó a Güines y concluyó otras obras iniciadas por su predecesor Miguel Tacón y Rosique.

Primeros años

Nació en el castillo de La Fuerza de La Habana el 19 de septiembre de 1788, hijo del que fue gobernador de Cuba José Manuel de Ezpeleta y de María de la Paz Enrile y Alcedo, y sobrino de Pascual Enrile y Alcedo, gobernador de Filipinas. A los doce años ingresó como cadete en el regimiento de Guardias Españolas, y fue recibido en la Casa de Pajes del Rey. Tras finalizar allí sus estudios, en 1803, se le promovió a capitán, agregándosele al regimiento de Jaén, y en el año siguiente a teniente de Guardias, iniciando sus servicios militares como ayudante de campo de su padre, que ya era conde de Ezpeleta y teniente general.

Se encontraba en Barcelona como ayudante de campo de su padre, capitán general de Cataluña, cuando en 1808 las tropas napoleónicas del general Duhesne atacaron la ciudad, haciéndole prisionero y llevándole a Francia. Escapó poco después y se reincorporó al ejército español, se dirigió a Madrid, incorporándose más tarde a su regimiento tras la batalla de Bailén. Intervino en la defensa de Madrid, en la campaña de Extremadura y en La Mancha. En 1809 fue elegido ayudante de campo de su cuñado Pedro Agustín Girón, con quien actuó en diferentes frentes. El 25 de octubre de 1812 volvió a ser hecho prisionero, permaneciendo en Francia hasta el final de la guerra de independencia en 1814. La paz en Francia le restituyó la libertad y sus laureles. Peleó contra los constitucionales, siendo gravemente herido en Madrid y concurrió a la pacificación de Cataluña, donde sucedió interinamente en el mando al Conde de España, siendo nombrado poco después gobernador político y militar de Jaén. Participó en las memorables batallas de Albuera, sitio de Cádiz, Sagunto, Condado de Niebla, y otras.

A su regreso a España se le reconoció el grado de coronel. En 1822 en Madrid resultó herido. Adicto a las ideas de Fernando VII, luchó contra los constitucionales en la sublevación de la Guardia Real del 7 de julio de 1822. Participó en la sumisión de Cataluña en 1827. En 1830 fue ascendido a mariscal de campo con destino en la Guardia Real. No obstante sus ideas, en 1833 sustituyó al conde de España en el mando de la Guardia Real, lo que ayudó a asegurar la sucesión de Isabel II. En la guerra carlista fue general isabelino y mandó a ejército de reserva desde Reinosa a Miranda.

En 1833 la Reina Regente le concedió la gran cruz de Isabel la Católica y en 1834 fue nombrado caballero gran cruz de la Orden de Isabel la Católica y la provincia de Navarra le eligió su representante entre los procuradores a Cortes. En 1835 fue nombrado gobernador político y militar de Jaén, pero la fuerza que iba cobrando la Primera Guerra Carlista motivó su traslado al frente en el alto Ebro y Navarra al mando de las tropas realistas. Entre 1834 y 1836 fue elegido diputado por la circunscripción de Navarra. Por sus servicios prestados contra los carlistas fue nombrado el 24 de abril de 1837, Segundo Cabo y subinspector general de todas las tropas de la Isla de Cuba, en tiempos que gobernaba la Isla el capitán general Tacón.

Sus hermanos José María y Fermín también fueron políticos y militares. Su hermana María Concepción se casó con el general Pedro Agustín Girón, por lo que fue tío de Francisco Javier Girón Ezpeleta, fundador de la Guardia Civil.

Gobernador de Cuba

Se hallaba en Burdeos, recuperándose de una herida, cuando recibió en 1838 el nombramiento de Gobernador y Capitán General de Cuba, en sustitución de Miguel Tacón y Rosique. Asumió el cargo el 16 de abril de ese año. La Real Audiencia de La Habana fue creada por Real Decreto del 18 de agosto de 1838. El territorio de la Real Audiencia de Puerto Príncipe fue limitado a las provincias o departamentos Oriental y Central de la Isla de Cuba, en el último de los cuales estaban comprendidos los gobiernos de Trinidad y Nueva Colonia Fernandina de Jagua. El resto del territorio de la isla de Cuba quedó asignado a la Audiencia de La Habana. Durante su gobierno en Cuba el teniente General Ezpeleta se limitó a continuar y concluir una serie de importantes obras iniciadas por su antecesor el capitán general Tacón, aunque con toda la suavidad que le caracterizaba, por lo que dejó un buen recuerdo entre los cubanos.

En lo que respecta a los bomberos, que funcionaban y seguirían funcionando con cuerpos independientes en diversas ciudades del país, Ezpeleta logró la organización del cuerpo de La Habana, que había sido fundado en 1934, y apoyó a los de otras provincias.

Hizo la inauguración del teatro de La Habana, iniciado en el gobierno de su predecesor con fondos aportados por el empresario Francisco Marty Torrens, y que recibiría el nombre de Teatro Tacón.

El ferrocarril de La Habana, que en 1837 había inaugurado su primer tramo hasta Bejucal, llegó hasta San Julián de los Güines (actual Güines), enlazando las principales zonas agrícolas de la época, lo que traería un gran desarrollo a la agricultura y al comercio.

También se produjo la instalación solemne de la Real Audiencia Pretorial de La Habana, el establecimiento de la Caja de Ahorros y la promoción de un museo de Historia Natural.

El teniente general Ezpeleta, fue relevado en el gobierno de la Isla de Cuba el 10 de enero de 1840, por el también teniente general Pedro Téllez Girón y Pimentel, príncipe de Anglona, VIII marqués de Jabalquinto, Grande de España, destacado vástago menor de la ilustre casa de los duques de Osuna, el cual asumió el mando en febrero de ese año.

Regreso a España y muerte

Tras su regreso de La Habana se casó con una hija de los marqueses de Lozoya, de Segovia, de quién no tuvo descendencia. Fue nombrado senador vitalicio desde 1845. Al crearse en 1851 el Consejo de Ultramar le fue concedida una de sus plazas, hasta que el 16 de enero de 1852 fue nombrado Ministro de la Guerra y después Ministro de Marina en el gobierno del presidente Juan Bravo Murillo, de cuyo cargo dimitió el 14 de diciembre de ese año para reducirse a las funciones de senador del reino. Actuó como presidente del Senado en 1853. Entre sus numerosos hermanos Fermín de Ezpeleta muerto en 1869 fue capitán general de Andalucía y Granada, senador y ministro de la Guerra e interino de Marina en el gabinete Istúriz en 1858.

Tras una larga enfermedad falleció en Madrid el 24 de marzo de 1863.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Arcadio Ríos. La Agricultura en Cuba. Editorial Infoiima. La Habana. 2016. 374 p. Pág. 64-65.
  • Jacobo de la Pezuela: Diccionario geográfico, estadístico, histórico, de la isla de Cuba.
  • Modesto Costa Y Turell: Tratado completo de la ciencia del blasón.
  • Senado de España: Expediente personal del Senador vitalicio D. Joaquín Ezpeleta Enrile.