Saltar a: navegación, buscar

Ramón Fajardo e Izquierdo

Ramón Fajardo e Izquierdo
Información sobre la plantilla
Ramon fajardo1.jpg
NombreRamón Fajardo e Izquierdo
Nacimiento1826
Alicante
Fallecimiento1888
Madrid

Ramón Fajardo e Izquierdo. Militar español. Gobernador de Cuba (1884-1886). Su mandato en Cuba se caracterizó por una época de auge del autonomismo y de sus demandas de reformas sin independencia, así como por acciones militares imprudentes y mal coordinadas por parte de los cubanos.

Antecedentes

Los autonomistas, tras el fracaso de la guerra chiquita, a lo cual contribuyeron activamente, intensificaron sus acciones pidiendo a España reformas sin independencia. Esto hizo que los revolucionarios realizaran acciones imprudentes o mal coordinadas, sin esperar “el momento oportuno”, como predicaba José Martí.

Cuba se estaba recuperando gradualmente de los estragos de la Guerra de los Diez años (1868-1874) y del corto período de la Guerra Chiquita (1879-1880). Cuba había bajado a solo el 18 % de la producción azucarera mundial, y España, que había comenzado a producir azúcar de remolacha, le compraba a la isla solo una pequeña parte de su producción, mientras que el 94 % era adquirido por los refinadores norteamericanos, y semejante proporción correspondía a las importaciones de productos, por lo cual la potencia norteña casi gobernaba más aquí que los españoles.

Gobernador de Cuba

El 7 de noviembre de 1884 Ignacio María del Castillo y Gil de la Torre, Conde de Bilbao, renunció al cargo de Gobernador de Cuba, siendo sustituido por Ramón Fajardo e Izquierdo.

En el gobierno de Fajardo, el 3 de abril de 1884, desembarcó cerca de Varadero, en la costa norte de Matanzas, la expedición dirigida y organizada por el Comité Revolucionario Cubano, que presidía el patriota Juan Arnao, mediante financiamiento por aportes de la emigración cubana de Cayo Hueso. Fue conducida por el general de brigada Carlos Agüero Fundora con unos 40 expedicionarios, entre los que se contaban también el coronel Rosendo García y José Álvarez Arteaga (Matagás). Los expedicionarios actuaron desde Matanzas hasta Cienfuegos durante once meses y, mermado el grupo, se internaron en la Ciénaga de Zapata. Carlos Agüero fue asesinado de un machetazo, a traición, por Federico Prendes, uno de sus hombres, el 5 de marzo de 1885.

El 3 de diciembre de 1884 llegó la expedición dirigida, organizada y comandada por el general Ramón Leocadio Bonachea, que conducía a 11 expedicionarios, el 3 de diciembre de 1884. Fueron atrapados en el mar cerca de Manzanillo. Bonachea, Plutarco Estrada, Pedro Cesteros y otros dos expedicionarios fueron fusilados en Santiago de Cuba, el 7 de marzo de 1885, y el resto, incluyendo a la tripulación, fueron condenados a 17 y 12 años de prisión

El 18 de mayo de 1885 desembarcó en Punta Caleta y en Punta Negra, en el extremo este de la costa sur de Oriente, a unos 6 km un punto del otro, la expedición organizada por el Comité Revolucionario Cubano de Nueva York. Como jefe de la misma vino el general de brigada Limbano Sánchez y estaba compuesta por unos 11 expedicionarios, entre los cuales se encontraban también los generales de brigada Ramón (Mongo) González y Juan Soto, y el coronel Francisco Varona Tornet. Durante su desplazamiento hacia el oeste, por la costa, cayeron en una emboscada española en la boca del río Jauco, donde fueron dispersados. Perseguidos sin descanso hasta septiembre de ese año, algunos cayeron en combate; otros, capturados, fueron fusilados o deportados a prisión. Limbano y Ramón González fueron traicionados y asesinados el 28 de septiembre de 1885.

Fajardo cesó en el cargo de Gobernador de Cuba el 5 de marzo de 1886, en que asumió el mando Sabas Marín y González, con carácter provisional, hasta que el 30 de ese mismo mes fue nombrado Emilio Callejas e Isasi.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Historia de Cuba. Dirección Política de las FAR. LA Habana. Págs. 330-331.
  • Eduardo Torres-Cuevas y Oscar Loyola. Historia de Cuba. 1492-1898. Editorial Pueblo y Educación. La Habana, 2001. Págs. 298-300.