Saltar a: navegación, buscar

Juan José Ruiz de Apodaca

(Redirigido desde «Juan Ruiz de Apodaca»)
Juan José Ruiz de Apodaca
Información sobre la plantilla
Juan Ruiz de Apodaca.jpg
político, marino y militar español
Nacimiento3 de febrero de 1754
Cádiz, Bandera de España España
Fallecimiento11 de enero de 1835 (80 años) 
Madrid, Bandera de España España
Nacionalidadespañola
TítuloConde del Venadito
PredecesorFélix María Calleja del Rey Virrey de la Nueva España (1816-1820)
SucesorPedro Francisco Novella y Azabal

Juan José Ruiz de Apodaca (Cádiz, 3 de febrero de 1754 - Madrid, 11 de enero de 1835) fue un aristócrata («noble»), político, marino y militar español, conde del Venadito, 61º y antepenúltimo virrey de la Nueva España entre el 1816 y 1820, 3er. Jefe Político Superior de Nueva España 1820-5 de julio de 1821 y 16º capitán general de la Real Armada Española.

Síntesis biográfica

Nació el 3 de febrero de 1754 en Cádiz, en el seno de una familia de mercaderes adinerados, Fueron sus padres Tomás Ruiz de Apodaca y López de Letona y Eusebia de Eliza y Lasquetti. Juan Ruiz, Ingresó en la Armada como guardia marina y tomó parte en la campaña contra los piratas argelinos, ascendiendo a alférez de fragata; estuvo en la América del Sur y en Inglaterra. De 1781 a 1790 fue comandante de navíos de línea y después se encargó de las obras de reconstrucción de la dársena de Terragona. En octubre de 1802 fue nombrado comandante del arsenal de Cartagena. Durante la invasión napoleónica tomó a su cargo la flota española. Fue embajador en Inglaterra y ejerció el cargo de capitán general de La Florida y de Cuba. Viajó a México nombrado Virrey de la Nueva España desde principios de 1816, hasta el 20 de septiembre del mismo año recibió el mando de manos del conde de Calderón, en los momentos en que el país se encontraba en estado de turbulencia.

Un año después de su arribo, llegó al país el navarro Francisco Xavier Mina (el Mozo) en el puerto de Soto la Marina, al frente de tres barcos y con algo más de trescientos hombres. Pretendía adherirse al movimiento independentista. El virrey, que trataba de reprimir a los insurrectos, dispuso se hiciera frente a Francisco Xavier Mina, el cual, después de varias victorias, cayó en manos de las fuerzas realistas y fue ejecutado sumariamente. En España triunfaba en 1820 la revolución liberal. En México el coronel Agustín de Iturbide, que había estado luchando contra los insurgentes mexicanos, al enterarse del restablecimiento de la Constitución española de Cádiz, participó en la que se conoce como Conspiración de la Profesa, dirigida a obstaculizar que dicha Constitución se implantara en México. Obtuvo entonces que el virrey lo comisionara para combatir a Vicente Guerrero en el territorio que hoy lleva su nombre. Fue nombrado brigadier.

Tras luchar con Guerrero, logró que éste aceptara unírsele para alcanzar la independencia de México. Después de proclamar el Plan de Iguala, en el que se declaraba la Independencia. Los realistas lo declararon inepto y el 5 de junio de ese mismo año algunos jefes militares resolvieron destituirlo, quedando al general Francisco Novella como encargado del mando militar y del gobierno. Fue enviado a España para que se le instruyese proceso, del cual salió absuelto; se le restituyó en el servicio y murió en Madrid el 11 de enero de 1835.

Virrey de Nueva España

En Febrero de 1812 pasó a la isla de Cuba como capitán general y gobernador de La Habana, y en Septiembre de 1816 fue nombrado Virrey de Nueva España, sustituyendo a Félix María Calleja del Rey, conde de Calderón el 20 de septiembre. Recibió el mando de manos de su predecesor en un turbulento momento histórico en que los movimientos de independencia se extendían por los territorios ultramarinos de España.

El nuevo virrey ofreció el indulto a los insurrectos. Su carácter, inclinado a la comprensión y a la clemencia, produjo muy buenos resultados. Millares de insurgentes aceptaron el perdón, y tan sólo Vicente Guerrero en el sur y Guadalupe Victoria y Nicolás Bravo en Veracruz perseveraron en su rebeldía contra la Corona. Apodaca dio la orden de que los rebeldes prisioneros bajo ninguna circunstancia debían ser ejecutados sumariamente. Prohibió que los muchachos volaran cometas, porque eso representaba un serio peligro, ya que lo hacían desde las azoteas. Revisó las cuentas y encontró que Calleja las había llevado con mucho cuidado. Pagó la deuda pública, suspendió los empréstitos y restringió los ingresos a la recaudación de aduanas, impuestos y otras cuentas normales de la Hacienda. Igualmente, revitalizó el comercio y la minería tanto como pudo. La sociedad en general sintió simpatía por el virrey y parecía que la rebelión iba apagándose por completo cuando se supo en México que el 17 de abril de 1817 había desembarcado con tres barcos en Soto la Marina, Tamaulipas, el guerrillero liberal Francisco Javier Mina y 308 voluntarios procedentes de Londres y Nueva Orleans.

Mina hizo público un manifiesto afirmando que no combatía la soberanía española en sus territorios de Ultramar, sino la tiranía del Rey Fernando VII. No obstante, se nombró general del "Ejército Auxiliador de la República Mexicana" y el 24 de mayo empezó a avanzar hacia el interior del país para unirse a los insurgentes de Pedro Moreno en el Fuerte del Sombrero, al noreste de Guanajuato. Apodaca envió contra Mina y sus aliados una fuerte columna al mando del mariscal de campo Pascual Liñán, quien después de una activísima campaña hizo prisionero a Javier Mina en el rancho del Venadito, cerca de Silao, el 27 de octubre. Por esa victoria y siguiendo la costumbre napoleónica tan en boga, el virrey recibió el título de Conde del Venadito, título que suscitó numerosas burlas, incluyendo el de llamar a su esposa como "la venadita". Con Mina fusilado 11 de noviembre, la insurrección parecía nuevamente haber llegado a su fin. Las acciones de guerra en los tres primeros años de su mando las resume así un biógrafo suyo: Acciones de guerra y fuertes conquistados, 309; en las que tuvieron los insurgentes 10.000 muertos y 6.216 prisioneros; la artillería tomada ascendió a 255 cañones, 27 obuses de todos los calibres, 10.453 armas de fuego y 5.108 blancas; los caballos tomados fueron 5.678 ensillados y 11.780 en pelo; las cédulas expedidas de indulto por el general Apodaca en todo el tiempo de su virreinato, fueron de 55.000 a 60.000, cuyas cifras expresan por sí solas su política.

Jefe político superior de Nueva España

Juan Ruiz de Apodaca, cuyas filiaciones políticas lo ponían en desacuerdo con la Constitución de Cádiz y los regímenes liberales, llegó a concebir la idea de amurallar la Ciudad de México para impedir que fuera capturada por los insurgentes. Una serie de acontecimientos se precipitaron entonces. En España triunfaba en 1820 la revolución liberal. Con esto quedó definitivamente extinguido el Virreinato de la Nueva España y resurgieron las provincias establecidas en 1812-1813. Ruiz de Apodaca pasó a ser Jefe Político Superior de Nueva España, con un ámbito jurisdiccional mucho más reducido que el del Virreinato, ya que solamente tenía autoridad sobre la Provincia de Nueva España. En México, el coronel Agustín de Iturbide, que había estado luchando contra los insurgentes mexicanos, al enterarse, al igual que otros, del restablecimiento de la Constitución española de Cádiz, participó en la que se conoce como Conspiración de la Profesa, dirigida a obstaculizar que dicha Constitución se implantara en México. Los conspiradores de la profesa lograron que Apodaca nombrara a Iturbide comandante de las tropas del sur, e Iturbide pacta con Vicente Guerrero por la independencia mexicana. El 5 de julio Apodaca fue des puesto por los mandos europeos del cargo de Jefe Político Superior, que de facto se encomendó al mariscal Francisco Novella. Con la entrada de Iturbide en la capital mexicana, Apodaca tuvo que abandonar Nueva España y embarcar con su familia en Veracruz en el navío Asia, partiendo hacia La Habana en octubre de 1821.

Muerte

Después de informar al Rey, permaneció en Madrid hasta 1823. Se le encomendó pasar a La Habana para la recuperación de México, pero su mala salud se lo impidió. En 1826 fue nombrado consejero de Estado y el 1 de mayo de 1830 se le promovió a la dignidad de Capitán General y director de la Armada. Falleció en la ciudad de Madrid el 11 de enero de 1835 cuando estaba a punto de cumplir los 81 años de edad.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Arcadio Ríos. La Agricultura en Cuba. Editorial Infoiima. La Habana. 2016. 374 p. Págs. 57-58.
  • Wikipedia. Juan José Ruiz de Apodaca. Consultado en 2016.
  • http://www.biografiasyvidas.com
  • http://www.1808-1814/personajes/apodaca.html Biografías de personajes de la Guerra de la Independencia (1808-1814)]