Saltar a: navegación, buscar

Juan Manuel de Cagigal

Juan Manuel de Cajigal y Martínez
Información sobre la plantilla
Juanmanuelcagigal.jpg
Gobernador de Cuba
29 de agosto de 1819 - 3 de marzo de 1821
PredecesorJosé María Echeverri
SucesorNicolás de Mahy y Romo
Datos Personales
Nacimiento1757
Cádiz, Bandera de España España
Fallecimiento1823
Guanabacoa, Bandera de Cuba Cuba

Juan Manuel de Cajigal y Martínez. Militar español. Gobernador y Capitán General de Cuba (1819-1821). Su mandato se caracterizó por una serie de motines que lo obligaron a jurar e implantar la nueva Constitución liberal promulgada en España por Fernando VII.

Sus primeros años

Nació en Cádiz, España en 1757. Participó en el bloqueo de Gibraltar. Fue ascendido a teniente coronel en la conquista de Jamaica. Quedó herido y prisionero de los franceses en 1793. De regreso a España fue enviado a América, y hallándose en 1814 en Venezuela desbarató el movimiento revolucionario que había estallado, apoderándose de la ciudad de Barcelona. Alcanzó el grado de general del ejército español.

Gobernador de Cuba

Fue nombrado en 1819 capitán general de Cuba, en sustitución de José María Echeverri, tomando posesión el 29 de agosto. Poco después en La Habana se originaron una serie de motines y otros disturbios. El origen de esta situación fue que el rey Fernando VII había tenido que implantar el sistema constitucional en España. La nueva constitución, entre otras medidas liberales, permitía la edición libre de la prensa, libertad económica en cuanto a la concurrencia, cambio y competencia, etc., típicos del capitalismo. La constitucionalidad significaba cambios que afectaban la preponderancia de los comerciantes en el Estado colonial.

Por tanto, se produjo una verdadera sublevación de la población de La Habana en apoyo de la instauración de la constitución, por lo que Cajigal fue obligado a jurarla y aceptar el nuevo régimen constitucional español.

Al contrario del anterior sistema de explotación mercantilista y rentista se iba a la creación de relaciones económicas integradas entre la metrópoli abastecedora de materias primas y productos y la colonia consumidora de éstos. No significó en realidad un cambio sustancial de las reglas del juego ya existentes, pero sí contribuyó a sembrar en la isla la semilla de la ansiedad de reformas y de la lucha por ellas. De la explotación mercantilista y rentista típicos de las relaciones coloniales, se estaba pasando a las relaciones económicas, pero poco de ello se aplicó realmente en Cuba.

En 1819 ante los hechos consumados y la debilidad militar española subsecuente a las Guerras Napoleónicas y la generalización de la Guerra de Independencia Hispanoamericana en la zona continental, y tras la llegada de ocupantes de origen estadounidense a Las Floridas, España debió aceptar la Compra de Luisiana y vender Las Floridas por el Tratado Adams-Onís. En 1820 fueron restablecidas las diputaciones provinciales al ser restablecida la Constitución española de 1812.

En 1820 fueron restablecidas las diputaciones provinciales al ser restablecida la Constitución española de 1812. El 15 de junio de 1820 apareció el primer número del periódico quincenal "El Observador Habanero", de corte, político, científico y literario.

Fin de su gobierno y muerte

Amargado por los desórdenes que se produjeron se quebrantó su salud, viéndose obligado a retirarse a Guanabacoa, y entregar la Capitanía General de la Isla a Nicolás de Mahy y Romo el 3 de marzo de 1821. Murió en esa misma ciudad en 1823.

Fuentes

  • Arcadio Ríos. Hechos y personajes de la Historia de Cuba. Recopilación Bibliográfica. La Habana, 2015. 320 p.
  • Arcadio Ríos. La Agricultura en Cuba. Editorial Infoiima. La Habana. 2016. 374 p. Pág. 60.