Saltar a: navegación, buscar

Inocencio VII

Inocencio VII
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
17 de octubre de 1404 - 6 de noviembre de 1406
Innocent VII2.jpg
Papa 204 de la Iglesia Católica
PredecesorBonifacio IX
SucesorGregorio XII
Información personal
Nombre secularCosimo de Migliorati
Nacimiento1336
Sulmona, Nápoles Bandera de Italia Italia
Fallecimiento6 de noviembre de 1406
Roma Bandera de Italia Italia

Inocencio VII. Papa No.204 de la Iglesia Católica. Apenas elevado al trono de San Pedro en el año 1404, estalló en Roma la guerra entre güelfos y gibelinos, y se vio obligado a conceder privilegios al pueblo romano para poner fin a aquellas discordias.[1].

Fue el tercer Papa del periodo dominado por el Gran Cisma de Occidente. Hombre de cultura pero de carácter débil trató de solucionar el cisma y las trágicas condiciones en que se encontraba el Estado y la Iglesia pero sin lograr ninguna solución. Amplió las facultades de griego y medicina.[2]

El problemático estado de los asuntos en Roma, su desconfianza en la sinceridad del antipapa Benedicto XIII y la actitud hostil del Rey Ladislao de Nápoles fueron las principales razones por las que Inocencio no hizo prácticamente nada para acabar con el Cisma de Occidente.

Síntesis Biográfica

Primeros años

Cosimo Gentile de Migliorati, nació en Sulmona, reino de Nápoles, Italia en el año 1336, procedente de una familia humilde. Estudió Derecho Canónigo y Civil en las universidades de Perugia, Padua y por último en Bolonia donde le graduó el famoso jurista Lignano y se desempeñó como catedrático.

Después de enseñar jurisprudencia, durante algún tiempo, en Perugia y Padua, acompañó a Roma, a su profesor, Lignano, siendo recibido en la Curia por el Papa Urbano VI. Poco tiempo después de su llegada, Urbano le envió a Inglaterra como recaudador papal y allí permaneció por diez años.

A su regreso a Roma fue convertido en Obispo de Bolonia en el año 1386 y el 5 de diciembre de 1387 en Arzobispo de Ravenna, manteniéndose en esta última sede hasta el 15 de septiembre del 1400.

En 1389 es nombrado por Bonifacio IX Cardenal de la Santa Cruz en Jerusalén enviándole además, como legado a Lombardía y Toscana en 1390. Por su piedad y enseñanzas, fue universalmente estimado, además de ser un hábil gestor de los asuntos financieros.

Pontificado

Fue elegido Papa por unanimidad, el 17 de octubre de 1404 adoptando el nombre de Inocencio VII. Coincidió entonces su pontificado con el Gran Cisma de Occidente, siendo su rival el antipapa Benedicto XIII.

Previo a su elección Inocencio VII, como otros cardenales, juró hacer lo imposible, incluso hasta renunciar a la tiara, para poner fin al cisma que desde 1378 dividía a la Iglesia Católica, por lo que al acceder al trono comenzó a trabajar por mantener su juramento convocando primeramente a un concilio, sin embargo los disturbios ocurridos en Roma hicieron que sus buenas intenciones se esfumaran. Los gibelinos se alzaron en contra de la autoridad papal, tanto así que el rey Ladislao de Nápoles se vio obligado a intervenir en ayuda del Papa.

Esta ayuda del rey napolitano no fue gratuita, en pago éste solicitó varias concesiones a Inocencio dentro de ellas, la promesa de que en las negociaciones para acabar con el cisma, quedarían reconocidos sus derechos al reino de Nápoles que le disputaba Luis de Anjou. Ladislao ambicionaba extender su poderío sobre Roma y el territorio eclesiástico por lo que ayudó a la facción Gibelina de Roma en sus atentados revolucionarios en el 1405.

Inocencio cometió un grave error, elevar a la categoría de Cardenal a su sobrino, Ludivico Migloriati, mercenario bajo las órdenes de Giangaleazzo Visconti, acto de nepotismo que más tarde le costaría caro. A pesar de ser la única falta que cometió durante su corto papado y de haber sido un hombre virtuoso en todo lo demás.

Ludivico, enfurecido por la revelación de los Romanos contra su tío, secuestró y asesinó a once aristócratas romanos que se oponían a Inocencio. Al hacerse públicos los vergonzosos hechos, el pueblo se indignó y el Papa tuvo que huir para salvar la vida a pesar de no ser, en absoluto, responsable del crimen cometido por su sobrino.[3]

No tuvo otra opción que dejar Roma en manos de turbas enfurecidas de ciudadanos romanos que asesinaron a muchos miembros del partido papal, dentro de ellos el Abad de Perugia, y establecerse en Viterbo hasta que el pueblo le pidió su regreso en 1406, reconociendo nuevamente su autoridad, sin embargo un pelotón de tropas que el Rey Ladislao de Nápoles había enviado en ayuda de Colonia todavía ocupaban el castillo de Sant´Angelo y realizaban frecuentes incursiones en Roma y sus alrededores.

Ladislao fue excomulgado y retiró sus tropas pero debido a estos disturbios políticos el papa descuidó lo esencial para el bienestar de la iglesia, la supresión del Cisma, momento que aprovechó su rival, el antipapa Benedicto XIII para hacer creer que el único obstáculo para el final del cisma era la falta de voluntad de Inocencio VII.

Poco antes de su muerte planificó la restauración de la Universidad Romana pero su muerte dejó este proyecto aparcado.

Muerte

Inocencio murió en Roma el 6 de noviembre de 1406 a causa de una apoplejía aparentemente causada por envenenamiento.

Referencias

  1. Inocencio VII. Disponible en: Biografías y vidas Consultada el 22 de noviembre de 2014
  2. Los Papas. Disponible en: Portal Oremos juntos Consultado el 22 de noviembre de 2014
  3. Inocencio VII, Papa. Disponible en: Enciclopedia Católica Online Consultada el 22 de septiembre de 2014

Fuentes