Saltar a: navegación, buscar

Bonifacio III

Bonifacio III
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
19 de febrero de 607 - 12 de noviembre de 607
Bonifacio III papa.png
Consagración episcopal19 de febrero de 607
PredecesorSabiniano
SucesorBonifacio IV
Información personal
Nombre secularSe desconoce
Nacimiento¿?
Roma Bandera de Italia Italia
Fallecimiento12 de noviembre de 607
Roma Bandera de Italia Italia

Bonifacio III. Papa romano de origen griego, fue el Nro. 66 de la Iglesia Católica. Obtuvo del emperador Focas, resentido con el Patriarca de Constantinopla, la prohibición de que este usara el título de Obispo Universal, que pertenecía solamente al obispo de Roma, y decretó que ningún nombramiento de prelado sería canónico sin la confirmación de Roma.

Fue amigo de Gregorio I, que le nombró apocrisiario de Constantinopla, donde gozó también de la estima del emperador Focas.

En Roma sostuvo un concilio al que acudieron setenta y dos obispos y todo el clero romano, y donde promulgó un decreto para prohibir, bajo pena de excomunión, cualquier discusión, de parte de cualquier persona, acerca de los sucesores de papas u obispos en vida de éstos, estableciendo que no debía realizarse ninguna acción encaminada a proveer un sucesor hasta tres días después de la inhumación.[1]

Síntesis biográfica

Primeros años

Hijo de Juan Cataadioce, se desconoce su nombre de pila y fecha de nacimiento sin embargo se sabe que nació en Roma pero era de origen griego. Su reinado fue muy breve sin embargo contribuyó de manera significativa a la organización de la Iglesia católica.

Había sido ordenado diácono de la Iglesia Romana cuando llamó la atención de Gregorio I, quien lo describió como "de probada fe y carácter", y en el año 603 le nombró apocrisiario o legado papal, ante Phocas, el emperador de Constantinopla. Ésta fue una etapa muy importante en la vida de Bonifacio que influiría en su posterior papado.

Como apocrisiario en Constantinopla, logró ganarse el respeto del emperador Focas y demostró ser un diplomático excelente, lo que fue muy útil al recomendar a Gregorio I que intercediese ante el emperador Focas por el obispo Alcison de Casiopea, isla de Córcega, quien alegaba que su posición obispal le había sido arrebatada por el obispo Juan de Euria en Épiso, que había huido de su hogar junto a su clero a fin de escapar de los ataques de los eslavos y avarios y a salvo en Córcega, no estaba contento de servir bajo el obispo Alcison, a salvo en Córcega, no estaba contento de servir bajo el obispo Alcison.

No era común que este comportamiento fuera tolerado, pero el Emperador Focas sentía simpatía por el obispo Juan y prefirió no intervenir. Alcison apeló al Gregorio I, quien dejó a Bonifacio resolver el problema. Con genialidad diplomática, Bonifacio se las ingenió para reconciliar a todas las partes, manteniendo la confianza del emperador.

A la muerte del Papa Sabiniano fue elegido para sucederle después de un interregno de casi un año.

Pontificado

Fue coronado el 19 de febrero del año 607. Poco después de su coronación consiguió que el emperador Phocas promulgara un decreto contra Ciriacus, obispo de Constantinopla, mediante el cual se ordenaba que "la Sede de San Pedro Apóstol debía ser la cabeza de todas las Iglesias", y que el título de "Obispo Universal" pertenecía exclusivamente al Obispo de Roma.

Aunque algunas fuentes citan como evidencia que Bonifacio fundó la Iglesia Católica, este decreto simplemente afirmó una visión planteada hacía mucho tiempo por Justiniano I quien había dado reconocimiento legal a la primacía del pontificado romano.[2] Posteriormente en Roma, sostuvo un concilio en el que reunió a setenta y dos obispos y todo el clero romano, donde promulgó un decreto que llevaba a efecto dos importantes cambios en lo concerniente a la elección papal.

  • El primero prohibía bajo pena de excomunión, que se planeara o hablara del nombramiento del sucesor del papa o de un obispo mientras éste estuviera vivo.
  • El segundo establecía que no se debía dar ningún paso hacia el nombramiento del sucesor, hasta tres días después de la inhumación del obispo a suceder.

Lo anterior indica que Bonifacio tenía una seria intención de mantener libres las elecciones papales.

Muerte

Murió casi al año de su ascenso el 12 de noviembre del año 607 fue sepultado en la Basílica de San Pedro. Su epitafio se encuentra en las obras de Duchesne y Mann. El Papa Bonifacio fue un hombre "de fe y carácter probados"

Referencias

  1. Bonifacio III. Disponible en: Portal del Nuevo Testamento Consultado el 15 de julio de 2014
  2. Bonifacio III. Disponible en:Portal Oremos juntos Consultado el 15 de julio de 2014

Fuentes

  • Bonifacio III. Disponible en: Portal del Nuevo Testamento Consultado el 15 de julio de 2014
  • Bonifacio III. Disponible en: Portal Oremos juntos Consultado el 15 de julio de 2014
  • Bonifacio III. Disponible en: Enciclopedia católica Consultado el 15 de julio de 2014
  • Papa Bonifacio III. Disponible en: Aciprensa Consultado el 15 de julio de 2014
  • Papa Bonifacio III. Disponible en: Mercaba Consultado el 15 de julio de 2014
  • Bonifacio III. Disponible en: Diccionario Enciclopédico Hispano Americano p. 777 Tomo III. Consultado el 15 de julio de 2014