Saltar a: navegación, buscar

Julio II

Julio II
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
1503 - 1513
Julio II.JPG
Julio II.
PredecesorPío III
SucesorBenedicto XVI
Información personal
Nombre secularKarol Józef Wojtyła Kaczorowska
Nacimiento5 de diciembre de 1443
Albissola Marina, Savona, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento21 de febrero de 1513
Bandera de Roma Roma
Julio II. Bautizado con el nombre de Giuliano della Rovere. Fue el papa No 216 de la Iglesia católica, de 1503 a 1513. Se le conoce como "El Papa guerrero" por la intensa actividad política y militar de su pontificado. Fue también sacerdote franciscano, que accedió al cardenalato cuando su tío se convirtió en el papa Sixto IV.

Síntesis biográfica

Nació el 5 de diciembre de 1443, en Albissola cerca de Savona; Italia. Siguió a su tío Francisco della Rovere a la Orden Franciscana, y fue educado bajo su tutelaje en Perugia.

En 1468 se ordenó sacerdote franciscano. Con la elevación de su tío al papado como Sixto IV el 9 de agosto de 1471, comenzó su carrera pública. Fue en este periodo cuando tuvo tres hijas ilegítimas y acumuló una considerable fortuna.

Trayectoria

El 15 de diciembre de 1471, fue nombrado Cardenal Sacerdote de San Pedro en Vincoli. Ocupó las sedes episcopales de Carpentras (1471–1472), Lausanne (14721476), Catania (14731474), Coutances (1476–1477), Mende (14781483), Viviers (14771479), Sabina (1479–1483), Bologna (1483–1502), Ostia (1483–1503), Lodève (1488–1489), Savona (14991502), Vercelli (1502–1503), y la Sede del Arzobispado de Avignón (1474–1503).

En junio de 1474, fue enviado a la cabeza de un ejército para restaurar la autoridad papal en Umbría. Tuvo éxito en reducir a Todi y Spoleto pero para el sojuzgamiento de Citth di Castello necesitó de la ayuda del Duque Federico de Urbino.

En febrero de 1476, fue enviado como delegado a Francia para regularizar los asuntos de su Arquidiócesis de Aviñón, y probablemente para oponerse al concilio que Luis XI intentaba convocar en Lyon.

En 1480 fue enviado como delegado a los Países Bajos y Francia para lograr tres cosas, solucionar la disputa concerniente a la herencia Burgundiana entre Luis XI y Maximiliano de Austria, para obtener la ayuda de Francia contra los Turcos, y para lograr la liberación del Cardenal Balue a quien Luis XI había tenido en custodia estricta desde 1469 a causa de actos traicioneros.

Después de completar exitosamente su misión volvió a Roma al comienzo de 1482, acompañado por el liberado Cardenal Balue.

Después de la muerte de Sixto IV el 12 de agosto de 1484, jugó un papel vergonzoso en la elección de Inocencio VIII, empeñó todos sus esfuerzos en asegurar la elección de un papa que pudiera estar a sus servicios y para lograr la elección de su candidato (Cardenal Cibo) no tuvo escrúpulos en recurrir al soborno.

Cibo ascendió al trono papal como Inocencio VIII el 29 de agosto de 1484, y fue grandemente influenciado durante los ocho años de su pontificado, por Giuliano.

Después de la muerte de Inocencio VIII el 25 de julio de 1492, nuevamente aspiró al papado pero su gran influencia durante el pontificado de Inocencio y su pronunciada simpatía por Francia había provocado una repulsión hacia él por parte de los cardenales.

Rodrigo Borgia fue el candidato exitoso, y ascendió al trono papal como Alejandro VI el 11 de agosto de 1492. Debido a su personal aversión hacia los Borgia y temiendo por su seguridad en Roma, se retiró hacia su fortificado castillo en Ostia hacia fines de 1492. En julio de 1493 se trasladó hacia Génova a la corte de Carlos VIII de Francia.

Después de la muerte de Alejandro el 18 de agosto de 1503, volvió a Roma el 3 de septiembre para tomar parte de la elección del nuevo papa, pero fue Francisco Piccolomini quien ascendió al trono papal como Pío III, pero murió el 18 de octubre de 1503, después de un reinado de solamente veintiséis días.

Papado

El cónclave comenzó el 31 de octubre de 1503 y después de unas pocas horas los cardenales unieron sus votos en Giuliano, quien como papa tomó el nombre de Julio II. A pesar de que el soborno fue una de las claves de su elección, el nuevo papa decretó de inmediato ilegales y sujetas a condena todas las futuras elecciones influidas por simonía. Su principal preocupación fue la reunificación y expansión de los Estados pontificios. Se unió a la Liga de Cambray (1508) contra la república de Venecia, y creó la Liga Santa contra Francia con el apoyo de Venecia y España.

Gracias a su profundo interés por el arte, se construyeron muchos edificios en Roma. Proyectó la construcción de San Pedro del Vaticano, cuya primera piedra colocó él en 1506. Fue mecenas y amigo personal de maestros renacentistas como Bramante, Rafael y Miguel Ángel, a quien encargó los frescos de la Capilla Sixtina y las soberbias estatuas para su tumba papal. Estableció la guardia suiza (1506). Convocó el concilio de Letrán (1511) para contrarrestar al concilio de Pisa organizado por Luis XII de Francia.

Concilio de Letrán V

Artículo principal: Concilio de Letrán V

Fue convocado por Julio II el 18 de julio de 1511 en la ciudad de Roma, según la convocatoria este debía comenzar el 19 de abril de 1512, pero debido a las operaciones militares que se estaban desarrollando en el norte de Italia, no comenzó hasta el 3 de mayo del mismo año.

El objeto primordial de este concilio era poner coto a las herejías, reformar la Iglesia, analizar el apoyo a la cruzada contra los infieles y eliminar los cismas existentes, para tener éxito en este último aspecto el Papa quería neutralizar lo más rápido posible las actuaciones del anticoncilio de Pisa (1409-1411). Como añoraba el Papa el último objetivo se logró con con relativa facilidad lo que permitió que el rey de Inglaterra y Fernando el Católico (1474-1516) tomaron partido por el papa y apoyaron el concilio. Poco después, lo haría también el emperador Maximiliano (1493–1519), declarándose contra el conciliábulo de Pisa.

Muerte

Julio II falleció en Roma el 21 de febrero de 1513.

Fuentes