Saltar a: navegación, buscar

Clemente I

San Clemente
Información sobre la plantilla
Papa de la Iglesia católica
88 - 97
Clemente I 1.jpeg
PredecesorAnacleto
SucesorEvaristo
Información personal
Nombre secularClemente Romano
TítulosSanto y martir
NacimientoDesconocida
Roma, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento23 de noviembre de 97
Quersoneso, Bandera de Ucrania Ucrania
Santidad
Festividad23 de noviembre
PatronazgoCastromonte (Valladolid, España)

San Clemente o Clemente I Papa de la Iglesia Católica Apostólica Romana, el tercer sucesor de San Pedro y gobernó a la Iglesia desde el año 88 hasta el 97.

Síntesis biográfica

Religioso cristiano de finales del siglo I, obispo de Roma, y en tanto que obispo de la ciudad eterna, la Iglesia católica lo considera su cuarto papa. Elegido en el año 88, murió en 97. Exiliado por el emperador Trajano al Ponto, fue arrojado al mar con un áncora al cuello. Su identificación con el autor de la célebre Epístola a los Corintios cuyo nombre aparece inscrito en todas las versiones de los manuscritos es opinión concorde y formulada ya en tiempos muy antiguos. Clemente habría gozado del trato con los apóstoles y recibido el elogio de San Pablo por la colaboración prestada a los filipenses (Filipenses 4:3). Se lo venera como santo y mártir en la Iglesia católica y su festividad se celebra el 23 de noviembre. En Roma existe una antiquísima basílica, la Basílica de San Clemente de Letrán, levantada sobre su tumba.

Papado

El Papa Clemente I (llamado Clemente Romano para distinguirlo del alejandrino), es el primero de los sucesores de San Pedro y el primero de los Padres Apostólicos. Su fiesta se celebra el 23 de noviembre. Ha dejado un escrito genuino, una carta a la Iglesia de Corinto, y muchas otras que se le atribuyen.

Su mandato como jefe de la Iglesia transcurre entre los tiempos de los emperadores Domiciano y Trajano.

Corintios

El año 96 escribió una carta a los Corintios, que es el documento papal más antiguo que se conoce (después de las cartas de San Pedro). En esa carta da muy hermosos consejos, y recomienda obedecer siempre al Pontífice de Roma. Entre otras cosas dice:

"el que se conserva puro no se enorgullezca por ello, porque la pureza es un regalo gratuito de Dios y no una conquista nuestra".

La carta toca entre otros temas de trascendencia para el cristianismo en expansión, la sucesión apostólica del oficio sacerdotal y la constitución de las comunidades.

Entre otros apartes de la misma expone la doctrina dogmática del primado de la Iglesia romana, reflexiona sobre el tema de la resurrección de los muertos y la armonía que rige en el orden del mundo. Relata la época de los cristianos mártires perseguidos por Nerón y Domiciano y da testimonio de la misión evangelizadora cumplida por San Pablo en España.

Destierro

Por ser cristiano fue desterrado por el emperador Trajano a Crimea (al sur de Rusia) y condenado a trabajos forzados, a picar piedra con otros dos mil cristianos. Las actas antiguas dicen que éstos le decían:

"Ruega por nosotros Clemente, para que seamos dignos de las promesas de Cristo".

Crimea

Las Actas antiguas añaden que allá en Crimea convirtió a muchísimos paganos y los bautizó. Los obreros de la mina de mármol sufrían mucho por la sed, porque la fuente de agua más cercana estaba a diez kilómetros de distancia. El Santo oró con fe y apareció allí muy cerca una fuente de agua cristalina. Esto le dio más fama de santidad y le permitió conseguir muchas conversiones más.

Martirio

Un día las autoridades le exigieron que adorara a Júpiter. El dijo que no adoraba sino al verdadero Dios. Entonces fue arrojado al mar, y para que los cristianos no pudieran venerar su cadáver, le fue atado al cuello un áncora. Pero una gran ola devolvió su cadáver a la orilla.

Honores póstumos

Los creyentes cristianos dedican la fecha del 23 de noviembre a recordar su martirio.

Legado

  • Restableció el uso de la Confirmación según el rito de San Pedro.
  • Empieza a usarse en las ceremonias religiosas la palabra Amén.
  • Cartas a los Corintios.

Véase también

Fuentes